Edición en modo texto de {Nodo50}

Nodo50 es un proveedor de servicios de Internet sin ánimo de lucro orientado a los movimientos sociales. Desde 1994, el proyecto ’Nodo50’ viene proporcionando formación, contenidos, y servicios comunicativos a cientos de grupos y organizaciones del amplio espectro de la izquierda política y social del estado español y latinoamérica.


SUMARIO:

Artículos destacados

LECTURAS:


De la Sección : {Noticias Destacadas}

Ha comenzado el ajuste

Por Michael Roberts

Jueves 30 de junio de 2022 NODO50

Ha sido una gran semana para los principales bancos centrales. Primero, el Banco Central Europeo (BCE) convocó una reunión de emergencia porque los tipos de los bonos gubernamentales estaban aumentando considerablemente en las economías más endeudadas de la eurozona, como Italia y España. Eso amenaza con generar una nueva crisis de deuda soberana como sucedió después de la Gran Recesión entre 2010 y 2014, que condujo a la pesadilla griega.

El BCE está buscando formas de financiar a los gobiernos más débiles de la Eurozona comprandoles más deuda e ’imprimiendo’ dinero para hacerlo. Irónicamente, después de haber anunciado que había terminado con la flexibilización cuantitativa (QE) y buscaba aumentar las tasas de interés en julio para controlar la aceleración de la inflación, el BCE tiene que volver a la QE para países como Italia.

A continuación, la Reserva Federal de los EEUU anunció un aumento en su tasa de referencia (la tasa de los fondos federales) de 75 puntos básicos, con más por venir, ya que también trata de controlar la aceleración de la inflación. Y el jueves pasado, el Banco de Inglaterra se sumó al subir su tasa política para controlar una tasa de inflación que se encamina hacia los dos dígitos.

Solo el Banco de Japón (BoJ) se ha resistido a aumentar su tasa política, prefiriendo tratar de proteger una economía en recesión ya débil, pero que continúa teniendo una inflación relativamente baja. Pero el BoJ señaló que, al tener tasas de interés mucho más bajas que otras economías, el precio del yen en dólares y euros había comenzado a desplomarse. Eso podría ayudar a los exportadores japoneses, pero también aumentaría la inflación importada. De hecho, a medida que los inversionistas extranjeros venden sus bonos del gobierno japonés (con la deuda del gobierno en 270% del PIB), el BoJ tendría que comprar aún más bonos para financiar el gasto público.

Las "tasas políticas" de los bancos centrales establecen el piso para las tasas de interés de los bancos, los hogares y las empresas, donde las tasas serán correspondientemente más altas. Y la subida de 75 pb de la Fed es la mayor subida en 28 años.

Aparentemente, el propósito de elevar las tasas políticas de los bancos centrales es forzar el alza de las tasas de interés para los préstamos de bancos, hogares y corporaciones. Con el tiempo, esto reducirá el gasto en viviendas, productos de consumo y la inversión en activos financieros como acciones y bonos, y también la inversión productiva en equipos, edificios y software. Eso supuestamente enfriará la demanda general y, por lo tanto, las tasas de inflación disminuirán.

Pero ¿funcionará?; o más aún, ¿funcionará sin generar una recesión en las principales economías? La respuesta radica en parte en si se aceptan las explicaciones habituales sobre qué causa el aumento de la inflación. He discutido esto extensamente en varios artículos. La primera teoría habitual es la monetarista; a saber, los bancos centrales ’imprimen’ demasiado dinero en relación con la producción de bienes: ’demasiado dinero persiguiendo muy pocos bienes’; y así aumenta la inflación de precios. Si los bancos centrales aumentan las tasas y reducen la cantidad de dinero que imprimen, la inflación disminuirá.

El presidente de la Fed, Jay Powell, todavía parece defender el enfoque monetarista cuando explica al Congreso de los EEUU en su último Informe Monetario de la Fed sobre como los bancos centrales pueden controlar la inflación: "A largo plazo, la tasa de inflación está determinada por la política monetaria y, por lo tanto, el Comité tiene la capacidad de especificar una meta a más largo plazo para la inflación”.

