Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Juicio al independentista asturianu Fer G.R.

Viernes 9 de enero de 2009. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

El 12 de enero Fer será juzgado en la Audiencia Nacional. Textos, Audio, Video y Fotos.

Tres años después de que Fer fuera detenido y acusado, a través de informes policiales y noticias en prensa, de la comisión de 22 atentados en Asturies la Audiencia Nacional notifica que la fiscalía quiere procesar al militante asturiano por un presunto delito de estragos terroristas con el atenuante de tentativa. Una petición fiscal que suma 8 años de prisión.

Fernando G.R. se enfrenta el día 12 de Enero en Madrid al juicio arropado por las muestras de solidaridad en los últimos actos sucedidos en Asturies para pedir la libertad del joven independentista. Fernando acaba de publicar Amarraza. 102 dies baxu la llei antiterrorista donde relata todo lo ocurrido desde momentos antes de su detención, el resto, se escenificará el lúnes 12 de enero en el juzgado, donde llegará acompañado por solidarixs desde Asturies que invitan a participar en una concentración junto a la Audiencia Nacional.

Fer será juzgado en la Audiencia Nacional este lunes 12 de enero.
El juicio se celebrará en la Sala 4ª de lo penal que preside la magistrada Ángela Murillo.

La petición fiscal es de 8 años de prisión por un presunto delito de estragos terroristas con el atenuante de tentativa, lo cual deshace parte del montaje mediático-policial que Fer padeció desde su detención, por el cual le acusaban de colaboración con diversas bandas armadas y 22 atentados perpetuados en Asturies durante los años anteriores.

Los antecedentes: 102 días de prisión

Fer fue detenido en la madrugada del 12 al 13 de Septiembre de 2005 bajo acusación de atentado. Dos días después de que la policía reprimiera duramente una concentración contra el racismo en Cangues d’Onis, y en mitad de un proceso de exigencia de responsabilidades a Delegación de Gobierno por lo ocurrido desde amplios sectores políticos y medios de comunicación asturianos.

A Fer se le aplicó la Ley Antiterrorista. Fue sometido a incomunicación, le negaron la llamada de teléfono y la asistencia de su abogada. La policía no hizo público su estado de salud y los motivos de su detención. Hasta el día 15 de Septiembre no hubo noticias. Esa mañana Delegación de gobierno informó de la acusaciones que recaían sobre Fer: era la colocación de bombas en sedes de partidos e instituciones públicas, y le incriminaban como "principal organizador de movilizaciones y actos de apoyo al entramado del MLNV y de ETA, siendo el principal aglutinante de todos los grupos radicales asturianos afines a la citada organización terrorista". Incluso mediante informaciones policiales aparecidas en rensa se le intentaba vincular al IRA.

Fer aparecía por tanto, gracias a los relatos que ofrecía Delegación de Gobierno a prensa, como el principal sospechoso de la colocación de artefactos en la Casa’l Pueblu de Sama en dos ocasiones, a las oficinas del INEM de Pola de Siero, Cangues d’Onís y Pravia, la Casa’l Pueblu de Mieres, a la misma Delegación de Gobierno en Asturies, a las sedes del PP en Candás, Sotrondio y Posada, las sedes del PSOE en Infiestu, Lluanco, Noreña y Teberga, la sede de IX en Xixón, las oficinas de CCOO en Xixón, el cuartel de la Guardia Civil en Villaviciosa y el colegio electoral de Grau. En total: se le acusaba de la colocación de 22 artefactos explosivos desde 2001. Algunos de ellos colocados simultáneamente en distintos puntos de Asturies.

El clima mediático, promovido por las informaciones oficiales, dictaminan su condena de antemano en prensa. Publicaron sus datos personales, fotografías y cualquier información para hacerle responsable de los 18 atentados. Toda una campaña que buscó la criminalización de la izquierda asturiana, en especial de los colectivos en los que Fer militaba o había militado.

El 16 septiembre el juez de la Audiencia Nacional Félix Degayón decretó su ingreso en prisión incondicional. Fue trasladado a la cárcel de Navalcarnero, a más de 500 km de su hogar. Durante su estancia prácticamente no abandona el módulo de aislamiento, y su caso permanece bajo secreto de sumario, lo que impedía conocer con detalle la acusación judicial y preparar su defensa. Todo ello consecuencia de la aplicación de la Ley Antiterrorista, ley que permite reclusiones de hasta cuatro años en prisión preventiva, sin existencia de juicio, ni una acusación firme, y sin que el acusado conozca las pruebas que se presentan contra él.
A finales de noviembre le trasladan a Segovia.

Durante tres mese y medio la sociedad asturiana se solidarizó en una fuerte campaña de solidaridad por Fer y de denuncia ante la situación de privación de derechos y libertad. Hubo asambleas, concentraciones semanales en la Plaza del Parchís (Xixón), viaje y concentración ante la cárcel de Navalcarnero, conciertos, jornadas informativas, y todo tipo de actos solidarios en distintas partes del estado.

