Mi prima que vivía de su artesa

17 de marzo de 2008.

Oscar Hahn

Mi prima que vivía de su artesa

se me murió de muerte repentina:

le partieron de un golpe la cabeza

con la culata de una carabina.

La ropa sucia no se lava en casa

cuando la manchan sangres tan enormes

que van de lavatorio en lavatorio.

Un regimiento de manchados pasa:

y no podrá limpiar sus uniformes ni el mismo purgador del Purgatorio.

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: https://info.nodo50.org/117