¿En serio? Toda la evidencia de los últimos 60 añosmuestra que la política monetaria no es el motor de la inflación o la deflación y es, en el mejor de los casos, un factor de reacción secundario. El verdadero impulsor es la relación entre la producción de una economía y la demanda engendrada por los ingresos de las empresas capitalistas y los hogares de los trabajadores.

Pero eso no significa que sea la ’demanda agregada’ la que decida el nivel de inflación y, en particular, la demanda generada por demasiada ’presión salarial’. Esta es la explicación keynesiana de la inflación: ’demanda excesiva’ y ’empuje salarial’ sobre los costes. El último exponente de la teoría keynesiana del "exceso de demanda" es el exsecretario del Tesoro de EEUU y gurú keynesiano del "estancamiento secular", Larry Summers. Pronosticó un aumento de las tasas de inflación en 2021 debido al gasto público excesivo utilizado para salir de la crisis del COVID. E hizo un llamamiento a la ’austeridad’ del gobierno como respuesta.

Ahoraen un artículo reciente, argumenta que las tasas de inflación se están midiendo de forma artificialmente baja en comparación con la última espiral inflacionaria de la década de 1970. Eso se debe a que la forma en que se calculan los costes de la vivienda en el índice de inflación actual se ha modificado en relación con la década de 1970. En 1983 se introdujo el concepto de “Renta equivalente del propietario” (OER) en lugar de los precios reales de la vivienda o los pagos de la hipoteca. Summers argumenta que el uso del OER para medir los precios de la vivienda reduce la tasa de inflación en comparación con la fórmula utilizada anteriormente. Esto significa que la inflación ahora es realmente mucho más alta que la tasa oficial. Por lo tanto, para controlar la inflación, la Fed tendrá que subir su tasa de política mucho más de lo que cree que necesita. Los aumentos planeados por la Fed ya subirían la tasa política hasta el 3,5%, un aumento masivo en poco tiempo. Si tiene que estar más cerca del 5%, amenaza con derrumbar el castillo de cartas.

El primero en sufrir suele ser donde se ha acumulado lo que Marx llamó ’capital ficticio’, es decir, activos financieros y propiedades. Las tasas más altas hacen que los activos de renta fija sean relativamente más atractivos, lo que reduce la demanda de acciones, cuyos precios caen. Los precios de las acciones de ’Wall Street’ ya han caído más del 20%, lo que se considera territorio de ’mercado bajista’.

Y la perspectiva de un rápido aumento de las tasas de interés ha golpeado esa otra gran burbuja de los activos financieros: las criptomonedas. Los precios de Bitcoin han bajado un 45% en 2022, a $21.000 por moneda. Ahora cuesta más ($ 25.000) extraerlo. Por lo tanto, no solo los especuladores de criptomonedas reciben un gran golpe, sino también aquellos que las extraen. Una prueba más de que las criptomonedas no son dinero alternativo a las monedas fiduciarias (las creadas por el estado) sino simplemente otro activo financiero especulativo.

Como dije en un post anterior:“En los últimos 20 años, las ficciones financieras se han digitalizado cada vez más. Las transacciones financieras de alta frecuencia han sido reemplazadas por la codificación digital. Pero estos desarrollos tecnológicos se han utilizado principalmente para aumentar la especulación en el casino financiero, dejando atrás a los reguladores. Cuando los mercados financieros se derrumben, lo que eventualmente sucederá, el daño digital quedará expuesto”.

Y luego está la vivienda. La semana pasada, las tasas hipotecarias de viviendas en EEUU aumentaron al máximo desde 1987 para alcanzar el 5,78 %, el nivel más alto desde noviembre de 2008. La tasa era del 3,2 % a principios de año, mientras que hace un año, antes de que la Reserva Federal se embarcara en una agresiva campaña para subir las tasas de interés, la hipoteca de tasa fija a 30 años promedió el 2.93%.

El aumento desde enero del 3% al 6% significa que 18 millones de hogares menos pueden calificar para una hipoteca de $400,000.

Eso es una reducción del 36% en la demanda potencial. La capacidad de acceso del comprador de vivienda se ha desplomado.

Como resultado, los mercados inmobiliarios estadounidenses que estaban en auge han comenzado a derrumbarse.

