Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Comunicáu aniversariu desaloxu CSOA La ReFLEXón

Martes 8 de junio de 2010. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Un añu d’usu y disfrute

banderona-dia-descuelgue

Fai un añu un xulgáu de Xixón dictaba sentencia sobre’l desaloxu de la nave que tiempu atrás albergó les instalaciones de la fábrica FLEX nel barriu de La Calzada, y que’l 11 de Xunetu de 2008, tres 10 años d’abandonu, suciedá y goteres, un piñu de mozos y moces decidieron recuperar pal usu comunitariu y social de la xente. En dicha sentencia, la xueza encargada del casu ordenaba a los y les activistes contra la especulación que desaloxaran l’edificiu y que-y lu reintegrarán al su “lexítimu” dueñu, Construcciones Llorente SL, pa qu’ésti pudiere llevar a cabu “l’usu y disfrute” de les sus instalaciones. Amás, por mor d’unes identificaciones arbitraries de la policía díes antes del desaloxu, delles persones fueron acusaes d’un delitu de “usurpación” y tán agora mesmo a la espera de xuiciu.

Pasó tou un añu enteru dende aquel desaloxu, dende aquel 5 de Xunu de 2009, y les instalaciones de la FLEX, que durante 11 meses abellugaron al Centru Social Okupáu y Autoxestionáu La ReFLEXón, vuelven a ser un sumideru de suciedá y abandonu, un edificiu gris, apagáu y ensin vida. Les charres, los talleres, los conciertos, les proyecciones cinematográfiques, les xintes populares, el mercáu de gratuidá, los recitales de poesía, l’autoxestión, la solidaridá y el trabayu en comuña dieron pasu de nueu al abandonu y la especulación, gracies al interés, o desinterés, según se mire, de Construcciones Llorente y de la mal llamada Xusticia.

Pero’l CSOA La ReFLEXón nun morrió aquel 5 de Xunu. El CSOA La ReFLEXón siguió y sigue vivu. Porque la especulación nun acabó aquel día, y porque la decisión de llevar a cau un movimientu horizontal, asambleariu y anticapitalista nes instalaciones de l’antigua fábrica de FLEX nun fue’l caprichu d’una xente. Aquella xente siguió buscando sitios afayaízos pa denunciar la especulación inmobiliaria y llevar alantre el su proyectu anticapitalista, ocupó simbólicamente un edificiu na Cai Los Moros pa festexar l’aniversariu del proyectu y desechó unos cuantos más por tar en condiciones ruinoses. Pero la búsqueda continúa, porque son innumerables los edificios qu’hai en Xixón abandonaos a la espera de tiempos meyores pa los intereses especulativos, y más que va haber de siguir estos tiempos de recortes sociales, desempléu y precariedá. El tiempu danos y siguirá dándonos la razón, y nós siguiremos denunciando la especulación inmobiliaria y lo inxusto d’esti sistema del ladrillazu.

En Xixón, a 5 de Xunu de 2010. L’asamblea nel exiliu del CSOA La ReFLEXón.

Un año de uso y disfrute

102_1052

Hace un año un juzgado de Xixón dictaba sentencia sobre el desalojo de la nave que tiempo atrás albergó las instalaciones de la fábrica FLEX en el barrio de La Calzada, y que el 11 de Julio de 2008, tras 10 años de abandono, suciedad y goteras, un grupo de jóvenes decidieron recuperar para el uso comunitario y social de la gente. En dicha sentencia, la jueza encargada del caso ordenaba a los y las activistas contra la especulación que desalojaran el edificio y que se lo reintegrarán a su “legítimo” dueño, Construcciones Llorente SL, para que éste pudiera llevar a cabo “el uso y disfrute” de sus instalaciones. Además, a raíz de unas identificaciones arbitrarias de la policía días antes del desalojo, varias personas fueron acusadas de un delito de “usurpación” y están ahora mismo a la espera de juicio.

Pasó todo un año entero desde aquel desalojo, desde aquel 5 de Junio de 2009, y las instalaciones de la FLEX, que durante 11 meses albergaron el Centru Social Okupáu y Autoxestionáu La ReFLEXón, vuelven a ser un sumidero de suciedad y abandono, un edificio gris, apagado y sin vida. Las charlas, los talleres, los conciertos, las proyecciones cinematográficas, las comidas populares, el mercado de gratuidad, los recitales de poesía, la autogestión, la solidaridad y el trabajo en grupo dieron paso de nuevo al abandono y la especulación, gracias al interés, o desinterés, según se mire, de Construcciones Llorente y de la mal llamada Justicia.

Pero el CSOA La ReFLEXón no murió aquel 5 de Junio. El CSOA La ReFLEXón siguió y sigue vivo. Porque la especulación no acabó aquel día, y porque la decisión de llevar a cabo un movimiento horizontal, asambleario y anticapitalista en las instalaciones de la antigua fábrica de FLEX no fue el capricho de una gente. Aquella gente siguió buscando sitios idóneos para denunciar la especulación inmobiliaria y llevar adelante su proyecto anticapitalista, ocupó simbólicamente un edificio en la Calle Los Moros para festejar el aniversario del proyecto y desechó unos cuantos más por estar en condiciones ruinosas. Pero la búsqueda continúa, porque son innumerables los edificios que hay en Xixón abandonados a la espera de tiempos mejores para los intereses especulativos, y más que habrá de seguir estos tiempos de recortes sociales, desempleo y precariedad. El tiempo nos da y nos seguirá dando la razón, y nosotros y nosotras seguiremos denunciando la especulación inmobiliaria y lo injusto de este sistema del ladrillazo.

En Xixón, a 5 de Junio de 2010. La Asamblea en el exilio del CSOA La ReFLEXón.

titre documents joints

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/3042