Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Convocatorias antifascistas de este fin de semana

Sábado 18 de abril de 2009. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Entre los muchos actos que tendrásn lugar este fin de semana en distintos lugares del Estado, destacamos dos convocatorias antifascistas que tendrán lugar en Asturies y Guadalajara.
La primera es una manifestación por la absolución de l@s detenid@s de Cangas, a l@s que se pide 35 años de cárcel. La segunda pretende responder a la convocatoria de dos manifestaciones fascistas en Guadalajara en el mismo día.
Acude. Haz lo que debas!

Asturies

Sábadu 18 abril: Manifestación pola absolución de los 14 de Cangues que serán xulgaos del 20 al 24 d’abril

Ente’l 20 y el 24 d’abril 14 mozos asturianos van enfretase a una petición fiscal que suma 35 años de cárcel por participar n’un acto de refuga del facismu, el racismu y el nazismu en Cangues d’Onís en setiembre de 2005.

N’estos casi 4 años numberoses iniciatives van ponese en marcha n’Asturies, gran parte dientru la campaña del 35. El sábadu 18 d’abril, a les 18:00 hores, va partir una manifestación dende la estación de la Renfe n’Uviéu pa pidir l’absolución de los 14 de Cangues.

Llueven los palos, sobran las razones

Texto de presentación de la campaña "35 razones". C.A.A.

En primer lugar, daros las gracias por vuestra asistencia: sabemos lo difícil que resulta impulsar cualquier acto que suponga compartir prácticas, sentimientos y utopías, porque este mundo achica los espacios de convivencia y desperdicia la experiencia colectiva, la pasada y también la presente. Os hemos invitado, a pesar de la que está cayendo, precisamente a juntarnos contra la que nos está cayendo. Para protegernos del agua usamos los paraguas, así que ¿por qué no hacer lo mismo cuando nos llueven los palos? En esto consiste el 35 y esto es lo que, a continuación, vamos a explicar.

¿Qué es el 35?

Es un número y, por tanto, es abstracto pero también algo muy concreto. En lo concreto representa la suma de la petición fiscal realizada contra 14 jóvenes, que cometieron el delito de participar en una manifestación. Se enfrentan a 35 años de cárcel y multas que suman 120.000 € tan sólo porque el 10 de Septiembre de 2005 mostraron, junto a muchas otras personas, su rechazo al carácter racista y xenófobo de un acto convocado por el partido de ultraderecha Democracia Nacional, en Cangues d’Onís. Ese día, todas aprendimos a leer el mundo al revés; un mundo donde se protege el derecho de manifestación de grupos neonazis golpeando, deteniendo y procesando a quienes sueñan con poner entre muros tan sólo a las ideas racistas, nunca a las personas.

Pero el 35 no habla de un caso aislado, de una actuación “desproporcionada”. No es un grito con fecha de caducidad. El 35 nos recuerda que desde septiembre de 2005 no han parado de llover los casos de represión y criminalización de la protesta: sindicalistas encarcelados, aplicación sistemática de leyes que se dicen “de excepción”, persecución policial a inmigrantes, multas por participar en movimientos vecinales o acoso mediático por ejercer el derecho al aborto… Todos podrían ser titulares del blanco y negro de la represión franquista; pero todo esto nos está pasando aquí, ahora y a todo color.

¿Quiénes estamos detrás?

No es fácil dar una respuesta homogénea porque tenemos muchas caras, porque detrás del 35 nos ocultamos para poder mostrarnos. Por separado, sólo podemos participar en los desfiles de esta democracia de cartón piedra; juntas podemos señalar a los culpables y avanzar propuestas de transformación de una tierra, la nuestra, que penaliza la no resignación. Detrás del 35 estamos quienes pensamos que todas nos enfrentamos a esta condena… y a todas las demás; quienes sentimos hambre y sed de justicia social; quienes defendemos nuestro derecho a tomar el relevo, para inaugurar un futuro que no sea la repetición de este presente que nos jerarquiza, invisibiliza y, en último término, nos excluye.

El 35 hace presentes incluso a quienes ya no están entre nosotras, porque supone el recuerdo permanente de quienes, a lo largo de la historia, hasta hoy, en Asturies y fuera de ella, han soñado y luchado por un mundo diferente.