En lo que se equivocan Summers y los keynesianos es que no es la demanda excesiva lo que ha elevado la tasa de inflación en los bienes y servicios que compra la gente, sino el debilitamiento de la oferta. Los cuellos de botella en el suministro generados durante la caída de COVID a nivel mundial se han visto agravados por el conflicto entre Rusia y Ucrania, particularmente en energía y alimentos. Ya he escrito antes sobre la crisis alimentaria mundial que ya ha comenzado. Y las sanciones contra los suministros energéticos rusos también están subiendo los precios del combustible y la calefacción.

Pero aquí está el problema. El crecimiento de la producción mundial ya se estaba desacelerando antes del COVID. Tome el petróleo por ejemplo. La producción de petróleo fuera de los EEUU había estado estancada durante años, incluso antes de la crisis del COVID, y todavía estaba por debajo de los niveles previos a la pandemia antes de que estallara el conflicto entre Rusia y Ucrania.


El crecimiento de la productividad fue muy bajo y el crecimiento del empleo se estaba desacelerando. La producción y la inversión capitalistas se desaceleraron porque la rentabilidad del capital en las principales economías había alcanzado mínimos históricos antes de la pandemia. La recuperación de la inversión y la producción después del COVID fue solo una "fiebre del azúcar" a medida que las economías se reabrieron y se realizaron los gastos aplazados. cada vez es más claro que el crecimiento de la producción y la inversión en las principales economías es demasiado débil para responder a la reactivación de la demanda. Así que la inflación se ha disparado.

Lo que esto nos dice es que no es la demanda excesiva o la presión de los costes salariales, o demasiado dinero, lo que está causando una inflación acelerada, sino un crecimiento débil de la producción y una inversión insuficiente en activos productivos. No hay una "demanda excesiva" de los hogares estadounidenses. El crecimiento real de las ventas minoristas (es decir, después de tener en cuenta la inflación) es plano.
— -
Y ya sabemos que los salarios no están a la altura de las tasas de inflación en todas las principales economías


Llegan las primeras señales de que incluso el mercado laboral considerado fuerte en los EEUU se está debilitando. Las solicitudes de beneficios por desempleo ya están en aumento.


Por lo tanto, las subidas de las tasas políticas por los bancos centrales no controlarán la inflación, a menos que se produzca una depresión o una recesión. La política de aumentos agresivos de las tasas de interés a fines de la década de 1970 por parte del entonces presidente de la Fed, Paul Volcker, a menudo se cita como prueba de que los bancos centrales pueden generar una inflación más baja. La realidad fue que las subidas de Volcker solo contribuyeron a generar una de las recesiones más severas (1980-82) en la segunda mitad del siglo XX ,que diezmó los sectores manufactureros de las principales economías avanzadas. Fue la recesión, la caída de la producción y el aumento del desempleo lo que eventualmente condujo a la reducción de la inflación.

Esa es la perspectiva ahora si la Fed adopta incluso la mitad de los aumentos de la tasa política que aplicó Volcker. La rentabilidad del capital ya era baja y ahora vuelve a caer en las principales economías, como he mostrado en posts anteriores. Ycomo argumenté en un post anterior, junto a esa caída está el tema del coste de la deuda

Los inversores ya han retirado miles de millones de dólares de los bonos de empresas porque temen que pronto se produzcan quiebras corporativas.

Un análisis reciente del FT encontró que las empresas con "ganancias volátiles y altos costos de interés" enfrentan un riesgo creciente de quebrar. Estas ’empresas zombis’, como suelen llamarse, alcanzarán el 20% de todas las empresas si las tasas de interés se duplican (que es el objetivo de muchos bancos centrales) y si las ganancias caen un 25%,lo que ahora parece muy probable.

Y, por supuesto, eso también se aplica a lo que se denomina "deuda de los mercados emergentes" que tienen muchos países pobres de todo el mundo. Más de $ 38 mil millones han salido de fondos de bonos y obligaciones negociados en bolsa desde el comienzo del año, según datos de EPFR. El éxodo continuará.

El mundo del crédito se está endureciendo y trae consigo una caída en los precios de los activos financieros, pero también expone las fallas en la producción de la ’economía real’. Como dijo el FT en un editorial de esta semana: “la elección es la estanflación o la depresión deflacionaria”.

