Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Crónicas de "La Desbandá" 2019

Lunes 18 de febrero de 2019. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Por Manolo García. Sindicalista Jubilado y miembro del Club Senderista La Desbandá, y Marcos González Sedano

Reproducimos crónicas, de la primera y segunda jornada elaborada por Marcos González Sedano y desde la jornada 3ª hasta la 10ª y última por Manolo García. En las mismas se detallan como ha transcurrido el recorrido rememorando "La Desbandá" que protagonizó el pueblo de Málaga huyendo de la invasión fascista el 8 de febrero de 1937 en dirección a Almería.

Con la participación de más de cien marchadores, se inició la salida de la DESBANDÁ, Málaga, Granada y Almería.
En la salida de la marcha, se contó con la participación de Fernando Martínez, Director General de Memoria Histórica de Estado, Albert Garzón, diputado de Izquierda Unida, Miguel Urban, Europarlamentario de Podemos, así otras instituciones y compañeros y compañeras que dirigieron un saludo a la Marcha. El compañero Rafael Morales, Presidente del Club Senderista la DESBANDÁ, informó del recorrido y los objetivos de la Marcha, la III INTEGRAL.
El recorrido por la ciudad transcurrió con gran presencia de medios de comunicación. Entre estos, los medios públicos andaluces y del Estado. Que dieron información en los respectivos informativos.

Los medios escritores en general tomaron nota e informaron.

Por la tarde los representantes municipales de la MANCOMUNIDAD DE MUNICIPIOS DE LA COSTA DEL SOL Y LA AXARQUIA. Saludaron a los Marchantes y el Club Senderista les obsequió con un recuerdo de la Marcha por su colaboración económica y apoyo moral y humano.

Después en los locales de la MANCOMUNIDAD, se presentó el libro,
AL-ANDALUS
POESÍA CONTRA EL OLVIDO.
Por parte de su autor, el compañero de la Marcha, Marcos González Sedano.
Hoy día 8 de Febrero, II etapa, Vélez Málaga a Nerja, de inició la Marcha, con ochenta participantes. Entre ellos compañeras y compañeros de Canadá, Italia, Alemania y Suiza.
En la Marcha están presentes prácticamente Marchantes de todos los pueblos y naciones del Estado.
Este año con una grata sorpresa nos hemos encontrado con el cuarenta por ciento de compañeras, el salto cualitativo de la mujer a la Marcha, es una gran aportación en el tema de género, a la DESBANDÁ.
El recorrido de hoy, al igual que el de ayer ha sido prácticamente llano, se han hecho varias paradas en los lugares de la memoria y hemos sido recibidos por la alcaldesa.
A las seis de la tarde en Salobreña se ha realizado una mesa redonda con Lidia Falcón, Antonina Rodrigo y Ana Naranjo. También se ha realidad otra actividad con una de las supervivientes de la DESBANDÁ, Carmela Tejero, con l@s compañer@s de Vélez Málaga. Así que a cortos rasgos, está es la crónica de los dos primeros días de la Marcha. Mañana, día 9, Nerja/Almuñécar.
Seguiremos informando.

Marcos González Sedano

3ª JORNADA DE LA DESBANDÁ, NERJA-ALMUÑECAR. LA DESBANDÁ 2019, UNA MARCHA MAS NUMEROSA, MAS FEMENINA, MÁS JOVEN Y MÁS MULTICULTURAL
Esta mañana a las 8 ha arrancado la columna de la marcha de la Desbandá desde Nerja con dirección a Almuñecar. Unas 150 personas, con un 40% aproximado de mujeres, bastantes jóvenes, y presencia aún sea testimonial de muchas comunidades españolas y de hasta 4 países europeos, llegados a la marcha al calor de su relación con la Asociación de las Brigadas Internacionales. Italianos y alemanes que repudian el crimen que cometieron sus estados fascistas de aquella época, también franceses y belgas. Muchas de esas personas de otras comunidades vienen por sus raíces andaluzas, porque sus padres, madres, abuel@s u otros familiares huyeron de Andalucía en aquel éxodo terrible de más de 300.000 personas, de las cuales solo aproximadamente la mitad llegaron a Almería, y desde ahí se desperdigaron por toda la costa levantina, muchas llegaron a Francia y allí se instalaron, y otras volvieron Andalucía, afrontando la represión franquista y en muchos casos pagando con la vida por ello. El recorrido de la etapa es muy bello y además con todo el sol mediterráneo y la belleza del mar y los acantilados que nos acompañan a lo largo de los aproximadamente 26 km de marcha. Pero la historia está ahí y en algunas paradas la recordamos. Recojo un testimonio de los muchos que hay, recogido en el libro de “Carretera Málaga-Almería” de Jesús Majada y Fernando Bueno; está referida al martes 9 de febrero, cuando mucha gente salió de Nerja. La carretera es estrecha, con el borde del mar a su derecha y las montañas escarpadas a su izquierda, cuentan que con los cruceros tan cerca en la costa “…que cuando le acertaban a un burro a un autobús, podíamos ver sus caras y como saltaban en cubierta celebrándolo; “…aquellos barcos enormes de Franco no cesaban de dispararnos con sus cañones. Veíamos a los marineros perfectamente moverse por cubierta y como los cañones nos apuntaban ante de disparar…” “…había gente aplastada por las rocas que caían cuando los barcos disparaban hacia los acantilados. Vi muchos niños muertos en las cunetas…El conductor que nos llevaba a Almería paraba frecuentemente para apartar los cadáveres de la carretera…Había trozos de personas por todos lados. “…Ese día también, dos aviones bombardearon la Herradura (pueblecito entre Nerja y Almuñecar) cientos de mujeres y niñ@s se escondían entre los pencales. A esa altura de la marcha, y con la esperanza de llegar a Motril, ya nadie llevaba ningún tipo de equipaje solo lo puesto, pero se acumulaba otro peso enorme: cansancio, hambre, sed, llagas en los pies, frio, y sobre todo el miedo y la angustia. El tercer día de la huida de la carreta de Almería fue el tercer día de muerte y de terror para decenas de miles de personas, la mayoría mujeres, ancianos y niñ@s, cuando las potencias y las fuerzas fascistas ensayaron el asesinato masivo de la población civil como método de guerra.
Después de acabar la marcha en Almuñecar hemos acampado en un polideporitvo, donde nuestro equipo de cocina nos ha preparado unas migas de las que hacen época, y tras un breve descanso hemos asistido, como actividad cultural de la jornada, a un concierto de música republicana. Un grupo musical de Almuñecar nos ha hecho un repertorio de canciones populares republicanas, Ay Carmela, A las Barricadas, La Internacional, Santa Bárbara, entre otras y por supuesto el himno de Andalucía, que hay que aprendérselo bien para cantárselo al nuevo gobierno andaluz “Andaluces pedid tierra y libertad, sea por Andalucía libre…”. El concierto ha estado genial, porque además, antes de cada canción que nos hacía vibrar, el solista del grupo hacía una detallada y minuciosa historia de la canción que iban a interpretar. Pero después del concierto, de cosecha propia del grupo de la marcha se ha hecho un recital poético, cuyo tema estaba centrado en la represión de los poetas republicanos, Miguel Hernández como representante del presidio para cientos de miles de españoles, Antonio Machado, como la expresión del exilio para millones de españoles y Federico García Lorca como la expresión de las decenas de miles de españoles asesinados y enterrados en cunetas, donde aún siguen. Se han cantado canciones de los tres, de Miguel Hernández “Tu risa me hace libre, me pone alas. Soledades me quita, cárcel me arranca…”, de Antonio Machado “todo pasa y todo queda…Nunca perseguí la gloria…” de Lorca “…verde que yo te quiero verde, si si, yo te quiero verde”. En este caso los artistas han sido de la misma familia que somos ya la Desbandá, Paco Doblas, uno de nuestros poetas oficiales, que ha recitado también poemas suyos dedicados a los tres poetas y Angeles, una de las compañeras catalanas que acompaña la marcha y se ha revelado como una gran artista cantando las tres canciones a capela y recitando parte de la poesía. Justo ayer, otro de nuestros poetas, Marco, presentó su último libro de poesía en el marco de actividades de la marcha de la Desbandá. Mañana salimos hacia Salobreña, donde habrá un acto de homenaje a las víctimas de la Desbandá en el rio Guadalfeo, cerca ya de Motril, la muralla con aguas crecidas que muchos huidos no pudieron franquear.