¿Qué queremos?

En primer lugar, pretendemos denunciar el significado del proceso y evitar la condena de las 14 personas acusadas de participar en la manifestación de Cangues. Queremos poner freno a la actual dinámica de represión de la protesta social, porque los problemas sociales no son “carne de juzgado”. Exigimos la anulación de todas las acusaciones y condenas contra quienes han cometido el delito de aportar razones y corazones a una sociedad desencantada de sí misma.

Pero no nos quedamos aquí. Somos mucho más ambiciosas. Con el 35 queremos dejar de ser un número, el de las estadísticas oficiales; queremos lanzar un interrogante, poner un espejo delante de una sociedad que no se quiere ver, que vive del autoengaño. Queremos dejar estar sujetadas por las desigualdades para convertirnos sujetos de nuestra historia, sujetadas tan sólo por nuestras ideas, nuestros afectos y nuestras luchas. Deseamos crear espacios de intervención, para que nuestros referentes colectivos vayan más allá del ALSA, que nos abre las puertas a la emigración, o de las imágenes de la “marea azul”, que reproduce el circuito del capital en el circo la Fórmula 1.

Pretendemos establecer responsabilidades políticas y sentar en el banquillo de la sociedad a quienes ahora nos acusan. Sin la actuación de la clase política no se comprende ni el auge de los grupos de extrema derecha, ni la extensión de sus discursos al conjunto de la sociedad (machismo, xenofobia, españolismo…).

En Asturies, el PSOE ha jugado un papel fundamental, sin menospreciar la responsabilidad de otras formaciones del arco parlamentario. El puño soltó la rosa para enfundarse un guante de boxeo que golpea una, dos y mil veces contra las voces que protestan. Y es que la figura del delegado del Gobierno español en Asturies, Antonio Trevín, sintetiza mucho de los elementos que explican la situación actual: clientelismo, agotamiento de la clase política, especulación urbanística…

Tampoco queremos dejar de pasar esta ocasión para señalar el papel que los medios de comunicación están jugando a la hora de criminalizar al movimiento antifascista, al igual que al resto de las expresiones de protesta. Hemos tenido que leer en los periódicos cosas como que “la extrema izquierda intenta arrasar Cangues d’Onís”, “ataque a un autobús de la Guardia Civil”, “destrozos en el mobilibario urbano”… todo ello según las mismas fuentes que encontraron armas nucleares en Iraq. Los titulares equiparan la actuación de los grupos neonazis con la denuncia realizada por asociaciones contra el racismo. Pero nosotras sí podemos decir que no es lo mismo.

Por último, queremos denunciar el auge del fascismo social. Asturies se presenta como una sociedad formalmente democrática, pero que se está convirtiendo en socialmente fascista: recorte de nuestras libertades, precariedad laboral, persecución de inmigrantes, expulsión de menores, urbanismo salvaje, chauvinismo español, ampliación de los cuerpos policiales y de la presencia de las empresas de seguridad privada, represión lingüística, emigración forzada, violencia contra las mujeres...

Quizás ni podemos ni queremos tomar su poder, pero sí podemos y queremos restar capacidad a quienes ahora lo detentan.

¿Qué os proponemos?

Desde la Coordinadora Antifacista d’Asturies os invitamos a participar de la manera que creáis conveniente en el desarrollo de la campaña: participando en las reuniones semanales o en las asambleas generales que realizamos todos los meses, distribuyendo los materiales o simplemente abriéndonos espacios para que podamos explicarnos.

Os pedimos también que nos dejéis impregnaros de vuestras preocupaciones, conocer vuestras experiencias y darnos la oportunidad de construir con vosotras una nueva subjetividad que se interrogue por el mañana. No hay cambio sin sueño, como no hay sueño sin esperanza. Contra el desencanto y el fatalismo que pone diques a la imaginación, tenemos la oportunidad de dar forma a lo inédito, a lo que hasta ahora en Asturies no ha sido pensado…

10 Mayo 2008

Coordinadora Antifacista d’ Asturies

Web 35razones.org

Fuente: Glayiu

Guadalajara

Convocatoria Antifascista

[Guadalajara] 18-Abril: Alto a la invasión de ideas racistas

El próximo 18 de abril, dos organizaciones nazis, Falange Española y el “Movimiento Patriota Socialista(MPS) pretenden manifestarse en Guadalajara. El MPS organiza un torneo de fútbol-sala “Por la Libertad de los Presos Patriotas”, mientras que los falangistas pretenden manifestarse “contra la inmigración masiva”, a la que responsabilizan de la crisis económica.