{VISITAR} el artículo.



De la Sección : {Noticias Destacadas}

No en nuestro nombre

Por Olga Rodríguez

Martes 28 de junio de 2022 NODO50

Pedro Sánchez no tuvo palabras de pésame para las familias de las víctimas mortales. Tampoco consideró oportuno defender la apertura de una investigación, a pesar de la evidente opacidad. Empleó el marco de la extrema derecha.

Varias organizaciones de derechos humanos han exigido una investigación independiente sobre lo ocurrido en la frontera de Melilla, donde 37 personas murieron el pasado viernes intentando cruzar la valla, y han pedido que no se entierren los cadáveres sin antes realizar autopsias. Estamos ante un hecho de enorme gravedad. Testigos locales y varias ONG denuncian que las víctimas agonizaron bajo custodia sin ser socorridas, lo que habría contribuido a aumentar el número de muertos. Varias imágenes muestran devoluciones en caliente por parte de agentes españoles y agresiones de gendarmes marroquíes en suelo español.

Con el dinero de España y de Europa y con la indiferencia de muchos se ha normalizado la externalización de fronteras, el maltrato contra quienes intentan cruzarlas y la concepción de la migración como una declaración de guerra, hasta el punto de que España pretende pedir a la OTAN en la cumbre de esta semana en Madrid que considere la migración en el flanco sur como una “amenaza híbrida”.

Este sábado el presidente Pedro Sánchez definió el intento de cruzar la valla de decenas de personas como un “ataque violento” y un “ataque a la integridad territorial de nuestro país de manera violenta”, expresiones habituales de la derecha y ultraderecha europea. No tuvo palabras de pésame para las familias de las víctimas. Tampoco consideró oportuno defender la apertura de una investigación para determinar de qué modo murieron las víctimas, si hubo omisión de socorro y por qué se prohibió durante todo el día el acceso al hospital Hassani de Nador, adonde se trasladaron los muertos y heridos. La opacidad es evidente y ante ella cabe preguntarse a qué se debe la premura del presidente del Gobierno español en celebrar el desenlace de una operación que pasará a la historia de la infamia. Las imágenes de personas agonizando bajo el sol, doloridas, recibiendo golpes de la gendarmería marroquí, son estremecedoras.

En su comparecencia del sábado, Sánchez depositó la responsabilidad de lo sucedido en “las mafias que trafican con seres humanos”, como si las personas que intentan llegar a Europa carecieran de voluntad propia y migraran obligadas. Como si no hubiera graves problemas en los lugares de origen que empujan a muchos seres humanos a buscar otros rumbos, otras salidas. Como si no hubiera guerras, violencias, pobrezas, saqueo de recursos, sequías, catástrofes medioambientales, crisis climática, hambre.

Entre quienes intentaron cruzar la valla había decenas de sudaneses, contemplados como potenciales refugiados por Naciones Unidas, porque se considera que corren riesgo de muerte si vuelven a su país. Cuando Sánchez estaba en la oposición tenía una posición diferente ante el trato a las personas migrantes. Si estuviera gobernando el PP y un Feijóo presidente pronunciara palabras similares a las del presidente del Gobierno actual, probablemente el PSOE se las afearía públicamente. Los electoralismos tienen estas cosas. Tiempos oscuros estos en los que los derechos humanos son algo de quita y pon.

Las agresiones policiales y las 37 muertes en la frontera de Melilla han ocurrido días después de que el ministro de Exteriores Albares pidiera a la OTAN que considerara la migración en el flanco sur como una “amenaza híbrida”: “El terrorismo, la ciberseguridad, el uso político de los recursos energéticos o la migración irregular de forma conjunta pueden quebrar nuestra soberanía”, dijo. Con su afirmación el ministro español colocó en el mismo saco migración y terrorismo, y copió al Gobierno polaco de ultraderecha, uno de los pioneros en señalar la migración como un ataque.

