Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Recuerdos de la "línea chunga"

Miércoles 28 de octubre de 2009. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Cómics para entender los años 80

Fuga en la Modelo fue un fenómeno social y era la lectura de cabecera de la hacinada cárcel barcelonesa en los años ochenta, donde la mayoría de presos cumplían condena por delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

"¿Vale o no vale? porque si no vale te hago un vale que ponga que vale
como que vale"
(Tio Emo).

¿Que pasa, chonis? era inevitable, si el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona ha decido albergar una exposición como la de Quinquis de los 80, antes o
después tenía que revindicarse uno de los cómics más divertidos y
demenciales de toda la historia, "Fuga en la Modelo". Es verdaderamente
entrañable el volver a encontrarse con "la basca", con su peculiar
lenguaje, y volver el recordar como, durante muchos años, en todas las
pandillas de delincuentes o drogotas siempre había un "makoki" de turno.
Gallardo y Mediavilla tocaron techo como dúo creativo con estas dos
historias agrupadas en "Fuga en la Modelo", publicadas primero en El
Víbora, y aparecidas luego como álbum.

Emo, Cuco, el Niñato, Pipo, Makoki, el Comisario Loperena, el Inspector
Pectol, el Buitre Buitaker... Gallardo y Mediavilla crearon un universo de
personajes excesivo e irrepetible, imprescindible para comprender que pasó
en los 80 en este país, y "Fuga en la Modelo" es sin duda uno de sus
máximos exponentes. Como se refleja en el prólogo, fue un fenómeno social,
y era la lectura de cabecera de la hacinada cárcel barcelonesa en los años
ochenta, donde la mayoría de presos cumplían condena por delitos
relacionados con el tráfico de estupefacientes. Esa generación perdida que la heroína y el SIDA liquidó.

Toma gomina, mariolina.

fotonoticia_normal_0

Entrevista con Miguel Gallardo

Cc- ¿Cuál es el secreto para que tantos personajes tuyos hayan calado en la gente?

G- Hombre, parte del mérito es de Mediavilla, ya que para que un personaje cale hacen falta tanto un buen dibujante como un buen guionista. Pero cuando sacas un personaje nunca te planteas si va a calar o no, lo único importante es que te diviertas cuando lo estas haciendo

Cc- ¿Qué te hizo decidir por el cómic underground como medio de expresión?

G- Cuando nosotros empezamos sólo había cómic "normal", y si no estabas dotado para eso ya podías plegar. Yo por aquel momento era un pésimo dibujante así que no metimos en esto del cómic undergraund porque era la única oportunidad que teníamos de contar las historias que querías contar. Por aquel momento, publicando en las revistas que lo hacíamos , podías hacer lo que te diera la gana.

Cc- ¿Qué pasaba en Barcelona a finales de los 70, para dar a luz tanto y tan interesante?

G- Acababa de morir el Paquito y había una especie de libertad en el aire, que luego no se ha visto muy representada que digamos. En aquel momento parecía como si todo fuera a ser posible, que iba a ser la reostia, había la misma marcha en la calle que en las casas, te bajabas a las ramblas a cualquier hora y siempre había algún sarao montado, y en aquel momento que existiera un cómic underground y que fuéramos como los americanos parecía completamente posible.

Cc- ¿Cómo aterrizó gallardo en la revista STAR?

G- Yo venía de Lérida y Mediavilla venía de Burgos, o sea que veníamos a Barcelona a hacer la capital , y estábamos trabajando en un estudio de dibujos animados para la tele, haciendo publicidad, y como habíamos venido a aquí a intentar vivir de los tebeos y el STAR era la única revista que había, pues fuimos y presentamos páginas. Lo que pasa es que intentar vivir de los tebeos en el STAR era un cachondeo, porque sólo teníamos un par de páginas al mes y se cobraban unas 900 pesetas por página, o sea que intentar sobrevivir con es era bastante jodido

Cc- Juan José Vidal - el editor del STAR-, según un artículo de Vidal _ con quien trabajas actualmente- " ...regenta un cutre bar sobre el que es mejor no estenderse...." ¿Es éste el destino de los rebeldes?

G- Bueno, es que eso de la rebeldía es muy relativo. De la generación que empezamos EL VIBORA, que también éramos una generación perdida, pues quedamos bien poquitos, que tu puedes ser todo lo rebelde que quieras pero si no sabes buscarte la vida en la sociedad que vivimos pues acabas así, montándote un chiringuito o haciendo lo que sea. Mantener la rebeldía también cuesta, no es sólo una postura, también tienes que madurar.

Cc-Mirando las historietas de MAKOKI/TIO EMO/BUITAKER/NIÑATO, ¿hasta que punto están basadas en experiencias propias?

G- Por aquel entonces - finales 70’s, primeros 80’s- Mediavilla frecuentaba bastante el barrio viejo de Barcelona, se lo conocía muy bien y conocía también a la basca. Mas que retratar a los jipis y gente joven , preferíamos retratar a los manguis del barrio de toda la vida, que eran gente ya bregada, de 40- 50 años, no tenían mucho que ver con las movidas de entonces. Eran gente que el tema de las drogas lo tenían ya muy por la mano. Hay muchas historias que retratan situaciones reales, eso sí, un poco camufladillas.

Texto completo


’Fuga en la modelo’: el ’Bajarse al moro’ del cómic underground español

La Barcelona de los años 70 vista por Nazario y sus amigos

Onliyú. Memorias del underground barcelonés.

Makoki - Paraíso


Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/2294