Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

De Cándidos y Morales: sobre el próximo ingreso en prisión de los sindicalistas de la naval

Miércoles 7 de octubre de 2009. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Los sindicalistas de la CSI reafirman su inocencia: no pagarán la indemnización

El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 18 de septiembre conmutar de tres a dos años de prisión la pena de cárcel impuesta a los portavoces de la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI), Cándido y Morala. Los sindicalistas fueron acusados y juzgados por la rotura de una cámara de de videovigilancia durante una manifestación de los trabajadores de Naval Gijón. Esta rebaja en la pena de cárcel está condicionada a que abonen al Ayuntamiento de Gijón la multa de 5.624,83 euros y a que no vuelvan a cometer delito doloso en el plazo de cuatro años. Cándido y Morala ya han hecho pública su intención de no pagar.

De Cándidos y Morales

Candido y Morala saliendo de la cárcel de Villabona

Y yo que pensaba que no volvería a oír nada más de ELLOS, que no tendría que escribir una vez más sobre lo obvio, sobre lo cansino y repetitivo que se ha vuelto hablar de Cándido y Morala, y sus más acérrimos secuaces. Pero quienes son sus más acérrimos secuaces pues a estas alturas se evidencia que sus mejores aliados han sido y son las propias instituciones, o empresas privadas que les han culpado e inculpado.

Los han encumbrado, martirizado e incluso lanzado a la fama en telediarios,en documentales, e incluso en la película “Los lunes al sol” que aunque trata el problema del paro y de los despidos masivos en general, se basa muy en concreto en las movilizaciones que protagonizaron los trabajadores y trabajadoras del Naval Gijón, e incluso ya se me olvidaba hay una canción de Ska-p titulada “Naval Gijón”.

No creo que haya nadie en España, y sobre todo de izquierdas que no haya oído hablar de Cándido y Morala, y sus irreductibles galos. Son las cabezas visibles de un movimiento de gentes que por cabezonería, o simplemente ideología o afinidad se han unido para romper el ensimismamiento de una población que no grita, que no se rebela ante aquellas injusticias más graves.

Protestas Naval Xixón

Empezaron sus andaduras mucho antes de que la transición fuese un suspiro y una oportunidad para aquellos que ansiaban la libertad y otros que ansiaban amansar riquezas, estatus o que simplemente anhelaban mantener sus privilegios o incluso incrementarlos. Pero en transición y más tarde en democracia su situación, la de estos Cándidos y Morales casi que se agravaría.

Expulsados de uno de los sindicatos mayoritarios que hoy regenta el sindicalismo en España, expulsados de las fábricas en las que trabajaban, marginados de casi que todas las negociaciones laborales una vez fundado el sindicato asturiano CSI (Corriente Sindical de Izquierdas), juzgados, condenados y finalmente absueltos.

Repitan conmigo aquellos que se amparan en la ley hecha a su medida, pero no estará tan a su medida cuando Cándido y Morala serán reitero juzgados, condenados y finalmente absueltos. Repitan conmigo… Juzgados, condenados y finalmente absueltos pero no solo por la justicia si no por la historia de un pequeño lugar que goza de una cultura propia e identidad, y sobre todo de un paisaje envidiable, Asturias.

Cándidos y Morales podrían ser independentistas pero no lo son, podrían ser anarquistas y lo son en cierta medida por aquello de que desprecian las leyes o mejor dicho las burlan. Pues de todo aquello que pactaron los políticos y estamentos todavía nos quedan derechos y a ustedes obligaciones que se consiguieron con el esfuerzo de una masa, un movimiento que puso en riesgo su vida por los derechos sociales y laborales en este país. Y su obligación, una vez más, es absolverlos sin penas ni condenas.

Cándido y Morala, que cansino de verdad volver a escuchar estos nombres, verlos en pancartas, en internet, en los medios. Otra vez más que cansino, oh…

Ellos, que empezaron en el sector del metal su manera contestataria y rebelde de reivindicar derechos, su manera natural y salvaje pero tan racional en estos tiempos. No se conformaron con el sector metal tuvieron que solidarizarse en tiempos de reconversión con casi que todos los sectores en Asturias. Y más tarde con el movimiento antiglobalización, con los inmigrantes, con las coordinadoras antifascistas, con la asociación de memoria histórica, con el movimiento antimilitarista, con centros sociales ocupados… Los vimos en las cumbres de Barcelona, de Praga, de Londres, en Sevilla, en Zaragoza… Si son como Wally… están en todas partes y en ninguna al parecer.

