Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

La Fiscalía reacciona ante los últimos datos sobre Anza

Sábado 3 de octubre de 2009. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Un cuerpo policial español habría enterrado a Jon Anza en suelo francés

Maite UBIRIA - GARA

La información publicada ayer por este diario [Gara] ha provocado una respuesta inusualmente rápida por parte del tribunal que investiga la denuncia por la «desaparición inquietante» de Jon Anza, depositada por la familia del militante de ETA el pasado 18 de mayo. La fiscal Anne Kayanakis convocaba ayer tarde a un nutrido grupo de medios, tanto vascos como franceses, para transmitirles -vía su adjunto, Marc Mariée- que toma nota de lo publicado y que seguirá todas las pistas.

Antecedentes

:: Un cuerpo policial español habría enterrado a Jon Anza en suelo francés. GARA
::ETA responsabiliza a los gobiernos español y francés de la desaparición de Jon Anza.GARA
:: El refugiado donostiarra Jon Anza está desaparecido desde el pasado 18 de abril. GARA
:: Supuestos policías secuestran a un ataundarra en Donapaleu dos horas y le exigen colaborar. GARA
:: Lander Fernández anima a plantar cara a nuevos casos de acoso policial.GARA
:: El ex preso Alain Berastegi denuncia haber sido secuestrado durante siete horas y torturado por supuestos policías. GARA

...

La información publicada ayer por GARA corrió con rapidez por las redacciones de los medios de comunicación en Ipar Euskal Herria. Desde primera hora de la mañana, las principales radios, tanto las que emiten en euskara como las que lo hacen en francés, se hacían eco de la información y algunas de ellas buscaban a continuación una primera respuesta oficial en el tribunal en que se investiga la desaparición de Jon Anza.

A lo largo de la mañana, la fiscal que dirige la investigación, Anne Kayanakis, atendía telefónicamente a los distintos medios que demandaban sus explicaciones sobre una información que sitúa no ya sólo la desaparición, sino también la presunta muerte del militante de ETA en un territorio bajo jurisdicción de la República francesa.

Contactada por «Le Journal du Pays Basque», Kayanakis afirmaba con cautela: «No puedo creer a pies juntillas lo afirmado por el diario GARA, porque no dispongo de datos objetivos que avalen la explicación publicada, pero del mismo modo digo que esta fiscal está a disposición de todo aquel que pueda aportar informaciones fidedignas en relación al caso y a poner de nuestra parte todos los medios necesarios para proceder, si ello es posible, a la verificación de tales informaciones».

«La Fiscalía no descarta ninguna hipótesis» titulaba a las 17.22 la primera agencia francesa, AFP, su información sobre la reacción oficial a las nuevas revelaciones sobre la suerte corrida por el ex preso donostiarra residente en Ahetze (Lapurdi).

Entre la conversación telefónica mantenida por el citado diario con la procuradora y la nota de la AFP habían trascurrido cinco horas. Y lo que es más significativo, un fiscal adjunto, Marc Mariée, reunía a un nutrido grupo de periodistas en su despacho del Tribunal de Justicia de Baiona.

Una búsqueda infructuosa

Medios vascos, pero también franceses, acudían a una convocatoria informativa de urgencia y para nada habitual. A las 16.00, Marc Mariée, iniciaba, rodeado de cámaras y micrófonos, una declaración en la que remarcaba la idea de que, al igual que el 18 de mayo, cuando la abogada de la familia Anza, Maritxu Paulus-Basurko, depositó una denuncia por «desaparición inquietante» del militante vasco, «hoy seguimos sin disponer de datos fehacientes sobre lo ocurrido a esta persona».

El fiscal adjunto remarcó después que «se han puesto todos los medios necesarios para proceder a la localización de Jon Anza, pero todas las búsquedas han sido infructuosas».

El propio Mariée resumió la información publicada por GARA comentando que este diario «ha dado una explicación a la desaparición de Anza que implicaría a policías españoles», para afirmar de inmediato que «hoy por hoy esta Fiscalía no dispone de ningún elemento objetivo que nos permita ni confirmar ni restar fuerza a esta tesis».

En la segunda parte de su declaración, el fiscal adjunto de Baiona no sólo no desmintió la información, sino que puso de manifiesto el interés del Ministerio Público en profundizar en las revelaciones del diario para tratar de verificarlas. «Tanto la fiscal como yo mismo queremos mostrar nuestra disposición absoluta para recibir tanto esas informaciones como otras que puedan aparecer y que puedan servirnos para reorientar la investigación», añadió.

Para ello, la Fiscalía se pondrá en contacto con la abogada de la familia para «solicitarle su mediación» en un intento de acceder a las nuevas informaciones que han visto la luz trascurridos más de cinco meses desde la desaparición del militante de ETA.

«No me planteo tesis políticas, busco la verdad», respondía vía telefónica Kayanakis a la pregunta de si las revelaciones hechas por GARA refuerzan las denuncias sobre «un rebrote de la guerra sucia».

En la misma línea, su «segundo de a bordo» se mostrada ya por la tarde ciertamente incómodo al ser preguntado por los periodistas sobre las derivaciones políticas del «caso Anza».

«¿Cuáles serían las implicaciones para el Gobierno francés de demostrarse el secuestro y muerte en su territorio de esta persona?», le preguntó un periodista. El fiscal adjunto respondió tajante: «No hay respuesta». La misma fórmula le sirvió para eludir esta otra cuestión: «¿Los servicios policiales españoles están colaborando con ustedes para esclarecer este caso?».

Significativamente, la única mención a Madrid que realizó el ayudante de la fiscal Kayanakis fue al referir que la información de GARA «implicaría» a agentes de este país en la eventual muerte y entierro de Anza «en suelo galo».

