Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Entrevista a Nodo50 (publicada en Artículo20)

Lunes 6 de diciembre de 1999. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

"Un nuevo muro de marginación".

Artículo 20 nº55, 6-12-99

Julián Añover y Gustavo Roig son los coordinadores de Nodo50, un servidor alternativo en Internet promovido por la ONG Sodepaz.

- ¿Qué es Internet ahora?

- Gustavo Roig: Definir la red ahora es imposible porque el estado en el que se encuentra es un conjunto de posibilidades. Los poderes económicos prentenden uniformizar Internet, como hicieron con la radio y la televisión, pero ahora lo van a tener más difícil porque la red iguala, técnicamente, a los agentes sociales y a los centros de poder. De hecho, Internet se ha convertido en el vehículo de una serie de fenómenos sociales como la comunidad Linux y la creación de software libre.

- ¿Qué campañas se están promoviendo desde Nodo50?

- Julián Añover: Hay una campaña permanente que se llama Altavoz con la que potenciamos que se conozcan las opiniones de las minorías. También estamos desarrollando una campaña de apoyo a la escuela popular de Prosperidad, amenazada de desalojo, y otra para evitar la ejecución de Mumia Abu Jamal en Pennsyulvania (EEUU).

- Internet ofrecerá oportunidades a los países empobrecidos o agravará la distancia entre ricos y pobres?

- G. R.: Eso dependerá del grado en que la red extienda su malla. En la medida en que este medio no se universalice y gran parte de la población mundial se quede al margen del conocimiento, se lenvantará un nuevo muro de exclusión social: el tecnológico.

- La ciberguerra, ¿se trata de ciencia-ficción o es ya una realidad?

- J. A.: No es una ficción. De hecho, en el presupuesto de la CIA, se ha producido un incremento en los últimos años en los presupuestos de seguridad informática. No quieren que nadie pueda acceder a sus sistemas y persiguen a quien lo intenta. Así, hay gente en la cárcel por hacking. Lo paradógico es que la CIA también utiliza a esta gente para conseguir sus propósitos. Durante la guerra de Yugoslavia, se reclutaron hackers, entre gente muy joven, para intervenir las cuentas de Milosevic en todo el mundo, sin ninguna autorización judicial.

- ¿Las grandes corporaciones controlan nuestros movimientos por la red?

- J. A.: Sí. De hecho, en el último procesador para Pentium III que ha sacado Intel, se incorpora una tarjeta de identificación, de forma que pueden saber qué páginas has estado visitando, tus frecuencias de visitas y pueden leer tu correo electrónico si no está cifrado.

- ¿Y los gobiernos?

- J. A.: Está demostrado que existe un sistema de control del gobierno estadounidense, llamado Echelon, que rastrea todas las comunicaciones y las interviene. Existe, también, una réplica de Echelon impulsada por la Unión Europea que se denomina Enfopol. Esto es demencial porque constituye un ataque al derecho a la intimidad de tod@s.

- ¿Os considerais una especie de guerrilleros informáticos en el imperio del capital especulativo?

- G. R.: Bueno, eso es una etiqueta. Nosotros nos definimos como personas que tratan de hacer un uso político alternativo de las nuevas tecnologías. No obstante, como hemos recibido ataques informáticos, conocemos los métodos y sabemos contraatacar.

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/159