Fer llibertá! fue una campaña que reclamaba su libertad inmediata, que denunciaba la violación de derechos a la que fue sometido, que pedía la derogación de la ley Antiterrorista, que denunciaba la campaña mediática criminalizadora de las ideas, las personas, las organizaciones y los movimientos sociales en general de la izquierda asturiana. Se exigía el levantamiento del secreto del sumario, la garantía de la presunción de inocencia y su traslado inmediato a Asturies.

Solidaridad con Fer

De nuevo, varios han sido los actos de solidaridad con Fer desde que se hizo público su llamamiento ante la Audiencia Nacional.
Los últimos han sido la manifestación que el 3 de enero recorrió las calles de Xixón y el posterior concierto en la Casa Sindical.

Crónica de la manifestación en Glayiu por Sofitu: Sabadu 3 de solidaridá con Fer

Video de la manifestación y lectura del comunicado, 3 de xineru 2009

Fuente: Guayes de señardá

Concentración ante la Audiencia Nacional

Desde Sofitu se llama a una concentración ante la Audiencia Nacional el día que juzgan a Fer, lunes 12 de enero a las 10:30 horas.

Desde Asturies saldrá un autobús que llevará a Madrid a toda la gente solidaria. Las salidas son:

- A las 2:00 horas desde la estación de FEVE de Xixón

- A las 2:30 horas desde la plaza La Gesta d’Uviéu

Más información sobre el viaje en Sofitu

Número de cuenta en solidaridad

Sofita a Sofitu: númberu de cuenta de Caxastur 2048 0000 23 0340142034

Entrevistas radiofónicas a Fer

Extracto del programa radiofónico Comunes del 8 de Enero de 2009, entrevista a Fernando G.R. en castellano:

Programa completo en mp3: http://www.archive.org/details/ProgramasRadioComunes5.-812009


Extracto del programa radiofónico Ixuxu del 4 de Enero de 2009, entrevista a Fernando G.R. en asturianu:

Web del programa: Ixuxu

Extracto del libro:
Amarraza. 102 díes baxu la llei antiterrorista

Amarraza. 102 díes baxu la llei antiterrorista, escrito por Fernando G.R.
388 páginas.
Portada color.

Pedidos: sofitu(arroba)nodo50.org

Traducción al castellano de lás 3 primeras páginas del capitulo 1 de Amarraza. 102 díes baxu la llei antiterrorista

«

L’Infiestu, Piloña, Asturies.
Martes 13 septiembre de 2005, 3:04 horas.


—¡¡Mierda!!¡¡Me cago en Dios!!

Las luces de dos focos acaban de alumbrar el espejo retrovisor de mi coche.

No hacia falta, pero echo una mirada hacia atrás y me aseguro de que el retrovisor no me engaña. Un coche enfila el camino calle arriba, justo enfrente de mi.

El cuerpo se pone tenso, el corazón golpea más fuerte, y la cabeza, como es normal en estos casos, se enfría para hacer un análisis rápido de lo que sucede.

Hay que olvidar los planes, no me puedo arriesgar. Abro la puerta y cojo lo que acabo de dejar junto al coche. Seguro que es un vecino, qué mala suerte, pero no me puedo arriesgar. No quiero arriesgarme yo, ni que le pueda pasar nada a alguien que pase por allí. Además seguro que le llama la atención ver un coche aquí parado, y aunque no memorice la matrícula se acordará del modelo de coche y color. Y con eso está todo dicho. No quedan muchos coches como el mío. Sé que desde hace tiempo estoy controlado y que me tienen ganas (algunas menos que yo a ellos), y cuando sepan que allí había un Fiat Uno azul van directos a por mi. No hay otra posibilidad, aunque me ahoga la impotencia, hay que esperar a que pasen y marcharme a casa sin hacer nada.

Mientras el coche sube por la carretera bajo la vista un segundo. Por entre mis piernas salen dos hilos de humo blanco. No tengo miedo, pero entre pies agarro un artefacto casero que ya tiene encendidas dos mechas directas. Lo que quiero es que pase rápido ese puto coche para cortar las mechas e irme a casa. Sé que, en teoría, todavía aguantará un poco, pero esto no es un dispositivo electrónico y no tiene cuenta atrás. Tengo confianza en que aguante unos cuantos segundos más.

Otra mirada rápida para atrás. El coche va acercándose. Yo me fundo con el asiento. Meto aire y me aprieto contra el respaldo. A ver si hay suerte y como no hay luz no me ven y así no les llama la atención ver a alguien en un coche en ese sitio a estas horas.

No hay suerte, el coche, un Renault Megane, para casi a mi lado. Su culera queda a la altura de mi puerta del copiloto.

—Mierda —tengo que irme de aquí. No puedo esperar más. Separo el aparato un poco con mis pies y pienso en arrancar el coche. Las llaves están puestas en el contacto. Me parece lo mejor. No puedo arriesgarme a que los vecinos tarden en marchar y esto me reviente el alma. Tampoco voy a ponerme a cortar las mechas delante de ellos porque daría mucho el cante y los nervios no están para tomar las cosas con calma a estas alturas.

Quiero arrancar, meter marcha atrás e irme por donde pueda para cortar las mechas y olvidar toda esta pesadilla. Me parece lo mejor, tanto para ellos como para mi.