Ambas organizaciones nazis, cuyas actuaciones en otras ciudades han provocado graves incidentes y muchos de sus militantes y simpatizantes tienen causas abiertas por agresiones y asesinatos, pretenden venir a nuestra ciudad para difundir su odio racial, en unas convocatorias que siempre han seguido de agresiones a inmigrantes o jóvenes con una determinada estética, ataques a centros sociales y en definitiva, ataques a todo aquel que no piense como ellos. La Falange cuenta entre sus filas con Israel Galve Maldonado, actualmente en prisión por apuñalar a un joven antifascista en Guadalajara en febrero de 2005; hasta su entrada en prisión, este personaje, tenía el cargo de jefe de juventudes. El MPS es una organización neonazi surgida de la fusión de las anteriores “Combat España” y “Nación y Revolución”, que protagonizó diferentes incidentes el pasado 28 de marzo en el vecino barrio madrileño de Vallecas, cuando pretendía acceder a él. Vallecas es el barrio donde vivía Carlos Palomino, un joven antifascista de 16 años que murió apuñalado por un militar neonazi que acudía a una marcha racista convocada por Democracia Nacional. Es vergonzoso que estas organizaciones tengan el consentimiento de la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara y la complicidad policial de la que vienen acompañada estos actos; un claro ejemplo es que en la manifestación neonazi del MPS del día 28 de marzo varios manifestantes portaban cascos de la policía. Ejemplares eran las consignas que cantaron estos nazis el día 28 en Madrid: "Carlos pardillo, devuélvenos el cuchillo", “Josué libertad” (en referencia al asesino de Carlos), "Seig Heil", "Vallecas será la cuna del fascismo" o “Menos locutorios y más crematorios”.

Guadalajara está viviendo en los últimos meses un espectacular aumento del índice de paro que está dejando a la provincia sin alternativas de futuro. En la actualidad, son 17 las empresas que ya han presentado Expedientes de Regulación de Empleo(despidos colectivos), que de ejecutarse supondrían la pérdida de alrededor de cuatro mil empleos directos, en una provincia donde cada mes aumentan en mil paradxs más lxs que engrosan las listas del paro, según estadísticas oficiales. Los brazos ejecutores de estos despidos son las numerosas empresas que están en nuestra provincia, y que mientras han estado años enriqueciéndose a costa de los contratos basura y del endeudamiento de la clase trabajadora, ahora pretenden deshacerse de ella para seguir enriqueciéndose y no perder su cuota de ganancia. Esto es una realidad que afecta a todxs lxs trabajadorxs, sin distinción de nacionalidad o de raza. Lxs trabajadorxs inmigrantes están doblemente explotadxs, por su condición de trabajadores y por su condición de inmigrantes.

Esta situación de paro general y de empobrecimiento de todxs nosotrxs no tiene nada que ver con el origen o nacionalidad de lxs afectadxs. Es consecuencia del nivel de explotación que hemos estado sufriendo como trabajadorxs. Ahora, lxs mismxs que se han enriquecido a nuestra costa señalan a lxs trabajadorxs de otras nacionalidades como cabeza de turco en esta crisis capitalista. Y los grupos neonazis y fascistas cumplen ese papel en un momento clave; un momento en el que el sistema capitalista los necesita para desviar la atención sobre el problema fundamental: la distribución de la riqueza, descargando su mensaje racista y atacando a lxs trabajadorxs y jóvenes que no piensan como ellxs, atacando Centros Sociales donde se discute y se piensa, en definitiva atacando aquello que pueda transformar la sociedad. No podemos permitirlo. Por eso llamamos a todos los trabajadorxs afectadxs por la crisis, a lxs solidarixs y a la sociedad en general a acudir el próximo martes 14 de abril a las 18:00 frente a la Subdelegación del Gobierno para exigir la desautorización de estos actos fascistas, y el sábado 18 de abril a las 19:00 desde la Prisión Central de Guadalajara, para demostrar que no les queremos.