4ª JORNADA DE LA DESBANDÁ, ALMUÑECAR-MOTRIL; ACTO DE HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DEL RIOGUADALFEO

La 4ª marcha de la Desbandá se desarrolla desde Almuñecar hasta Motril, antes de salir, en el momento en que se explica los pormenores de la jornada, una compañera valenciana, de Xátiva, ha tomado la palabra y nos contado que ha venido a sumarse a la marcha de la Desbandá, porque quieren unir las actividades contra los crímenes del fascismo. El 12 de febrero de 1939, un grupo de 5 bombarderos Savoia-Marchetti S.M.79 del 27º grupo de la aviación legionaria italiana, procedentes de Palma de Mallorca, despegaron con destino a Xàtiva en la retaguardia Republicana. El día era claro y la visibilidad perfecta. Hacia las 11:30 de la mañana los bombarderos se acercaron a la estación ferroviaria, donde en ese momento había presentes en los andenes personal ferroviario, mujeres y niños, familiares y amigos; El tren acababa de llegar, en ese momento los aviones arrojaron su carga, unas 20 bombas de 250 Kg cayeron en la Estación y alrededores. No había baterías antiaéreas y el ataque cogió totalmente por sorpresa a los habitantes de Xàtiva, dando poco tiempo para que la población pudiera refugiarse. En poco tiempo, las explosiones de las bombas convirtieron todo en destrucción y desesperación, gritos, llantos y sangre, montones de cuerpos de seres humanos mutilados y sin vida, los cadáveres, la mayoría irreconocibles, quedaron en el suelo de la estación.

Comenzamos la marcha y casi enseguida la columna desfila por delante de la gran estatua de Abderramán 1º, el príncipe Omeya que desembarcó en Almuñecar el año 756, siendo el artífice del Emirato independiente de Córdoba y uno de los culpables del esplendor cultural y científico de al-Andaluz, y según se cuenta el introductor de las palmeras en España; dentro de la miopía del franquismo y el integrismo católico de las dinastías españolas, está el de no reconocer que España fue durante bastantes siglos, de mayoría musulmana y de lengua árabe mayoritariamente. En vez de reconocer la aportación al mundo occidental y a la humanidad que significó al-Andaluz, y que por ejemplo está impresa en su influencia en la lengua española, lo consideramos como algo ajeno y extraño al concepto de España. Es como si rechazáramos la españolidad (como concepto de habitantes de un territorio determinado) de los íberos porque nunca hablaron castellano y mucho menos fueron cristianos.

La primera parada para la memoria Histórica, ha sido al final del paseo marítimo de la playa Velilla de Almuñécar; subiendo un paseo muy empinado se llega a un parque donde hay una placa de recuerdo de las víctimas de la “Desbandá” y de la dictadura franquista, ya que era el lugar habitual donde las fuerzas fascistas fusilaban a la gente.

La marcha discurre pegada a la orilla del mar, hasta que en al final de la playa Curumbico, bajo la torre del Diablo. Iniciamos una enorme subida hasta la Nacional 340, donde nos encontramos con el recibimiento de un grupo de malagueñ@s que han llegado en autobús, también con un pequeño grupo de PODEMOS, entre los que se encontraba Juan Carlos Monedero, que ha hecho una breve alocución en uno de los descansos de la marcha destacando la diferencia entre quienes se manifestaban manifestando hoy en Madrid, queriendo tapar sus corruptelas detrás de la bandera de España y los que nos manifestábamos defendiendo la memoria de quienes murieron por la libertad.

