Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

El FBI intenta acallar al IMC (Independent Media Center) y amenaza la Libertad de Expresión

Lunes 30 de abril de 2001. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Comunicado del IMC Seattle

En la tarde del 21 de abril, un día en el que se manifestaban miles de personas contra el FTAA (Free Trade Area of the Americas) en las calles de Quebec, el Independent Media Center de Seattle recibía una orden judicial por vía de dos agentes del FBI y un agente del Servicio Secreto Norteamericano. El contenido de la orden prevenía y prohibía a los miembros del IMC hacer público su contenido. Los voluntarios del IMC inmediatamente comenzaron a debatir con asesoramiento legal sobre las posibilidades de ignorar la orden. Esta mañana, 27 de abril, la jueza Monica Benton ha dictado una orden modificada permitiéndonos la difusión pública de la noticia sin la amenaza de cometer delito alguno.

La primera orden, también dictada por la jueza Benton, obligaba al IMC a proporcionar al FBI "todos los logs de conexión de los usuarios" (nota: log es un archivo que se guarda en el servidor y registra algunos datos de la actividad realizada por cada usuario) de los días 20 y 21 de abril de un servidor web cuya direccion IP (nota: manera tecnica de identificar ordenadores en internet) era considerada por el Servicio Secreto Norteamericano como perteneciente al IMC. La orden mencionaba esta acción como parte de una "investigación criminal en curso" sobre actividades que podían constituir violaciones de la ley Canadiense.

El asesor legal del IMC, David Sobel, del Electronic Privacy Information Center declaró: "Tal y como reconoce la Corte Suprema norteamericana, la Primera Enmienda protege el derecho a comunicar anonimamente en la prensa y con propósitos o intereses políticos. Una orden que fuerce a identificar información privada de un número indiscriminadamente grande de usuarios de un website dedicado a cuestiones políticas amenaza derechos constitucionales muy serios. Para proporcionar la misma protección a la prensa y a las fuentes anónimas de informacion en Internet que a los media tradicionales, el Gobierno debe estar fuertemente limitado a la hora de poder demandar y solicitar las identidades en Internet (las direcciones IP)". Un estatuto federal requiere que tales injerencias contra la prensa sean aprobadas por la
Attorney General (Fiscal General) y solo cuando todas las vías alternativas se hayan agotado. No parece que esas condiciones se den en este caso.

La orden dictada contra el IMC prohibía revelar "la existencia de esta orden o apelación, o la existencia de esta investigación a no ser o hasta que sea ordenado por este tribunal". Esa restricción tan tajante y rigurosa en un media o en una organización dedicada a la comunicacion va directamente contra la Primera Enmienda. Ironicamente, el Seattle Post-Intelligencer (periódico local) supo de la existencia de la orden por "fuentes federales" sugiriendo que el propósito de la orden de censura pretendía simplemente facilitar al gobierno el llevar el asunto de la mejor manera posible.

La orden no especificaba que actos en concreto están siendo investigados y el agente del Servicio Secreto reconoció que el IMC mismo no era sospechoso de actividad criminal. Tampoco se alegaba la violación de ninguna ley norteamericana. No esta claro hasta que punto las leyes federales permiten a la Fiscal General estos tipos de injerencias en medios facilitando investigaciones extranjeras. De acuerdo con el asesor del IMC Lee Tien de la Electronic Frontier Foundation, "este tipo de intromisión es una mas en una larga cadena de intentos onerosos y fuera de toda logica para acallar la disidencia política y el activismo. En 1956, el estado de Alabama intento forzar al NAACP (National Association for the Advancement of Colored People, organizacion antirracista) a proporcionar su lista de afiliados pero la Corte Suprema le paró los pies. Esta orden contra el IMC, incluso sin el intento de silenciamiento, es una amenaza clara a la libertad de expresión, de asociación y de privacidad."

Ante las preguntas de los miembros y colaboradores del IMC, los agentes aseguraron que su investigación tenía como objetivo la fuente de uno o dos mensajes los cuales, aseguraron, fueron "posteados" al sistema de noticas del IMC el sábado por la mañana. Estos mensajes, siempre segun los agentes, contenían documentos robados a una agencia del gobierno canadiense, incluyendo informacion clasificada relacionada con el itinerario del viaje de George W. Bush (quien se encontraba en aquellos momentos en Quebec participando en la Cumbre de las Américas). Los agentes comentaron que el Servicio Secreto fue informado de la existencia de esos mensajes gracias a un aviso de una gran red de noticias comercial (cuyo nombre no fue revelado). Los agentes fueron incapaces de indicar las direcciones, URLs o títulos de los mensajes que mencionaban. Mas aún, la orden judicial contiene direcciones IP que no son utilizadas o no están en servicio en vez de direcciones IP asignadas a websites del IMC. Sin embargo, los colaboradores del IMC han sido capaces de identificar los dos artículos mencionados y que fueron publicados en el IMC de Montreal y que coinciden parcialmente con la descripcion dada por los agentes. Estos artículos, colocados primeramente en francés y mas tarde en su versión inglesa son:

http://montreal.indymedia.org/front.php3?article_id=505

http://montreal.indymedia.org/front.php3?article_id=514

http://montreal.indymedia.org/front.php3?article_id=515

y contienen secciones de documentos pretendidamente robados de un coche de policía de la ciudad de Quebec el viernes por la noche durante las manifestaciones y disturbios contra el FTAA. Los documentos detallan las estrategias policiales para obstaculizar, dificultar y molestar a los manifestantes y sus acciones. No parece que se haya posteado absolutamente nada en alguna web del IMC relacionado con los viajes de Bush.