Que cansino de verdad, volver a escribir sobre ellos, es como un acto demasiado egocéntrico, tan evidente. Y que aun no se enteren los mismos que los juzgan que nunca acabaran con ellos por muchas leyes que haya porque Cándido y Morala somos todos. Y ustedes mismos nos han hecho fuertes, nos han preparado para ser más inteligentes, más racionales que nunca, más contundentes que siempre.

Repitan conmigo júzguenlos, condénenlos y finalmente absuélvanlos, si no quieren ver de nuevo a miles de Cándidos y Morales en la calle, reivindicando su identidad contestataria y su vocación de rebeldes dentro de los rebeldes.

Pero júzguenlos por solidarios, haciendo memoria de aquellos que asimismo se llamaron “los solidarios”. Júzguenlos pero como presos de conciencia pues eso es lo que son. Condénenlos pero por sus ideas y su coherencia hacia estas, sean cuales sean. Y absuélvanlos, absuélvanlos por miedo a perder su legitimidad democrática. Pero solo por eso…

Niño criminal

*Cándido y Morala son dos sindicalistas asturianos (Gijón) que representan a un sector duramente afectado por la reconversión y más tarde la especulación, y la mala gestión del sector Naval en Gijón. Actualmente están en tercer grado (acusados de la quema y rotura de una videocámara de vigilancia en el transcurso de las últimas movilizaciones del Naval Gijón antes de su cierre) fueron indultados por el Consejo de ministro a cambio de que pagasen una multa de 5322 euros al ayuntamiento de Gijón. No la han pagado, y no la pagarán por lo que se les amenaza con la cárcel. Además uno de sus compañeros, Victorino Cuetos Varela ha sido culpado de desordenes públicos y desobediencia a la autoridad simplemente por estar en una calle aledaña al astillero en el transcurso de una concentración de apoyo.

Victorino Cuetos Varela es actualmente secretario general de la Ong Acsur Las Segovias., exsindicalista y miembro de la CSI. Juzguen ustedes aunque sea el estado el que tiene la última palabra , y no sean benevolentes. Esto no se puede permitir en un Estado de Derecho. Señor Delegado del gobierno, sea despiadado, pero lo que le permita sus leyes.

El que rompe paga

La última canana de Naval Gijón

Xixón camuda la so economía y por tantu la sociedá. De ciudá industrial a escaparate turísticu

La hestoria de Naval Xixón hai tiempu que tenía que terminar. Tres décades que-y lleven ganando la partida a la lóxica del mercáu. Hai treinta años que tenía que morrer xunto col restu d´astilleros privaos de la bahía de Xixón. Davezu la lóxica nun ye quién a imponese. Topa con xente con más determín que respetu pola razón. Colos trabayaores de Nagisa nun pudieron nin les reconversiones de finales de los 70, nin les burocracies sindicales, nin les traiciones de les corporaciones municipales. Lleven nel morral d´esti tiempu les cicatrices de milenta batalles. Anguañu entama la última. Agora son los prexubilaos los que vuelven al astilleru pa desixir que se cumplan los sos alcuerdos de futuru. Los cuarenta últimos que despidieron colaron pa casa a la espera del finiquito ensin gurgutiar.

Quienes tornen al llugar de trabayu pasen toos de la cincuentena d´años. Algo falla n´esta llucha. Falló´l relevu xeneracional qu´a fuerza ha de tener toa llucha. Güei échense en falta los 200 mozos eventuales que trabayaben en Naval Xixón nel añu 2000 y que la empresa despidió nun fuera a salir d´ente ellos dalgún Piney, Turón, Navarro, Segundo... Nomes poco conocíos que defienden barricaes perconocíes. Les persones pueden pasar, los exemplos queden. La llección hestórica que mos lleven dando dende siempre los trabayadores del naval ye daqué innegable pa munchos de los que crecimos nesta ciudá. Acción colectiva, razón y determín. Asina que cuando mañana vea fumu negro pela ventana y me llegue ´l tufu a goma quemao, sabré que sigo viviendo en Xixón.