Nuevamente, la entrada de la marcha en Salobreña ha sido muy emocionante. La marcha ha desplegado la pancarta de la Desbandá y ha entrado en el pueblo cantando el himno de Andalucía y el himno que nos hemos inventado (Paco Doblas) de la Carretera de Almería con música de Santa Bárbara, patrona de los mineros. En el pueblo además nos esperaba otra columna, de la gente de Motril, que han hecho también el recorrido para que nos encontráramos en Salobreña y juntas, más de 400 personas, fuéramos al homenaje en la desembocadura del rio Guadalfeo, ya en término municipal de Motril, donde tanta gente murió ahogada. El 10 de febrero de 1937 llovía, la gente seguía huyendo desesperada de los aviones italianos y los bombardeos de los acorazados franquistas, cruzar el rio Guadalfeo era ya casi llegar a Motril, donde se creía que habría resistencia republicana frente al avance fascista; el rio que no llevaba mucha agua de pronto bajó con una tromba que ahogó a mucha gente y que después imposibilitó el paso de miles de personas, ya que el puente de hierro existente había sido volado para evitar el avance de los tanques italianos y se había construido una pasarela de madera, más arriba del cauce, a todas luces insuficiente para la gran marea humana que se avecinaba. En el recuerdo oral de muchas de las personas que consiguieron atravesar el rio se habla de que los fascistas bombardearon una presa que produjo la tromba de agua, pero en honor a la verdad, los historiadores han establecido que no existía tal presa y que el torrente de agua se produjo por la propia lluvia que produce grandes torrentes monte abajo, un fenómeno muy corriente en esta parte del mediterráneo.

El acto junto a la desembocadura del Guadalfeo, ha contado con la intervención de autoridades locales y del coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maillo, que ha insistido también en como nuestra lucha dignificaba al pueblo andaluz. Pero lo más emotivo del acto ha sido la intervención de Carmen, una mujer de 91 años sobreviviente de la Desbandá, que logró pasar el puente antes de que lo volaran y que ha contado algunos de sus recuerdos más dolorosos, entre ellos como estando ya en Motril, sus padres le mandaron a llenar un botijo de agua a la fuente; ella se negó porque estaba muy cansada, había perdido un zapato y tenía los pies muy doloridos; entonces un hermano mayor y otra más pequeña se ofrecieron para ir ellos. La aviación volvió a bombardear, era ya casi de noche y la gente huyo hacia todos lados. Los niños no aparecieron y al clarear el día los encontraron cerca de la fuente debajo de otros muchos cadáveres; todavía, posteriormente, tres niñas cayeron a una balsa de alpechín (líquido de desecho de la molienda de aceitunas) dos de las cuales fueron rescatadas con vida, no así la tercera, prima de Carmen que murió ahogada. Carmen, finalmente se instaló en Cataluña, donde vive ahora con su familia y desde donde ha venido para acompañar a la Desbandá en varios de los actos que hemos celebrado.

El cierre de la jornada ha sido con un concierto del cantaor comunista Juan Pinilla, artista extraordinario, ganador del Festival del Cante de las Minas, de gran voz y conocimiento extraordinario de la historia del cante y de todos sus palos, casi podríamos decir un catedrático del cante flamenco, pero que es un absoluto desconocido por el gran público gracias al boicot de las televisiones públicas y privadas debido a sus ideas sociales y su militancia comunista. Tan así es que entre los cantes con los que nos ha deleitado estaban “Andaluces de Jaén”, “Comandante Che Guevara” o “Pisaré las calles nuevamente” dedicada esta última a Salvador Allende.

Como conté ayer, varias nacionalidades participan en la marcha, olvidé decir que también hay un compañero de Canadá y otro de Portugal; y hoy me he despedido con un abrazo del francés Ives Almellones; el nació en Francia, pero sus abuelos, por parte materna y paterna hicieron la Desbandá; los paternos cruzaron el Guadalfeo, pero los maternos ante la dificultad de cruzar el rio y ante la propaganda de que quien no tuviera delitos de sangre no tenía nada que temer de las tropas fascistas decidieron volver a Málaga, donde su abuelo, como otros muchos que volvieron fue fusilado. Sin embargo, Ives, no conocía la historia de su familia, que como tantas otras prefirió sepultar el horror en el olvido. Quiso el destino que conociera a Isabel, una compañera que participó en las dos primeras marchas y con quien entabló una relación sentimental; ella le habló de la Desbandá, y ese contacto es el que ayudó a Ives a recuperar la historia de su familia; este año ha sustituido a Isabel en la marcha, ya que ella por motivos de trabajo no ha podido acudir.

Mañana, quinta etapa, Motril-Castell de Ferro, quizá la etapa más dura por los desniveles que hay que superar, pero también de las que contienen más recuerdos históricos.

5ª JORNADA DE LA DESBANDÁ, MOTRIL-CASTELL DE FERRO; SEMBRANDO VIDA EN LA CARRETERA DE LA MUERTE.

Salimos de Motril 55 personas; mucha gente más joven tiene que incorporarse a su trabajo actividades de lunes; también ha abandonado, por fuerza mayor, Gabino, uno de nuestros compañeros veteranos, que ayer tuvo una torcedura, con desgarro muscular que han tenido que poner escayola, y al que le deseamos salud y pronta recuperación; quedan algunos jóvenes, pero la mayoría de la gente que quedamos somos mayores de 60. Son gente con una fuerza secreta que es su conciencia de clase y su ideología de izquierda; pero además están en buena forma física, por ejemplo Gregorio, que va de adelantado de la marcha para que los coches nos vean llegar o para ver las dificultades del camino; lleva una bandera roja del partido Comunista de Asturias que le regaló un asturiano en la famosa concentración de Madrid de los mineros de Asturias, cuando culminaron la Marcha Negra; la guarda como oro en paño y la saca en las grandes ocasiones como esta. Gregorio, granadino, trabajador del campo y de la construcción tiene 68 años y un vigor juvenil increíble y un espíritu de compañerismo encomiable.

Después de atravesar varias playas y de subir algunos cerros, acantilados sobre el mar, llegamos a uno de los sitios importantes de Memoria Histórica de la zona, el fuerte de Carchuna. Justamente ayer por la tarde, con presencia de miembros de la Desbandá y Asociaciones memorialistas de Motril, se repuso la placa de Lugar de Memoria, que había sido destrozada por alguien que considera que la historia objetiva es un insulto a su España imperial y católica. En el acto de ayer intervino Antonio García Ordoñez, que formó parte de la huida en la carretera de la muerte, con 10 años, pero, que cuando volvió a su pueblo del Salar, empezó a colaborar como correo de la guerrilla y acabó enrolado, con 15 años, en el 7º Batallón Guerrillero de Granada.

