Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Las posibilidades de la red en el socialismo

Miércoles 3 de febrero de 2010. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

La República Popular Democrática de Corea va contra la tendencia de Occidente de protección de datos, persecución del libre intercambio de archivos y cultura y el cobro por acceder a materiales y artículos científicos. Por Juan Nogueira López, Asociación de Amistad con Corea.

El pasado mes de noviembre, el Ministerio de Salud Pública y el Hospital Kim Man Yu de Pyongyang establecieron el sistema de telemedicina. Esta innovación ha requerido meses de esfuerzo tecnológico, interconectando a través de la intranet los hospitales provinciales con el hospital central Kim Man Yu.

De esta forma, cualquier hospital provincial o municipal puede consultar en cuestión de minutos datos, resultados de equipos de diagnóstico e imágenes con un equipo especial instalado en el Hospital Central, donde se cuentan con los medios más avanzados del país. De esta forma, se pueden conseguir segundas opiniones y diagnósticos precisos sin desplazar a los pacientes y es posible aplicar tratamientos complejos sin desplazarse de los hospitales provinciales.

Además, se ha establecido a través de videoconferencia un servicio de formación a distancia, impartido por catedráticos, médicos especialistas y profesionales de la salud, sin que profesores o alumnos abandonen sus puestos de trabajo.

El sistema de telemedicina lleva desde entonces funcionando a alto rendimiento y se están pensando posibilidades de extensión a más ámbitos. Precursor de este sistema fue la tele-formación en la enseñanza universitaria, que comenzó impartiéndose en la Universidad Kim Chaek.

Las clases se graban y se pueden seguir en directo desde cualquier punto del país. Al final de las clases, los profesores responden a preguntas de los alumnos por medios digitales. Las clases quedan almacenadas y se pueden consultar en cualquier momento. También se pueden plantear preguntas por e-mail. En el primer año de funcionamiento, más de 120 clases fueron restrasmitidas a través de este sistema.

Desde luego es más provechoso acudir a la clase de forma presencial, ya que el centro está dotado de modernos sistemas de presentaciones, imagenes 3D, audio,... Pero la posibilidad de acceder a unos conocimientos avanzados, aún sin participar de forma presencial en la clase, es un gran avance.

También existen numerosos programas de aprendizaje a través de software, por medio de programas de pregunta y respuesta, de reconocimiento de voz para aprendizaje de idiomas y de formación individualizada (avanzando en función del conocimiento personal, saltando rápido aquello que ya se domina y con muchos recursos para mejorar allá donde se necesita un refuerzo).

Es muy significativo contrastar este uso que Corea da a los recursos online con la tendencia que se va imponiendo en Occidente, más ligada a la protección de datos, la persecución del libre intercambio de archivos y cultura y a cobrar por acceder a materiales y artículos científicos. Bajo el socialismo, no se le ponen barreras al conocimiento, sino que este se pone al servicio del pueblo.

Mientras tanto, el capitalismo tiende a la mercantilización y, en consecuencia, a la restricción. Desde luego, Corea no ha agotado las posibilidades que la red da a la formación. La exploración de este campo sólo está en sus primeros pasos y existen numerosos limitantes, como el bloqueo económico al que se ve sometido el país.

Fuente: Kaoenlared

Universidad Kim Chae

titre documents joints

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/2631