Fuente: Periódicu Diagonal

El juzgado obliga a Naval Gijón a readmitir a Morala

Naval Gijón envía, el 03-09-2009, un burofax a Juan Manuel Martínez Moral anunciándole que en cumplimiento de la sentencia 371/09 queda readmitido dándole de alta en la Seguridad Social con fecha 02-09-2009.

El astillero recurrió la sentencia, aunque por otros motivos lo mismo que Morala, ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) y, mientras se resuelve este Recurso de Suplicación, la Empresa opta por “prescindir de sus servicios efectivos”, si bien se le seguirá abonando su salario. Firma la notificación el Administrador Único de Naval Gijón, García Sanz.

La reacción inmediata de Morala ha sido recurrir ante el TSJA por entender que esta decisión es un atentado contra la tutela de los derechos fundamentales en el sentido de que el astillero niega al trabajador la ocupación efectiva al puesto de trabajo, de modo que, a su juicio, sigue siendo una discriminación flagrante.

Demasiadas cosas se han dicho y escrito sobre las irregularidades del astillero, pero seguramente son muchas más las que cabría decir de la actuación y aplicación de la “justicia” a lo largo de estos cuatro años del despido de un trabajador que en aquel momento era representante sindical de los trabajadores en Naval Gijón y, además, Secretario General la CSI (Corriente Sindical de Izquierda)

Conviene recordar que el astillero está tutelado y pertenece al PYMAR (Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión) empresa pública dependiente del Ministerio de Industria y de la Consejería de Industria de Asturias de la que Graciano Torre es el Consejero, como también lo es de PYMAR.

No es posible ganar más juicios, todos, pero por encima de jueces y tribunales queda la palabra, la última palabra, para el astillero quien es el que en definitiva decide hasta donde cumple o no las sentencias.

Primero fue la Dirección General de Trabajo, después el Tribunal de lo Social de Gijón, el TSJA, el Tribunal Supremo, el UMAC (Unidad de Mediación, Arbitraje y Conciliación) y ahora, de nuevo, ante el TSJA.

En el medio quedaron las regulaciones de empleo desde el 2005 hasta la última, la definitiva, en diciembre de 2008, que culminó con el cierre del astillero en mayo de 2009. Ahora están vendiendo los pocos activos que quedan y desguazando el resto para mejor disponer de la venta de los solares y con ello obtener fondos para la financiación de la ampliación del puerto de El Musel, que es el fin buscado desde hace años, aunque para ello se haya destruido la experiencia de un siglo de construcción naval y miles de puestos de trabajo.

Queda por resolver ahora la paradoja de la ampliación de El Musel a costa de la destrucción los astilleros en donde, precisamente, se hacen los barcos. Aunque la solución es bien sencilla: la especulación de unos enormes solares ambicionados por el poder político y económico de Gijón, de Asturias, que es lo que ahora está en el centro de las conversaciones de ambos poderes.

Fuente: Glayiu

Entrevista a Cándido y Morala

Extracto de la entrevista publicada en Viento Sur

(...)

Morala y Cándido

Pregunta: Sin embargo la experiencia del naval y la experiencia de Xixón sigue siendo
una experiencia aislada. Es decir si se hubiese generalizado tendríamos otro pa-
norama, los de La Camocha aprendieron, pero ¿por qué otros no?

Morala: En los años 70 había huelgas políticas con presos, detenciones... pero
en el naval a partir del 80 empieza la reconversión y cada cuatro años iban a por
nosotros queriendo cerrar, se parcheaba un poco y a los cuatro años otra vez a la
carga, otra vez que querían cerrar y otra vez conflicto y luchas. Era una agresión
constante cada 4 años y aprendías cada vez más, sabías por donde venían, sabías
qué querían, porque había muchos metros cuadrados para urbanizar, muy golosos. Y no es lo mismo la situación de un conflicto por el convenio, que el hecho
de que te quieran echar para casa.

En la CSI tenemos unas ideas de que lo radical no tiene que ser aislado de la
gente, eso y la solidaridad es la razón de aguantar y de los éxitos. Y la coherencia: no vamos diciendo una cosa y haciendo la otra.

También la influencia nuestra de la CSI allí donde nos fuimos extendiendo va
con esta línea sindical, esa lucha de resistencia de seguir y seguir.