Pero el hecho histórico del Fuerte es la gesta heroica de un comando republicano que organizó la fuga de más de 300 prisioneros asturianos; estaban allí trasladados para hacer trabajos forzados (construcción de aeródromo y carreteras en la sierra) y a muy poca distancia del frente republicano en Castell de Ferro; un comando guiado por dos brigadistas internacionales norteamericanos comunistas, Irvin Goff y Bill Aalto brigadas que cruzaron por mar las líneas del frente, asaltaron el Fuerte, liberaron a los prisioneros y lograron cruzar las trincheras fascistas desde atrás, en la operación solo perdieron la vida dos hombres y una de ellos fue por accidente con su propia granada de mano. El hecho, por méritos propios digno de una gran producción de Hollywood, es completamente desconocido a pesar del impacto que tuvo en su día, el 23 de mayo de 1.938. Hay muchas páginas informativas sobre aquel hecho, aquí una de ellas: https://paisajesdelaguerrilla.blogspot.com.es/2010/03/operacion-carchuna-1938.html Goff y Aalto, dos héroes antifascistas, y ambos homosexuales no pudieron tener un papel destacado en la 2ª guerra mundial por los prejuicios sociales y la homofobia dominante, que acabó por amargarles la vida.

Después de Carchuna, la marcha ha llegado a Calahonda, a 15 km de la salida y todavía al borde del mar, pero desde allí hemos subido a las estribaciones de la sierra, donde se puede ver restos de las trincheras fascistas y poco después las de los republicanos, ya que el frente se estableció en esa línea prácticamente durante toda la guerra. Mussolini había prometido que tomaría Málaga y Almería en una semana; llegaron a tomar Castell de Ferro, (prácticamente otro pueblo vacío que se sumó a la Desbandá) pero de allí no pasaron; el batallón Tchapaiev, con voluntarios de muchos países del este de Europa, frenaron la ofensiva fascista italiana y los hicieron retroceder nuevamente hasta Motril. De hecho, podrían haber tomado Motril si no hubieran sido requeridos para frenar el avance fascista en las cumbres de Sierra Nevada que amenazaba con envolver Almería bajando por la Sierra; también allí se establecería un frente permanente con los fascistas controlando el pico del Veleta y los republicanos el Mulhacen.
La llegada a Castell de Ferro es casi a las 5 de la tarde, después de unos 27 km de marcha. Castell un pueblo que ha recibido la Desbandá con mucho cariño en las marchas anteriores, nos proponen un acto de gran sentido simbólico, plantar vida en la carretera de la muerte. Vida en forma de árbol que dará sombra, flores, oxígeno, madera, cobijo a las aves, plantado al borde de la carretera por donde huyeron, murieron y vertieron su sangre miles de inocentes. El árbol elegido es una Paulownia, de origen chino, de hoja perenne que se adorna de bellísimas flores moradas, su madera tiene múltiples usos industriales, resistente al fuego y considerado como un arma contra el cambio climático ya que absorbe diez veces más dióxido de carbono que el árbol medio de los bosques españoles. Mañana, 6º día de marcha desde Castell de Ferro a la Rábita.

6ª JORNADA DE LA DESBANDÁ, CASTELL DE FERRO-RÁBITA; CARRETERA REPUBLICANA

En el riquísimo desayuno que nos preparan nuestros veteranos, excelentes y compañeros cocineros cordobeses, que están haciendo su trabajo de manera voluntaria, gratis, pero con el corazón apoyando la causa de la Memoria Histórica, hablo con el compañero Nacho, vasco de Vitoria, uno de los jóvenes que sigue la marcha con nosotr@s. Su vinculación con la marcha es a través de su abuela, una niña de Alhama de Granada que huyó en la Desbandá con 10 herman@s más, aunque otr@s 11 no lo hicieron ya que eran 22 hermanos. Quienes huyeron acabaron estableciéndose en el País Vasco, en Cataluña, en Francia… Tomamos la salida 55 personas, igual que ayer, pero con rostros distintos, los dos italianos de Milán se han marchado muy emocionados y sintiendo no quedarse; cuatro compañeras de Madrid, veteranas ya de la marcha, y miembros de la Asociación de amigos de las Brigadas Internacionales; también se han despedido hasta la próxima, la compañera Celia, una brasileña, residente en Málaga, desde hace muchos años, también nos ha dicho adiós con un fuerte gripazo; ella vino a España huyendo de la dictadura militar brasileña, que asesinó y desapareció a cientos de opositores de izquierda; es la dictadura que reivindica y a la que admira Bolsonaro, y que causa horror a nuestra compañera Celia. Pero las ausencias se han cubierto con nuev@s voluntarios para marchar, entre ellos Juan Cisneros, que el año pasado, justo en esta etapa tuvo que ser evacuado en ambulancia ante una fuerte intoxicación por el esfuerzo realizado el día anterior, y que cuenta como su abuelo y su tía participaron en la huida,con la desgracia que ante la crecida del Guadalfeo, la niña se cayó al agua, el abuelo la salvó, pero le robaron el burro cargado de comida que llevaba; o el compañero Rodri, gran animador del grupo, y que marcha en recuerdo de sus 10 familiares que también huyeron en la Desbandá.

Castell de Ferro fue el último pueblo que tomaron las tropas fascistas italianas, hasta que días después lo retomaron las Brigadas Internacionales. A la salida del pueblo, nos cruzamos con un hombre mayor que nos pregunta si somos los de la huida; cuando le decimos que si nos dice que al él se lo llevaron cuando tenía 2 años, ahora tiene 84. No pudo decir mucho más aparte de que se llamaba Manuel, porque se ha echado a llorar, y entre sollozos nos ha dicho que, en la curva de abajo, yendo para la playa, había gente enterrada.

En la marcha vamos atravesando pueblecitos de pescadores, en los pocos sitios donde la montaña deja hueco; El Lance, Castillo de Baños, La Mamola, Los Yesos, Melicena… A pesar que no hay mucha gente sentimos un aliento solidario con l@s vecin@s que nos saludan, nos dan ánimo, o los conductores que gritan “Viva la República”.

