Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Nodo50 1994-2008, una breve visión personal

Lunes 24 de marzo de 2008. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

«Por haber participado y trabajado en Nodo50, y de alguna manera haber contribuido a desarrollar esa herramienta de trabajo, he tenido ocasión de conocer de cerca diversas maneras de entender el ciberespacio. La diferencia entre una relación instrumental y una relación constructiva no es un simple matiz para rizar el rizo. Se trata de un aspecto crucial en lo que respecta a la manera de acercarse a los retos tecnológicos, económicos y organizativos que el proyecto plantea pues, si Internet es una herramienta, entonces abordamos esos retos con criterios de facilidad, baratura y/o eficiencia, mientras que si lo que queremos es construir Internet, entonces debemos dotarnos de criterios de valor internos a eso que estamos construyendo, criterios inmanentes, específicos del medio y que, tal vez, pongan en cuestión otros valores más tradicionales.» Marga Padilla , Por qué Nodo50 ha dejado de interesarme

Bueno, bueno, bueno... aunque parezca increíble, Nodo50 ha cambiado el diseño de su página. Lo mejor de todo es que su apariencia estaba tan tan desfasada que, a mi parecer, ya era otra vez moderna... o bueno, retro-moderna: sería algo así como querer sacar una web activista de aires vintage. Aún así, se agradece mucho el cambio de diseño, ya que ahora es un portal mucho más funcional y cómodo... pero siempre tendremos un hueco en nuestro corazoncito para esa austera cabezera, que fué el logo de la casa durante tanto tiempo. El tiempo pone a todo el mundo en su sitio, y si he querido abrir esta entrada con un fragmento de un -en su momento- polémico texto de una persona vinculada a sinDominio, ha sido para evidenciar el fracaso y actividad residual de un proyecto surgido o salido de Nodo50 -sinDominio, precisamente- que partió de premisas que a la larga resultaron erróneas, por más que fuera muy interesante su vinculación original con algunos centros sociales de la época. Hay disponible una extensa entrevista a dos miembros de sinDominio de hace unos pocos años, para quien tenga especial interés en el tema... Por cierto, también hay disponible una transcripción de una charla de mi amiga Sara, que resume perfectamente el pasado y actualidad de Nodo50.

Quiero aclarar que yo también participé y trabajé en Nodo50, y aunque diversas circunstancias políticas y personales me hicieron abandonar el proyecto, tengo que reconocer que mi periplo por el Nodo ha sido de las experiencias más interesantes de mi vida, y de las que más he aprendido... Como decía, el tiempo pone a todo el mundo en su sitio, y el Internet del 2008 poco o nada tiene que ver con aquel lejano 1994 y esa BBS original. Pero a pesar de todo el tiempo que ha pasado y la evolución que ha tenido el proyecto, Nodo50 sigue igual en lo sustancial: una inmejorable plataforma para que activistas, colectivos y redes puedan difundir sus ideas, actividades y contenidos a través de la Red, ahora incluso emitiendo radio por streaming... Recuerdo perfectamente que mi primer contacto directo con el software libre -uno de los pilares básicos del proyecto de Nodo50- fué en su aula de la calle Hileras, muchos años antes de entrar en el proyecto y de tener claro que hacer con mi vida, a nivel vital y político. Creo que es un error que Nodo50 al final se haya hecho del todo virtual y renuncie, por las razones que sean (imagino totalmente justificadas) a tener un local por donde pueda pasarse la gente a dejar o recoger material, preguntar dudas, organizar cursos etc etc

Si hiciéramos una encuesta entre el activismo ibérico de todos y todas las que pasamos por esa increíble cantera en el uso del software libre que fué Aula50, las cifras darían vértigo... y además se evidenciaría la importancia de uno de los aspectos creo que menos conocidos y/o valorados de Nodo50: la increíble labor formativa que realizó el proyecto durante años y años, dando una formación de calidad, muy difícil de encontrar en otras partes y encima, a precios absolutamente populares, casi testimoniales. Esperemos que, aunque ya hay infinidad de revistas relacionadas con GNU/Linux, su uso se haya popularizado en las universidades y está disponible abundante documentación en la Red, algún día puedan ser retomados esos cursos que la gente tanto echa de menos, que además servía de interesante punto de encuentro para activistas y gentes interesadas en el software libre, venidos muchas veces de diferentes partes del estado. Muchas cosas no se aprecian de verdad hasta que se pierden...

Repasar la historia más "política" de Nodo50, de las campañas que ha apoyado o participado y de los colectivos que lo han utilizado de una u otra manera para difundir sus ideas y actividades -estando sus webs alojadas o no en los servidores del Nodo50- es repasar la historia de los movimientos sociales de finales del siglo XX y principios del XXI. En la historia y página central del Nodo50 ha estado todo, absolutamente todo: el auge y la popularización de las nuevas tecnologías dentro del activismo, el fracaso de las ONGs (por ejemplo, Sodepaz, de donde surge Nodo50) como un actor político verdaderamente relevante, el arco activista llamado movimiento antiglobalización -que se inicia con la Campaña 50 Años Bastan y que empieza a colapsar con la muerte de Carlo Giuliani en Génova-, todas y cada una de las diversas encarnaciones del movimiento antifascista, las complejas relaciones de los movimientos sociales con la izquierda abertzale, la evolución de los Centros Sociales desde la época de Lucha Autónoma a la actualidad, las Semanas de Lucha Social y el actual Rompamos el Silencio de Madrid, las distintas movilizaciones estudiantiles, de inmigrantes, los Hacklabs, las movidas de V de Vivienda... y seguro que me dejo algunas cosas, por supuesto.

Desde mi punto de vista, creo que hay debates que deberían ser superados. La mejor manera de que los colectivos y redes puedan difundir su mensaje no es eligiendo entre medios convencionales o alternativos. Ese ya no es el debate, aunque haya gente que quiera seguir forzándolo. Los colectivos y redes deben tener sus propios medios de comunicación -bien estructurados, con materiales fácilmente legibles, fotos y audios de calidad- para poder difundir sus contenidos y ser citados cuando sea necesaro, y sólo así, es cuando se consigue ir apareciendo en los medios de comunicación de masas, dificultando así enormemente la manipulación y la caricaturización que suele ser habitual. Nodo50 ha sido y es un proyecto que ha ayudado muchísimo para que los movimientos sociales de este y otros estados (no olvidemos todos los colectivos y redes de América alojados en sus servidores) puedan ir apuntalando sus propias webs y gestores de contenidos, y sólo por eso, creo que todo el periplo del proyecto ha merecido la pena, con sus luces y sus sombras.

Sirvan estas breves líneas como un homenaje personal a un proyecto al que tengo especial cariño, más que nada porque jamás me han denegado ayuda o me han dejado tirado en las innumerables ocasiones en las que se lo he requerido (a veces con cosas sensantas, otras embarcado en verdaderas locuras), que os aseguro han sido muchas. En todas la movidas en las que de alguna manera he necesitado a Nodo50 -mov.antiglobalización, colectivos de barrio, mov.antimilitarista, sindicalismo- ellas/os siempre han estado ahí. Lo mínimo que puedo hacer es reconocérselo y agradecérselo... y de ahí el motivo de este escrito. Va por ustedes.

Ahora y siempre... nos vemos en las calles.

Publicado en Estoy Descentrado

Más noticias relacionadas en Nodo50
Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/246