La guerra invisible que Europa libra en sus fronteras contra personas inocentes estará presente en la cumbre de la OTAN que se celebra esta semana en Madrid. Y, como hemos visto, habrá mandatarios dispuestos a criminalizar a las personas migrantes, planteando que son una “amenaza híbrida” que debe ser combatida en el plano militar a través de la Alianza Atlántica. Resulta paradójico que se pida a la OTAN una respuesta contra la migración, puesto que algunas de las intervenciones de esta organización militar han contribuido a provocar desplazamientos forzados desde lugares como Libia, Irak o Afganistán. Como indica el Centre Delás de Estudios por la Paz en su último informe, “es posible afirmar que la OTAN está lejos de haber contribuido a estabilizar y dar seguridad a las poblaciones de los países en los que ha intervenido”.

En este marco se celebra la cumbre de la OTAN en Madrid, en un contexto en el que se apuesta por la militarización y la escalada bélica, por la concepción de la migración como amenaza y por la fuerza militar para frenarla, arrastrándonos a postulados capaces de justificar el maltrato y las muertes en la frontera.

La invasión rusa de Ucrania ha facilitado el compromiso de todos los socios de la Alianza Atlántica de aumentar el gasto armamentístico, lo que implicará menos inversión en políticas sociales. Hace tan solo un año se aplaudían con entusiasmo los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU, la persecución de más derechos e igualdad. Atrás parecen quedar ahora esas prioridades, en pos de la militarización de Europa. Las imágenes de Melilla recuerdan a otras épocas muy oscuras. No debemos permitir que se normalice el uso de la fuerza y los mensajes deshumanizadores. Desde la política se puede y se deben defender los derechos humanos y la dignidad de todos los pueblos frente a quienes abrazan la inevitabilidad de la barbarie.

Hay una peligrosa tendencia al alza a asumir los marcos de la extrema derecha, facilitando que las tesis racistas se institucionalicen, que el uso de la fuerza se asuma y expanda. Vox y sus aliados europeos ya están ganando sin conquistar las urnas. Parte de sus postulados están siendo normalizados, incluso por gente que dice ser progresista. En el futuro quienes ahora miran hacia otro lado quizá se pregunten, con engolada indignación, cómo pudo pasar. Aún estamos a tiempo de decir no en nuestro nombre.

{VISITAR} el artículo.



De la Sección : {Fotos}

Más de 2.000 personas se concentran contra la impunidad por las muertes en Melilla

El Salto

Lunes 27 de junio de 2022 NODO50

“¡No son muertes, son asesinatos!” se ha oído en la plaza de Callao, donde el movimiento antirracista ha señalado a los gobiernos marroquí y español que no van a olvidar lo sucedido en la frontera sur el pasado viernes 24 de junio.

Emoción y tristeza. Donde el presidente del gobierno ha visto una operación “bien resuelta” los colectivos antirracistas de Madrid han señalado un asesinato colectivo. La comercial plaza de Callao se ha llenado la tarde de este domingo de manifestantes que respondían a la convocatoria de la Asamblea Antirracista de Madrid, el Movimiento antirracista de Madrid y el colectivo Regularización Ya. En total, 2.500 personas, según los convocantes, se han concentrado en la plaza, bajo la vigilancia de enormes carteles publicitarios para recordar la muerte de al menos 45 personas como resultado de la colaboración entre el gobierno marroquí y español.

“¡Gobierno Marroquí! ¡culpable!, ¡Gobierno español ¡culpable!”, las personas presentes se situaban en un círculo en torno a los convocantes y han ido colocando flores en recuerdo de quienes han muerto como resultado de la violenta respuesta de las fuerzas de seguridad de ambos lados de la frontera mientras coreaban, “¡no son muertes, son asesinatos”. “Grande Marlaska, salta tú la valla!”, le han sugerido al ministro de interior. “El gobierno progresista también es racista”, se gritaba en la plaza.

A iniciativa de los colectivos convocantes la gente se ha apilado en el suelo replicando las imágenes difundidas desde Nador por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos en la que se mostraba como las personas fueron golpeadas y arrojadas unas encima de otras, y dejadas sobre el suelo a pesar de estar heridas muchas de ellas de gravedad tras haber sido tiradas de la valla. Un ensañamiento que ha incrementado el balance de víctimas. “¡Lo de Melilla lo vais a pagar!” se ha coreado repetidamente frente a la posiblidad de que estas acciones queden impunes. “Melilla, hermanos, nosotros no olvidamos”, gritaban los presentes.