Disfrutamos de buena temperatura en la marcha, está medio nublado y el sol no pega fuerte, además tenemos un ligero viento de levante que además de refrescarnos, ondea preciosamente las banderas republicanas que portamos. El paisaje, pegados al mar es de acantilados, pero a veces se abren playas paradisiacas en las que dan ganas de quedarse. Es lo que le ocurrió en 1921 a un marino ruso llamado Basilio Lukianov. Desertó en el puerto de Málaga junto con dos compañeros porque estaba en desacuerdo con la Unión Soviética y decidieron marchar andando hasta Valencia; el anduvo hasta poco antes de llegar a La Rábita, donde cuando vio una cala preciosa, le dijo a sus compañeros que él se quedaba a vivir allí. Así fue, construyó poco a poco un camino de acceso a la playa, una fuentecilla aprovechando un manantial de agua potable y allí vivió toda su vida, siendo considerado un vecino más del pueblo; hoy la playa se llama “el ruso” y hay gente que después de 40 años de su muerte, le sigue llevando flores a su tumba.

En la Rábita nos alojamos en un centro social. En la planta de arriba hay un escenario al fondo de un salón amplio. El año pasado vino la cantante sevillana, Lucía Socam a deleitarnos con un concierto. En esta ocasión, nos visita la Compañía de Teatro “Laura Llamas” que nos ha representado la obra “La memoria sumergida”, una alegoría contra la guerra el terror y la muerte; pero previamente una joven de Euskadi, que siguen en la marcha, Silvia, de Bilbao, nos ha recitado poemas de su libro “Mi memoria herida”; con gran sentimiento , declamando muy bien y con una poesía excelente, ha recitado versos sobre las mujeres rapadas, sobre las Brigadas Internacionales, sobre la Desbandá, sobre los desaparecidos… La Desbandá se nos llena de cultura y de poesía. En el acto también se han entregado cuadros pequeños (con una foto de la marcha de 2018) a la alcaldesa socialista de Albuñol y al presidente del Ateneo Republicano de la Alpujarra, Antonio Berenguer, vecino de la Rábita, maestro, en toda la bella acepción de la palabra e integrante activo y veterano de La Desbandá.

Mañana, tenemos una de las etapas cortas, 19 Km desde La Rábita hasta Adra, ya en la provincia de Almería.

7ª JORNADA DE LA DESBANDÁ, RÁBITA-ADRA; PRIMER CAMPO DE REFUGIAD@S

El desayuno de hoy en la salida es especial, a las 7 de la mañana llega al local social donde nos albergamos, Mercedes, una mujer mayor, colaboradora del Ateneo Republicano de la Alpujarra, que siempre que hemos pasado la Desbandá por allí se presta para hacernos de comer. Nos prepara un riquísimo chocolate con buñuelos para el desayuno y el grupo, sin que ella lo sepa, le ha comprado un regalo; al finalizar el desayuno se lo entregamos y ella no daba crédito, con lágrimas en los ojos nos dice que ella se siente espléndidamente pagada solo con ver nuestras sonrisas.

El primer tramo de la marcha la hacemos por la parte baja dela playa, pero para no ir por la arena que es más penoso, atravesamos un área de invernaderos desmantelados cercanos a la orilla. Fueron desmantelados por sentencia judicial el año pasado después de una larga batalla jurídica entre vecinos de la Rábita y los agricultores de los invernaderos. El conflicto arranca curiosamente con la famosa riada de la Rábita de octubre 1973, que mató a más de 50 personas y arrasó más de 100 viviendas. Tanta tierra arrastró la riada que se amplió el delta de la rambla, terreno que con el tiempo aprovecharon los agricultores para montar invernaderos, protegiendo estos del mar con rocas que impedían el paso del agua, lo que a su vez supuso dejar desprotegido al pueblo, ya que el mar, que no podía entrar por un lado, entró por otro destrozando el paseo marítimo del pueblo. Los vecinos se movilizaron, cortaron la carretera y consiguieron que la administración tomara cartas en el asunto intentando llegar a un acuerdo con los agricultores, estos se negaron y eligieron la vía judicial que concluyó con el desmantelamiento de todos los invernaderos. Otro ejemplo de la interrelación entre las acciones humanas sobre el mar y la reacción de este está a mitad de camino entre la Rábita y Adra, cuando ya hemos entrado en la provincia de Almería; hemos subido a la antigua nacional 340, (las fotos que pongo en Facebook son de esa zona e idéntica entre 1937 y 2019, pero en una se ve la marcha de la Desbandá de verdad y en la nueva, a nuestra marcha reivindicando la Memoria de aquellas personas) y desde la carretera se ve una amplia playa, la Juana, que ahora es nudista y algunas construcciones como en ruinas; dentro del mar hay más construcciones y es que ahí había un pueblecito llamado La Cueva de la Juana, que cuando se construyó el puerto de Adra, el mar se lo comió.

Cuando ya marchamos por la carretera, en el descanso para beber agua y tomar una ración de fruta se nos acerca un señor mayor, que se presenta como Juan Romero y que organiza una pequeña asamblea explicando su relación con la Desbandá; su padre huyó con él, a la edad de 8 años y otro hermano menor de un pueblecito cercano a Castell de Ferro. Finalmente, el y su hermano, que ha escrito un libro sobre la huida, se afincaron en la Rábita.

Nos han acompañado, durante un tramo del camino, un grupo de compañeros de PODEMOS, entre los que se encontraba el diputado autonómico de Adelante Andalucía, José Ignacio García de Cádiz, el cual nos ha animado a seguir la lucha y ha apoyado completamente nuestra movilización de verdad, justicia y reparación.

En la llegada a Adra nos recibe también un grupo de compañer@s de Izquierda Unida del pueblo, que nos acompañan al polideportivo donde nos alojaremos esta noche. Antes de la comida, un compañero nos explica que Adra, forma parte de los puntos de Memoria Histórica, ya que aquí, la primera ciudad importante después de Motril en su huida, por fin podían descansar en zona republicana y se establece el primer campamento de refugiados. Poco dura la alegría en la casa del pobre, ya que la aviación fascista bombardeó, tal día como hoy el 13 de febrero de 1937, el campamento, creando tal pánico, pensando que el bombardeo era el comienzo de una nueva ofensiva fascista por tierra, que no solo huyeron los que ya venían, sino que el pueblo entero de Adra abandonó la población marchando con los huidos, aunque poco después se pudo saber que los bombardeos solo obedecían a la saña asesina de los fascistas y no a ninguna ofensiva.