Por la mañana, Kayanakis había hecho una encendida defensa de la honorabilidad de la Policía francesa y rebatió cualquier acusación hacia sus miembros. «No guardo duda alguna sobre la lealtad y el comportamiento en el marco estricto de la ley de la Policía francesa», manifestó.

Sin que se le preguntara expresamente por ello, Kayanakis restó valor a «cualquier hipótesis» que pueda apuntar a que agentes franceses hayan podido ser «testigos mudos» de un operativo ilegal en su territorio. «No contemplo en ningún caso, ni siquiera a título de hipótesis de trabajo -matizó-, que se haya podido producir una situación en la que policías franceses hayan mirado a otro lado, y por tanto, mucho menos que hayan podido colaborar en hechos como los que se apuntan» en la información referida por GARA.

Cae la «versión Rubalcaba»

La fiscal que conduce la investigación sobre la desaparición y eventual muerte de Jon Anza ha concedido en los últimos meses varias entrevistas.

La última de ellas aparecía en las páginas de «Le Journal du Pays Basque» el pasado 12 de setiembre. A preguntas de la directora del diario, Goizeder Taberna, la fiscal venía a cuestionar la «versión oficial» aportada por el Ministerio de Interior español tras la publicación de un comunicado en el que ETA revelaba que Anza era militante de la organización armada.

En aquel comunicado, ETA explicaba que el 18 de abril Anza cogió un tren en la estación de Baiona con destino a la localidad occitana de Toulouse. Allí debía acudir a una cita con miembros de la organización armada, a la que el ex preso político donostiarra iba a entregar una suma importante de dinero. Anza nunca llegó a ese encuentro.

Rubalcaba interpretó ese comunicado en clave de «delación» por ETA de uno de sus miembros que habría «huido con el dinero». En la entrevista concedida por la fiscal de Baiona, ésta expresaba sutilmente: «Por lo que tengo entendido, no es precisamente habitual que ETA denuncie a sus miembros para que los detenga la Policía».
hipótesis abiertas

La Fiscalía no descarta ninguna hipótesis y anuncia que, por mediación de la abogada de la familia Anza, espera que se hagan llegar al tribunal «todos los datos que puedan aparecer» para ayudar a esclarecer la desaparición de Anza.
Familiares de Jon Anza y víctimas de la guerra sucia comparecen hoy en Hernani

Familiares de víctimas de la guerra sucia, acompañados por familiares, amigos, abogados y compañeros de prisión de Jon Anza, llevarán a cabo esta mañana una comparecencia pública en Hernani. La rueda de prensa, que se anuncia a las 11.40 en la Casa de Cultura del municipio guipuzcoano, contará con la presencia de familiares de Lasa y Zabala, según se adelantó en la convocatoria enviada a los medios. En ella también se concreta que se realizará una valoración sobre los últimos datos sobre la desaparición de Anza.GARA

... Los suyos

El adjunto a la Fiscalía no aclaró si Madrid colabora con Baiona para esclarecer el caso. Sólo mencionó una vez a policías españoles para decir que «la información de GARA les implicaría».

LOS NUESTROS...

La fiscal Kayanakis es tajante: no contempla que los policías franceses puedan ser «testigos mudos» y mucho menos colaborar con actos como los apuntados en la información de GARA.
Silencio absoluto en los medios españoles y movimiento en los franceses

Ante la información que ayer publicó GARA con nuevos datos sobre las pesquisas en torno a la desaparición del ex preso político donostiarra Jon Anza, un hermético mutismo fue levantado por parte de las autoridades y medios de comunicación españoles, así como por la práctica totalidad de las formaciones políticas vascas.

Salvo en la edición digital de «Berria» y en los boletines radiofónicos del grupo EiTB -también lo hizo por la noche en sus canales televisivos- los medios con mayor difusión en Hego Euskal Herria ni siquiera mencionaron la información.

En cambio, los medios de Ipar Euskal Herria y los de ámbito francés se hicieron rápidamente eco de lo publicado por este diario. Tanto, que el adjunto a la fiscal de Baiona convocó a los medios de comunicación en su despacho de la capital labortana. A esa comparecencia, abarrotada de periodistas, acudieron medios de París e, incluso, periodistas de más de un medio español. Sin embargo, ninguno de ellos se hizo eco en sus webs de los datos revelados por GARA .

La agencia de información Efe difundió un escueto teletipo a media tarde, en el que se recogían algunas de las respuestas que ofreció el adjunto del fiscal de Baiona en la comparecencia pero no la información publicada por GARA. La agencia informó de que la Fiscalía aseguró que no existe nada que indique que el cuerpo de Jon Anza pueda estar enterrado en suelo francés, aunque lo cierto es que también indicó que no cuentan con ningún elemento que sugiera lo contrario.

Lo que aún resultó más llamativo fue el hecho de que ninguna formación política vasca valorase una información en la que se implica a las Fuerzas de Seguridad del Estado español en el secuestro y la muerte de un ciudadano vasco, siguiendo así con la tónica en el que se mantienen la mayoría de ellas desde la desaparición de Anza, con la salvedad de las reiteradas interpelaciones realizadas por la izquierda abertzale o la que en agosto le realizó el jeltzale Joseba Egibar al ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Por su parte, el movimiento pro amnistía indicó, a través de un comunicado, que la desaparición de Anza se enmarca dentro de otro episodio de la guerra sucia, habida cuenta de que, según afirmaron, en los últimos meses se han repetido casos de secuestros, interrogatorios, torturas y amenazas sobre ciudadanos vascos. Además, emplazó a la clase política y a las instituciones a que rompan «el silencio en el que se han enrocado» y que tomen una posición clara ante la desaparición de Anza.GARA

::Fuente: GARA

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/2201