NAZIS FUERA DE NUESTROS BARRIOS. NI OLVIDO NI PERDÓN

FRENTE A LA CRISIS CAPITALISTA, LOS TRABAJADORES PRIMERO

ALTO A LA INTOLERANCIA FASCISTA


Reclaman la desautorización de los actos racistas previstos para el 18 y señalan a la Policía como cómplice de agresiones y ejecutora de redadas racistas con la excusa de la crisis.

A pesar de la lluvia, medio centenar de personas se concentraron frente a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara para pedir la desautorización y disolución de los actos racistas previstos para el 18 de abril, día en el que el movimiento antifascista volverá a concentrarse.

Se congregaron igualmente numerosos medios de comunicación y tres furgonetas antidisturbios. Los convocantes hicieron mención a la crisis del capitalismo como causante de los problemas económicos de la clase trabajadora, y señalaron a la Policía y a las instituciones represivas como cómplices de la estrategia de la extrema derecha, “que pretende señalar a los trabajadores inmigrantes como responsables de una crisis de la que son víctimas”.

Tensión en el Paseo de las Cruces

En el momento en el que los manifestantes intentaron colocarse a las puertas de la Subdelegación del Gobierno hubo momentos de tensión con varios empujones de los agentes que impidieron el acceso.

Tras varios minutos frente a estas instalaciones, los manifestantes partieron por la zona centro de la capital hasta llegar al Palacio del Infantado, junto a la conocida “Plaza de los Caídos”.

“Porque no me sale de las pelotas”

Una vez llegados a la Plaza de los Caídos, los manifestantes se disolvieron. Pero los agentes antidisturbios impidieron salir de la plaza a los asistentes. Razon: “Porque no me sale de las pelotas” contestó un responsable policial.

Tras algunos minutos de incertidumbre y por la amplitud de la plaza, los manifestantes pudieron tomar una salida alternativa. La próxima cita será el próximo sábado 18 de abril a las 19:00 horas en el Parque situado junto a la Prisión Central.

La Asociación de Víctimas del Fascismo pide a la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara la desautorización de los actos neonazis del día 18 de abril

La Asociación de Víctimas de la Violencia Fascista, Racista y Homófoba ha rechazado que la Subdelegación del Gobierno de Guadalajara haya autorizado dos manifestaciones convocadas por los partidos ultraderechistas Falange Española y el Movimiento Patriota Socialista (MPS), para el próximo día 18.
En un comunicado, esta asociación advierte de ‘las consecuencias que esto puede conllevar para la seguridad de los ciudadanos’, como ya ha ocurrido en manifestaciones anteriores.

Recuerda que en la web de MPS ‘hacen alarde’ de apoyar a ‘Josué Estébanez de la Hija, asesino de Carlos Palomino’, de 16 años, que murió de una puñalada en el corazón, hace año y medio ‘cuando defendía los derechos de los inmigrantes’.

Alude a los incidentes provocados el pasado 28 de marzo en el barrio de Vallecas, ‘con cuyo lema engañoso, contra la crisis, lo único que realmente pretendían era una grave provocación para los vecinos del barrio vallecano’, debido a sus consignas xenófobas.

Ahora, continúa el comunicado, en Guadalajara los del MPS organizan un torneo de fútbol-sala ‘Por la libertad de los Presos Patriotas’, mientras que Falange Española ‘pretende manifestarse contra la inmigración masiva’.

Falange, añade, cuenta entre sus filas con Israel Galve Maldonado, en prisión por apuñalar a un joven antifascista en Guadalajara, en febrero del 2005, y que antes de ser detenido fue jefe de juventudes.

Destaca que ambas organizaciones tienen causas abiertas por agresiones y asesinatos y son intolerantes ante los que piensan diferente, por lo que rechazan la permisividad de las autorizaciones.

Por todo ello, exige que se reconsideren y prohíban las manifestaciones ‘ante la inseguridad que representan sus actos para los ciudadanos de Guadalajara’.

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/1654