Por la tarde ya, en el Centro Cultural de Adra, que cuenta con un teatro magnífico, hemos asistido a la representación de la obra “Indómitas, mujeres en la República”. La obra, con ritmo, imagen, música, canción, cuenta a través de la carta de una madre republicana exiliada en Argentina, a su hija residente en España, lo que fueron las mujeres republicanas. Así, se van desgranando personajes, como Carmen de Burgos “la Colombine”, Clara Campoamor, la Bella Dorita, Maruja Mayo y las sin sombrero, las maestras españolas, las parlamentarias y dirigentes políticas españolas, etc. La obra la desarrollan entre 5 mujeres en las que juega un papel protagonista Sensi Falán, cantautora almeriense, nacida en el barrio La Chanca, que con sus canciones y su relato va hilando el discurso donde participan todas sus compañeras, poniendo de relieve el extraordinario papel que jugaron las mujeres en los avances democráticos y sociales de la República, en la resistencia frente al fascismo y finalmente, en la muerte, la cárcel, el exilio y la represión que sufrieron. A la salida del teatro, algun@s compañer@s han visitado los refugios antiaéreos que se construyeron en el centro del pueblo.

Hay que decir, que, en Adra, con un ayuntamiento del PP, el tratamiento que tenemos es exquisito, bastante diferente del que nos espera en los dos próximos municipios gobernados también por el PP, El Ejido y Roquetas.

Mañana, octava jornada de la marcha, desde Adra hasta el Ejido, con 20 Km de marcha.

8ª JORNADA DE LA DESBANDÁ, ADRA-EL EJIDO; CARRETERA DE ALMERÍA, ENTRE EL MAR DE ALBORAN Y EL MAR DE PLÁSTICO

La presencia de los vestigios de la guerra está muy presente en el recorrido de la Desbandá, la policía ha desactivado hoy una bomba de las lanzadas por la aviación fascista, encontrada en la playa de Carchuna, el pasado día 11, justo el día que pasamos por esa playa camino de Castell de Ferro.

A la salida de Adra, ya hay un retranqueo de las montañas y se abre un llano inmenso hasta el mar, que actualmente forma un mar de plástico blanco de los cultivos bajo invernadero. Caminamos entre senderos estrechos que separan los plásticos del mar, algunas veces por la misma playa, y otras entre los caminos internos que dividen las parcelas de invernaderos. Es tan impactante la estructura y la dimensión de estos cultivos que está considerada como la estructura más visible desde el espacio. Os dejo la imagen mi página de Facebook.

Sobre las opiniones que tienen muchos agricultores de la zona sobre la Desbandá nos da una muestra, uno de los primeros con los que cruzamos palabra en la marcha; después de preguntarnos por lo que íbamos reivindicando, y cerciorándose que era el recuerdo de la Desbandá, soltó secamente “que esa gente huía porque eran unos criminales”. No todo es igual por supuesto, a la entrada de Balanegra, un pueblo costero, nos saludan amablemente varios vecinos y charlan un rato con nosotros; todos conocen el suceso, y aseveran que todas las personas de edad, han conocido o han oído hablar de la Desbandá y felicitan la iniciativa de repetir la marcha para que no caiga en el olvido. Nos explican además que Balanegra tiene municipio propio desde 2015.

El siguiente pueblo que atravesamos es Balerma, aquí un compañero de la Desbandá, que es de allí, cuenta que la playa que vemos era 300 metros más ancha y que la construcción del puerto de Adra, supuso la pérdida de aportación de arena de las mareas a su playa. Balerma tuvo mucha importancia como centro pesquero y de salazón, pero esta actividad prácticamente ha desaparecido, después de esquilmar los bancos de pesca, la pérdida de playa y la polarización del desarrollo a través de los invernaderos.

La marcha la acabamos en el Castillos de Guardias Viejas; al lado del Castillo hay un bunker de los 5 construidos en el litoral del Ejido; un compañero de Cultura nos explica que el bunker a pesar de su aspecto era muy endeble, ya que solo estaba construido con cemento y con nada de hierro; nunca llegaron a entrar en combate, ya que ni sus ametralladoras alcanzaban a acorazados como el Canarias, que frecuentemente pasaba por delante de ellos, en dirección a Almería para bombardear la ciudad y específicamente los depósitos de gasolina del puerto, ni los destructores los consideraban una amenaza.

En el Castillo de Guardias Viejas, saludo a un compañero de Málaga, incorporado hoy a la marcha, es Manuel del Villar; su padre, teniendo 16 años, hizo la Desbandá hacia Almería junto con su hermano y otra familia. Según cuentan, lo que les salvó la vida en su viaje a Almería, fue encontrarse a un burro, cargado de comida en la ribera del Guadalfeo. Es el mismo burro, que el abuelo de otro miembro de la Desbandá creía que le habían robado, cuando después de dejarlo en la orilla para intentar rescatar a su sobrina que había caído al agua, cuando consiguió rescatarla, y salieron del rio, nunca más encontraron. Hoy iban juntos el descendiente del dueño del burro y el descendiente de los que se llevaron al burro. El padre de Manuel del Villar se afincó en Almería, en la calle de las Cabras y allí se casó con una almeriense, de ese matrimonio nació Manuel y otro hermano y toda la familia acabó volviendo a Málaga, donde tenían más expectativas de ganarse la vida

En el Castillo de Guardias Viejas que también visitamos, tenemos un debate de interés sobre el cultivo de invernaderos. El monitor cultural, que es además de familia de agricultores, nos explica que se hicieron muchas barbaridades en los cultivos con productos químicos, pero que prácticamente toda la producción ya es ecológica, principalmente como única manera de competir con los productos de invernaderos que están proliferando en todo el Magreb; sus productos son más caros, un aparte muy importante exportada a Europa, pero también para el mercado interno, aunque las grandes superficies como Mercadona, prefieren comprar las verduras de invernadero en Marruecos, donde no existen garantías contra los productos químicos y donde los salarios son 15 veces inferiores a los de Almería.