No tuve tiempo. Y la verdadera pesadilla acaba de empezar. De pronto, sin que oyera a nadie bajar del coche, oigo un golpe seco en el cristal del copiloto. Aún sigo pensando que son unos vecinos y me parece la de Dios que se atrevan a preguntarme que hago yo allí.

Tuerzo los ojos para encontrar el cristal y comienzo a darme cuenta De vecinos nada. Una pistola golpea una y otra vez contra el cristal. Cada vez más fuerte y más rápido. Sin tiempo para reaccionar oigo otro golpe. Esta vez en el cristal de mi puerta.

La visión me funciona como a flashes. El primer flash con la primera pistola.

La cabeza va girando hacia la izquierda, pero los ojos son más rápido, y antes de que acabe de girar, se encuentran de frente con el cañón de otra pistola. Segundo flash. Segunda pistola.

Siguen los golpes y comienzan los gritos, aunque no sé que dicen. Solo sé que las dos personas gritan y mi cuerpo se realentiza. Estos segundos pasan muy despacio, a cámara lenta.

Como a fotogramas, la cabeza vuelve a girar, esta vez a la derecha, hasta encontrarse de nuevo con la primera pistola.

De vuelta a los golpes y las voces de la izquierda, las que tengo más cerca, de algunos fotogramas del giro ponen interés en lo que tengo entre los pies. Sigue saliendo humo blanco, aunque de aquí no va a salir ningún Papa.

El que me apunta desde la izquierda también intenta abrir mi puerta. Tarda en acertar porque las manillas de estos coches no son muy comunes. Además, seguro que el que agarra la pistola no es muy hábil ni muy inteligente, ni para abrir la puerta de un coche. Aunque eso no lo estaba pensando yo en ese instante.

Por fin consigue abrir la puerta, ya sé lo que me está gritando.

—¡Sal del coche! ¡levanta las manos! ¡Sal del coche! ¡levanta las manos!

La puerta está abierta del todo. Empiezo a salir del coche con las manos medio levantadas por delante para que vean que no llevo nada y no hagan ninguna barbaridad. Aunque si lo llegan a hacer tampoco pasaría nada de nada. Puedo imaginarme la versión policial y los titulares de prensa. El presunto terrorista, que llevaba una bomba activada, opuso gran resistencia a su detención. En el forcejeo con los agentes policiales el arma de uno de estos se disparó de manera accidentar contra la cabeza del peligroso terrorista proetarra que murió en el acto a pesar de la rápida intervención de los propios policías y los servicios médicos de urgencias. Antonio Trevín, delegado de gobierno, va a condecorar a los agentes que participaron en la operación al poner en peligro sus vidas. Vicente Álvarez Areces se felicita por la operación antiterrorista a pesar del fallecido, ya que evito un atentado. Ovidio Sanchez propone hacer un monumento a los policías que participaron en dicha acción y ponerlo en la Plaza de España de Uviéu, al lado de la pesetona de Franco, donde se vea bien, para el disfrute de todos los españoles. IU calla. Calla y otorga. Y de paso anuncia que seguirá apoyando al gobierno del PSOE en Asturies aunque no haya oficialidá del asturianu. La investigación judicial abierta por estos hechos se cierra al estimar el juez que no hay indicios de delito y que la policía actuó de manera muy profesional, como no podía ser de otra forma.

Aunque mejor que nada de esto haya pasado y ahora lo pueda contar. Eso sí, la cara de susto con la que salí del coche no me la quita nadie, y es que no es gustoso que te apunten con una pistola sin esperarlo.

En cuanto puse el primer pie en el suelo una mano me estaba agarrando por detrás y tirando de mi hacia afuera. Los gritos seguían, aunque las ordenes cambiaban.

—¡Al suelo! ¡Tírate al suelo! ¡Las manos atrás! ¡Al suelo!

»


Fernando G.R.

Enlaces:

Sofitu. Muerganismu Antirrepresivu Popular d’Asturies

Glayiu. Asturies na rede

Web Fer Llibertá!

Xuiciu a Fer: 12 xineru. Sofitu

12 xineru sofita a Fer n’Audiencia Nacional. Sofitu

Entrevista a Fer en "Ixuxú!!". Kaos en la Red

La fiscalía pide 8 años de prisión pa Fer. Sofitu

Fer falara n’asturianu n’audiencia nacional, el tribunal d’esceición acepta la presencia d’interprete. Sofitu

La Audiencia Nacional llama a declarar a Fer. Nodo50

Comunicado enviado por Fer desde la cárcel

Entrevista a Fer tras su puesta en libertad

info portfolio

Descargar
Doc: JPEG
Peso: 61.6 KB
Res: 520 x 736 px
Descargar
Doc: JPEG
Peso: 40 KB
Res: 520 x 370 px
Descargar
Doc: JPEG
Peso: 39.7 KB
Res: 500 x 374 px
Descargar
Doc: JPEG
Peso: 51.8 KB
Res: 500 x 374 px
Descargar
Doc: JPEG
Peso: 52.8 KB
Res: 500 x 374 px

titre documents joints

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/1282