Continúa en El Salto
Fotos: Álvaro Minguito

{VISITAR} el artículo.



De la Sección : {Noticias Destacadas}

Eichmann en la frontera

Domingo 26 de junio de 2022 NODO50

No hay lugar para la empatía en los telediarios, ni para el progresismo cuando de hombres negros se trata. La banalidad del mal también es felicitarse ante la prensa de la colaboración entre las fuerzas de frontera tras una operación que ha acabado con al menos 27 vidas.

Decenas de cuerpos humanos agonizantes amontonados en el suelo. No es una película. Si fuese una película, al menos los espectadores dejarían correr alguna lágrima, si se tratara de una ficción bien guionizada, con personajes desarrollados en profundidad, si hubiésemos visto en versión orginal subtitulada flashbacks de los largos viajes de esos cuerpos que yacen bajo el sol, del momento en el que decidieron que, a pesar de todo, había que intentarlo, un dolor afilado nos recorrería el cuerpo activando nuestra humanidad. Las escenas en las que abrazaron a sus madres por última vez, dejaron caer algún beso sobre la cabeza de algún niño, vendrían acompañadas de una banda sonora a piano, suave y emotiva, que se apagaría lentamente, mientras vemos a los personajes alejarse de su hogar, con la espalda curva por el peso de la responsabilidad de sostener una familia.

Foto: Javier Bernardo

Si se nos hubiera contando su lucha por la supervivencia, las formas inteligentes en las que esquivaron a fuerzas de seguridad bien financiadas para impedirles pasar a cualquier precio, los miles de kilómetros recorridos por un continente enorme, si les hubiésemos visto decidir colectivamente que van todos juntos a la frontera, que la unión hace la fuerza, que su dignidad está por encima de los miles de millones de euros que riegan la industria de la frontera, hubiésemos aplaudido frente a la pantalla el momento en se dirigen decididos y valientes hacia la valla.

«¿Qué diferencia hay entre los vídeos que la Asociación Marroquí de Derechos Humanos ha difundido y las imágenes oscarizadas de las películas de la Segunda Guerra Mundial que han hecho llorar a generaciones?»

El sacrificio y el esfuerzo, la resiliencia esa que tanto está de moda, el coraje, porque hace falta tanto coraje para trepar una valla custodiada de un lado y otro por policías que te ven como un subhumano o como un enemigo, esos serían los temas principales, la trama humana universal de esta película. Quién podría no empatizar con los cuerpos apilados de decenas de hombres que mueren lentamente bajo el sol, después de haber sido atacados con gases lacrimógenos, derribados a pedradas, y balazos de goma, arrastrados al suelo, golpeados y abandonados ahí, cuerpos que sudan y lloran y sangran. ¿Qué diferencia hay entre los vídeos que la Asociación Marroquí de Derechos Humanos ha difundido y las imágenes oscarizadas de las películas de la Segunda Guerra Mundial que han hecho llorar a generaciones?

Pero no es una película, no hay lugar para la empatía en los telediarios, ni para el progresismo cuando de hombres negros se trata. La banalidad del mal también es felicitarse ante la prensa de la buena labor de colaboración entre las fuerzas de frontera, en una operación que ha acabado con al menos 27 vidas. Ser un Eichmann que cumple con su trabajo, aunque presidas un gobierno. Y es que la necropolítica es el gobierno real, la lógica en la que hunde sus cimientos toda esta parafernalia institucional y democrática que se quiere mostrar limpia y libre de culpa, ajena a los cuerpos golpeados y las vidas perdidas. Y así de pronto te ves convertido en un burócrata nazi, posibilitando con la eficacia y la formalidad que te toca la muerte de los otros, firmando acuerdos que son sentencias de muerte colectivas y sumarias.