En el Ejido nos alojan en el Instituto Santo Domingo. A pesar de ser considerado como un ayuntamiento muy de derechas, el Ayuntamiento, aunque no celebra nuestra llegada y nuestro paso por el ayuntamiento, sí que nos cede sitio para dormir y autorización para organizar conferencias en la Casa de la Cultura. Es una actitud diferente a la de municipios gobernados por el PP como el del Rincón de la Victoria que nos niega alojamiento, o al de Roquetas que además de negárnoslo también suele organizar actos “alternativos” a la Desbandá. En el Instituto, una vez que vamos colocando nuestros macutos, sacos de dormir, etc, una limpiadora, que está terminando de limpiar los aseos para nuestro uso, me pregunta que si puede hacerle una foto a mi bandera republicana. Se la brindo con mucho gusto y me explica que es para su padre que es comunista y que se emociona mucho. Evidentemente, por muy mala fama que tengan determinados sitios de ser de derechas, siempre hay una resistencia popular de izquierda, mas meritoria por cuanto más a contracorriente tienen que ir.

Por la tarde tenemos una Conferencia sobre la Desbandá en el Auditorio de la Casa de la Cultura del Ejido; la imparte Francisco Jesús Martín, un historiador, investigador y profesor de Roquetas, muy activo en la lucha de la Memoria Histórica; la conferencia la ameniza con un video con testimonios gravados de 11 testigos de la Desbandá, tanto de personas que huyeron como de personas que vieron como el éxodo masivo llegaba a sus tierras; describen estas personas tanto el sufrimiento y el horror de la marcha y las otras como las recibieron y las ayudaron. Sobre todo, me ha llamado la atención el relato de como un cabrero estuvo todo un día ordeñando sus cabras para atender a los niñ@s huidos en Almería. El profesor ha escrito un libro llamado “Madre, anoche en las trincheras”, donde se reproducen 36 cartas escritas entre dos hermanos de Almería, soldados del ejército dela República en distintos frentes. Como el concluye, el rescate de la memoria y el paradero final, de miles de víctimas, no compete a sus familiares, sino a toda la sociedad y en primer lugar a los poderes públicos. La movilización de todas las Asociaciones Memorialistas e iniciativas como la Desbandá superarán los 80 años de olvido que han sufrido las víctimas del fascismo.

En el Instituto nos espera la cena que nos han preparado nuestros cocineros “estrellas Michelin de comida popular”; además de sus platos siempre distintos y siempre insuperables, nos acompañan con el corte de un jamón de pata negra, que uno de los miembros de la Desbandá que nos ha acompañado hasta ayer, Jorge, que nos lo ha regalado antes de marcharse.

Mañana salimos a realizar la 9ª jornada de marcha entre El Ejido y Roquetas.

9ª JORNADA DE LA DESBANDÁ, EL EJIDO-ROQUETAS; CARRETERA DE ALMERÍA, NUESTROS MUERTOS NO ESTÁN EN CUNETAS, SE LOS COMIERON LOS PERROS Y LAS AVES CARROÑERAS

Tengo que rectificar la información de ayer sobre que el ayuntamiento del PP no nos había negado alojamiento; es cierto que no nos lo ha negado, y es cierto que en las dos marchas anteriores pudimos utilizar un polideportivo del Ayuntamiento. Sin embargo, en esta ocasión hemos aceptado el ofrecimiento del Consejo Escolar del IES Santo Domingo, de pernoctar en su Instituto, que no depende del Ayuntamiento sino de la Junta de Andalucía. Al salir, después del desayuno, el director del Instituto nos ha explicado que él y también tuvo familia en la Desbandá y que es muy importante que la Memoria no muera y le pasemos el testigo, con el esfuerzo de todos, también de los enseñantes, a la juventud.

Ya marchando, reflexiono sobre uno de los temas que salió ayer en la Conferencia del profesor Francisco Jesús Martín, sobre los enterramientos que pudiesen haber en la Carretera de la Muerte; el profesor lo tenía muy claro, y además con mucha lógica, en la carretera no se enterraba a nadie; la gente seguía huyendo y los muertos quedaban atrás, no podemos recuperar sus huesos, como l@s asesinad@s en cunetas y en fosas comunes. Esto lo digo yo, fueron seguramente comidos por perros, buitres y otros carroñeros; son ya, polvo de estrellas que nos acompañan en nuestra marcha y nos alientan con sus energías.

En nuestra marcha de hoy no vemos plásticos; el recorrido, básicamente transcurre entre el Paraje Natural, Puntas Entinas-Sabinar y después todo el paseo marítimo de Roquetas y Aguadulce, unos 18 km en total. El paraje natural es precioso con lagunas, patos, flamencos rosas… pero también unos aguerridos mosquitos que nos hacen acelerar el paso. Ya en el paseo, es cuando interconectamos con las gentes, y quiero reproducir el texto escrito del encuentro vivido por uno de los compañeros de la marcha; el, se llama Miguel Verdugo, que se reivindica como catalán, con lugar de nacimiento en Málaga, el texto dice así:

Para mí, hoy, la nota más emotiva de la jornada, no la he recogido en imagen o sonido. La he “sufrido” en vivo y en primera persona. Camino a corta distancia tras el grupo, por delante y a pocos pasos de Gregorio; me para una señora mayor y me pregunta: ¿y esto que es?; Me paro y le contesto, esto es una marcha en… de Málaga a Almería por la carretera de la muerte, la Desbandá, y seguido le pregunto ¿sabe usted de que le hablo? De haber llevado gafas me habría dado cuenta que estaba llorando, su respuesta me partió: Claro que lo sé chiquillo, como no lo voy a saber. Sollozaba, pasé mi mano por su hombro, no supe más que hacer. Me dijo entonces: seguir…seguir adelante, ya llegáis. Me alejé de ella y me salió un ¡¡Salud y República!!, no sé por qué, pero así fue; tocaba un abrazo, pero… Me uní a Gregorio que estaba cumpliendo su cometido como banderín de cola o de “escoba” en el argot senderista. Que conste también, ella era mayor pero muy guapa. Y yo también lloré.

Hay más anécdotas que van viviendo cada compañer@. Dos compañeras buscaron un bar donde pudieran usar el WC; el camarero les preguntó si iban de excursión, ellas contestaron que no, que venían con la marcha de La Desbandá. ¿entonces ustedes sois de la República? Preguntó el hombre; nuestras compañeras, sacando pecho y dispuestas a afrontar las consecuencias dijeron que si, que eran republicanas. El hombre se llenó de alegría, sacó de su cartera el carnet del Partido Comunista y les dijo que el también, que estaba orgulloso de la gente que estaba haciendo la Desbandá y que si le podían vender una camiseta; además les regaló un tomate que por el tamaño debería pesar 1 kg y que luego nos comimos de aperitivo en el almuerzo.