Cándido: Hay un tema que queda claro y es que sin pelea no hay logros. Todo
el mundo sabe que este sindicalismo de pactos lo único que nos está dando son
retrocesos continuos, si miras la situación desde los Pactos de la Moncloa para
acá: ANEs, AMIs, y vemos que lo que nos trajo es precariedad laboral, prestamismo laboral, ETTs, aumento de los accidentes laborales, incremento de la jornada laboral. Pero quién habla de la jornada de 35 horas si en obra civil de carreteras y puertos se trabajan 12 diarias... entonces ¿dónde están los avances con
este sindicalismo de pactos? Ninguno, todo para atrás y eso se puede analizar
tema por tema desde el 78. Ahora fallan en magistratura despido improcedente,
te indemnizan y a la calle y cada vez con menos dinero.

P.: Para terminar, hablemos de vuestro encarcelamiento.

Cándido: Decidimos crear una plataforma contra la represión y por las libertades. No era lo mismo reclamar la solidaridad desde la Corriente, queuna plataforma, un ámbito unitario para un problema concreto.

En todo el proceso que conduce a nuestro encarcelamiento está implicado un
delegado del gobierno, un ayuntamiento gobernado por el PSOE con IU y la policía con un infiltrado. Se dan todos los ingredientes de un contubernio político-sindical-institucional-judicial-policial. La connivencia porque el ayuntamiento
pone la denuncia, la policía que pone los nombres, sigues por el delegado del gobierno que deja que vaya a declarar un policía infiltrado... y el ayuntamiento
¿cómo colabora? pues daños a bienes municipales de menos de 400 euros es falta
pero más es delito, con lo cual hincha la factura, meten en ella lo de un coche, un
banco, un semáforo del que nadie nos acusaba y, claro, después la policía dice
que el cajetín se reventó con artefacto explosivo, lo que se conoce como un petardo -textual en la denuncia policial- y se cierra el círculo.

Y buscamos desde el principio una fuerte campaña para denunciar ese complot,
con asistencia de 1.000 y 2.000 personas a los juicios, manis de más de 15.000. Porque ellos buscaban un escarmiento para que la lectura fuera: “veis lo que les pasa a
aquellos que luchan, los radicales, etc. a la cárcel y van a estar los tres años.”
Las formas en que nos detuvieron con un coche camuflado... nos secuestraron a
plena luz del día. A cualquiera se le notifica: “preséntese Vd. en comisaría tal día...”

Pero la gente sabe que no fueron Cándido y Morala los que quemaron el cajetín,
lo sabe todo el mundo en el astillero, porque saben quién fue, lo saben los afiliados
de los otros dos sindicatos y se lo dijeron a sus cúpulas: que no fueron Cándido y
Morala. Los de CC OO fueron a IU y dijeron que no fueron ellos sino éste, éste y
éste... Y Churruca (concejal de IU en Xixón), que trabajó en la fábrica, sabe quiénes fueron. Sabe que no fuimos, pero estaban ya hasta arriba de nosotros y dijeron:
“a ver si ahora que están jubilados y en casa y ya no tienen el apoyo de la gente
porque los echamos y los aislamos. Ahora es la nuestra, les vamos a dar y las van
a pagar todas juntas, terroristas, no se qué, y ahora a la cárcel.”

Ven que es el momento de ejemplarizar, porque ellos calculan que todavía tienen que pasar por un proceso importante porque se tienen que cargar lo que queda de Naval Xixón y de Juliana; entonces, “ejemplarizamos, metemos a éstos en
la cárcel y si nos sale bien, lo demás va rodado”. Pero no les salió.
Cuando nos metieron en la cárcel volvieron los trabajadores a quemar el cajetín
para decir: mira, están en la cárcel y no fueron ellos. Y no pudieron hacer nada. No
les salió bien, pero hay que estar atentos, porque mañana les puede salir.

Descargar entrevista entera: entrevista a Cándido y Morala en Viento Sur en PDF

Enlaces

+ ver: Candido y Morala llibertá!! Glayiu

+ ver: CSI (Corriente sindical d’izquierdes)

+ ver: Naval Gijón, el fin de una historia FOTOS: galería 1, 2, 3 y 4

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/2220