Aunque los agentes estaban en principio interesados unicamente en esos dos mensajes, la orden judicial exige "todos los logs de conexiones" durante un periodo de 48 horas, lo que incluye direcciones IP individuales para cada persona que envio mensajes o que visitó las páginas de la web del IMC durante las protestas anti FTAA. La asesora legal del IMC, Nancy Chang, del Center for Constitutional Rights, comenta que "la petición exagerada de información por parte del FBI suscita la duda sobre si realmente la orden pretende desanimar o amedrentar al IMC."

Los agentes llegaron al IMC hacia las 7pm. Los voluntarios que trabajan en el IMC de Seattle habian estado ocupados durante toda la tarde reuniendo información de la cobertura regional de cada IMC sobre las protestas antiFTAA recién iniciadas en Seattle y Blaine, Washington y coordinando la cobertura informativa con otras webs de la red del IMC. También se encontraban en el local en ese momento numerosos visitantes utilizando los ordenadores de uso público. Mientras los agentes hablaban con un voluntario del personal otro se dedicó a hacer llamadas telefónicas con la idea de recabar asesoramiento legal. Cuando los agentes se fueron, los miembros del IMC se reunieron para valorar la parte de la orden judicial relativa al silenciamiento del procedimiento y volvieron a contactar con unas cuantas personas que ya habían sido llamadas para asegurarse que los terminos de la orden judicial no fueran violados antes de que la asesoría legal tuviera tiempo de apreciar la situación.

Las primeras medidas intentaron contolar la difusión de la visita del FBI y el Servicio Secreto; sin embargo, algunos detalles de la historia fueron difundidos enseguida mediante un informe relativamente preciso retrasmitido en la versión radiofónica por Internet del IMC de Vermont. Inmediatamente el IMC de Seattle se inundó y saturó con llamadas solicitando información sobre lo que rápidamente se ha dado en llamar el "asalto del FBI" y diversos rumores y especulaciones empezaron a crecer y esparcirse velozmente a través de varios sistemas de noticias del IMC.

Durante unas tres horas, un grupo de voluntarios técnicos del IMC intentaron cumplir la orden federal borrando esos mensajes del IMC de Seattle y de otros websites del IMC segun iban apareciendo. Sin embargo, esto tuvo el efecto contraproducente de confirmar las peores sospechas de los periodistas independientes que colaboran con el IMC y que, al postear mensajes especulando sobre ciertos sucesos que ocurrian en el IMC de Seattle, veían como sus mensajes desaparecían pocos minutos después. Los voluntarios desistieron hacia media noche de esa táctica patosa para controlar los rumores cuando quedó patente que su intento solo servía para alimentar los rumores y que, seguramente, la historia ya había traspasado las fronteras del IMC y se extendía imparablemente. La acción de borrado de mensajes fue únicamente motivada por el miedo a violar la parte de silenciamiento que acompañaba a la orden judicial incluso antes de que los asesores legales hubieran tenido oportunidad de echar un ojo al documento. Nos arrepentimos de la confusión y abatimiento que se creó en la mayoría de los usuarios del IMC durante este borrado de mensajes y de la frustración general debida a la orden de silenciamiento.

Desde que el incidente ocurrió numerosos rumores falsos pero persistentes han tomado forma; algunos de ellos se deben a la cobertura que le dedicó el Settle Post-Intelligencer en su edición del lunes y otros medios comerciales. Podemos ahora refutar algunos de los mas comunes: ninguna orden de búsqueda (busca y captura) fue recibida por el IMC en relación con la orden judicial, nadie relacionado con el IMC de Seattle ha sido arrestado, ningun equipo ni logs han sido arrebatados y no hubo ninguna redada o asalto por parte del FBI.

Ahora, sin ordenes judiciales restrictivas, el IMC de Seattle puede cubrir esta importante historia para continuar desvelándola.

El IMC de Seattle fue organizado en el otoño de 1999 para proporcionar una cobertura objetiva, en tiempo real y de base de las protestas contra la WTO (World Trade Organization). Justo un año y medio mas tarde, la red del IMC cubre casi todo el mundo, con docenas de sitios repartidos por los seis continentes. IMC esta autónomamente organizado y administrado pero comparte unos principios colectivos y ciertos recursos tecnológicos. La cobertura de noticias se centra en su sistema de noticias público y abierto, un sistema innovador y democratizante que permite a cualquiera con acceso a una conexion de Internet convertirse en un periodista informando de eventos y sucesos desde su propia perspectiva en vez de verse forzado a confiar en las estrechas miras que proporcionan los media oficiales en manos de corporaciones empresariales.

Durante las protestas del último fin de semana contra el FTAA, muchos websites del IMC han colaborado para dar una cobertura sensata y objetiva de la manifestaciones que tuvieron lugar en la ciudad de Quebec y Sao Paulo y de las acciones en solidaridad con ellas de varias ciudades en Estados Unidos y en las fronteras mejicana y canadiense. La extensión, amplitud y profundidad de la cobertura alcanzada por la red global del IMC eclipsó todos las informaciones dadas por los medios oficiales.

El IMC de Seattle continúa comprometido en su misión inicial: "El IMC es una organización de base comprometida en el uso de los media (producción y distribución) como herramienta de mejora social y justicia económica. Es nuestra meta promover la autogestión de la gente olvidada por los media y abordar y analizar temas tanto locales como globales que tengan impacto en ecosistemas, comunidades e individualidades. Buscamos generar alternativas a la mediación de los medios oficiales dirigidos únicamente por el beneficio e identificar y crear modelos positivos para una sociedad igualitaria y sustentable."

IMC Seattle

Mas información:

http://seattle.indymedia.org/display.php3?article_id=3013

http://seattle.indymedia.org

http://www.indymedia.org

Orden judicial:

http://www.indymedia.org/front.php3?article_id=36912&group=webcast

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/180