Entre Roquetas y Aguadulce hay un humedal que llaman Las Salinas, a la entrada de esta nos esperan cuatro mujeres y un hombre caracterizados como integrantes de la Debandá en 1937. Van con hatillos o maletas de cartón de la época, ropa antigua y hasta un niño de pecho. Después de andar con nosotr@s varios km, y ya en el casco urbano de Aguadulce, nos recitan una poesía animándonos en nuestra lucha, son concejales o militantes de la oposición de izquierda en Roquetas.

Por la tarde seguimos con las actividades culturales, a las 18:30 asistimos en Vícar a la presentación de un libro sobre la historia del anarquismo en Almería y a las 20:00, en Roquetas, una conferencia sobre "Auge y normalización de los fascismos en las redes sociales y medios de comunicación".

Mañana última etapa, 14 km desde Aguadulce hasta Almería, un bonito paseo por el acantilado al borde del mar donde esperamos contar con el aliento de much@s compañer@s de Almería y de otras provincias que se desplazaran al acto.

DÉCIMA Y ÚLTIMA JORNADA DE LA DESBANDÁ, AGUADULCE-ALMERÍA; AL FINAL DE LA CARRETERA DE LA MUERTE, EN ALMERÍA, NOS ESPERABA OTRA VEZ EL FASCISMO

La última jornada de la marcha hasta Almería, desde Aguadulce, es un paseo (14 Km) festivo, de alegría por haber culminado el esfuerzo de 10 días llenos de emociones para tod@s. Antonella, la compañera italiana que ha aguantado hasta el final decía que lo vivido en 10 días le parecían 3 años. Hemos hecho la marcha unas 120 personas disfrutando de la carretera antigua, que colgada de los acantilados y con el mar y el sol al lado nos lleva a un fin de marcha que ha tenido dos componentes; el primero, la extraordinaria acogida que hemos tenido a la llegada, con el recibimiento de la gente nuestra de Almería y compañer@s que han venido desde Málaga para vivir este final. Difícilmente se podía evitar que se nos empañaran los ojos al recibir el abrazo y la bienvenida de quienes nos felicitaban por hacer la marcha, unas 500 personas nos hemos manifestado, arrancando desde la entrada de Almería por el antiguo barrio de Pescadería, hemos recorrido el paseo Nicolás Salmerón, subiendo hasta Puerta Purchena por la calle Real, (en este enlace se puede ver 1 minuto de la manifestación: https://www.facebook.com/PCAndalucia/videos/413250316086746/) y hemos bajado por todo el Paseo de Almería hasta la entrada del puerto donde está el monumento a los almerienses asesinados por el nazismo en Mathausen. La marcha, que abrían una banda de música local y la pancarta de la Desbandá, ha sido muy alegre durante todo el recorrido, bailando al ritmo de Bella Ciao, y otras canciones populares de la lucha antifascista y republicanas. La gente de izquierda que nos veía pasar estaban emocionadas, y las de derecha no daban crédito; el Paseo, una zona muy popular y abarrotada de gente, hacía fila en las aceras para vernos pasar y entender el fenómeno de que la calle principal de Almería se haya llenado de cánticos y banderas republicanas; durante el trayecto de la manifestación se ha hecho un homenaje a Norman Bethune y a las víctimas de uno de los numerosos bombardeos criminales de los fascistas contra la población civil que causó numerosas víctimas en uno de los edificios del paseo. Finalmente hemos acabado la manifestación en el monumento a las víctimas Mathausen; el monumento consiste en una escultura central rodeada de 142 columnas que representa a las personas asesinadas allí y naturales de Almería; y este es el segundo componente, un grupo de fascistas han hecho una intervención allí antes de que llegáramos, consistente en pintar las columnas con cruces gamadas, en pegar panfletos, con el yugo y las flechas denunciando los “crímenes” del Frente Popular, y haciendo dos tipos de pintadas, una contra los judíos, y otra contra la Desbandá que decía específicamente “Huireis lo mismo que en el 36”. En numerosos medios de prensa y televisión se ha denunciado el atentado fascista contra el monumento de Mathausen, pero en pocos se ha explicado, aunque se sabe perfectamente, que era una reacción contra la Desbandá que iba allí a realizar el acto final; han preferido explicar el suceso como un atentado con el monumento a las víctimas sin más, así no se le da visibilidad ni cobertura al crimen genocida de la carretera de Almería.

Después del acto de Mathausen, nos hemos marchado al puerto pesquero, donde en El Varadero (una nave dedicada ahora a eventos sociales) se celebraba la Fiesta del Partido Comunista de Andalucía; allí, además de deleitarnos con la última comida de nuestros excelentes cocineros, hemos disfrutados de las canciones del Coro “Mar de Voces”; compuesto por unas 80 personas, la mayoría mujeres, han venido desde Málaga, para participar también en la última jornada de la Desbandá 2019. Han cantado muchas canciones que nos emocionan mucho, os voy a dejar en lace de tres de ella, no la versión del coro, pero si las originales que han utilizado. Una de ellas es el “Canto de la libertad de las mujeres”, de la película Novecento, el enlace es https://www.youtube.com/watch?v=ELgImwd-ggw; otra, “Grandola vila morena” con enlace en: https://www.youtube.com/watch?v=mb9YCeQ1CCA; y por último “La Muralla” de Nicolás Guillen, interpretada frecuentemente por Ana Belen, con enlace en: https://www.youtube.com/watch?v=hcK5Gxy_nSc.

Las despedidas de tod@s l@s compañer@s después de 10 días de una gran convivencia ha sido muy emotiva. Nos vamos muy reforzad@s para seguir en esta lucha; Hoy 16 de febrero, hemos culminado la 3ª marcha de la Desbandá en Almería, utilizando la alegría, como nos recomendó Benedetti, como un arma de lucha, la fraternidad, el estudio, el debate, la cultura… mañana comenzamos a preparar la Desbandá 2020 y a explorar caminos de coordinación y comunicación con otros colectivos de la Memoria, nacionales e internacionales. ¡¡Viva la República!!

Manolo García

La Desbandá no se olvida

Hambre, agotamiento y muerte: refugiados republicanos en Almería tras la Desbandá

La Desbandá: las incógnitas sin resolver 82 años después de la masacre

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/6118