«La necropolítica es el gobierno real, la lógica en la que hunde sus cimientos toda esta parafernalia institucional y democrática que se quiere mostrar limpia y libre de culpa, ajena a los cuerpos golpeados y las vidas perdidas»

Las películas cuentan con el lujo de ofrecerte introducción, inicio, nudo, desenlace, las noticias muestran las consecuencias pero no muestran las causas. No te hablan de cómo el cambio climático se ensaña con tantos países africanos, del Sahel abandonado a la violencia, de las empresas invasoras extranjeras y los gobiernos europeos, estadounidenses, chinos que las respaldan incondicionales en su saqueo. Las vidas de millones de personas devienen abstracción amenazante, el lenguaje se conjuga lejos de todo lo humano, y es el léxico de la necropolítica el que se impone: avalancha, ataque violento a la valla, invasión, defensa, control de fronteras, migrantes ilegales. El lenguaje que permite salir bien trajeado ante la prensa felicitándose de una actuación que ha dejado decenas de jóvenes muertos. El lenguaje que esconde algo que habría que ir reconociendo también ante las cámaras: que están mejor muertos que en nuestro territorio, que es preferible su muerte concreta y real que alimentar con su presencia las fantasmagóricas hipótesis de la extrema derecha sobre reemplazos de población, caos y delincuencia.

Qué otra cosa se puede hacer, se encogen de hombros quienes están a salvo, hay que defender nuestras fronteras. Es siempre la muerte de otros la que se presenta como, si no deseable, al menos inevitable. Y mientras, en las redes sociales podemos vivenciar la inquietante distopía de ver a los nazis de las pelis de la Segunda Guerra Mundial, a los racistas y odiadores de toda la vida, escupirnos en directo y en pocos caracteres todo el repertorio ideológico que ha alimentado apartheids, campos de concentración y genocidios a lo largo de la historia. Quizás no haga falta denominarles nazis, porque los nazis son solo un episodio muy bien documentado de una constante en la historia, de una mezcla fatal de odio, banalidad del mal e indiferencia de la que se nutren las fosas comunes.

Mas información:

{VISITAR} el artículo.



De la Sección : {Noticias Destacadas}

La abstención andaluza

Sábado 25 de junio de 2022 NODO50

Tras la resaca del fiestón demócrata en Andalucía en este espacio volveremos a analizar, como es habitual, los resultados electorales. La abstención se ha convertido en el elefante en la habitación.
Además, como también es habitual, no lo haremos analizando a los votantes de los partidos mayoritarios ni dando protagonismo a los escaños o a los que ya son por defecto los grandes protagonistas. A estas alturas todo el mundo sabe quién ganó en Andalucía, pero ¿cómo lo hizo?.

El sistema democrático representativo de Andalucía lleva dos legislaturas seguidas en barrena. Con unas participaciones del 57% y 58% para el 2018 y el 2022 respectivamente, eso sin olvidar que en zonas como la provincia de Cádiz la participación fue del 52%. Con esa paupérrima participación, que empieza a desnudar la desfachatez política de los ansiosos representantes, se han dado por concluidas las elecciones. Poco o nada se ha hablado, ni en los medios ni desde los púlpitos, sobre lo que en verdad debería y probablemente esté preocupando al status quo: La abstención.

Las elecciones democrático-representativas son una buena oportunidad para radiografiar nuestra sociedad, pese a que la radiografía sea grande y poco detallada. Por ejemplo, sería interesante poder acceder a las franjas por edad de la abstención, algunos politólogos se esperan abstenciones del 60% en la población más joven para Andalucía. En cualquier caso aquí tenéis la radiografía de la sociedad andaluza:

Representación por voto de la sociedad andaluza

Cabe destacar que en la mayoría de provincias más del 50% de la población , se haya votado o no, no tiene representante. La amplia mayoría absoluta se ha conseguido gracias al 24,8% de la población. Ni tan siquiera 1 de cada 4 personas ha elegido al gobierno.

Las razones del incremento de la abstención en la sociedad andaluza seguramente no sean tan complejas ni oscuras. Es un hecho que en los barrios más humildes de vota poco o nada, algunos han llegado a cotas del 90% de abstención, ¿es la política para los pobres?. Estar gobernados por un sistema cleptocrático seguramente este detrás de las principales razones para dejar de participar en esta “fiesta“. Pero la abstención causa tanto pavor que ni tan siquiera se airea el debate ni se propician estudios dignos ya que probablemente se pondría el dedo en la llaga, algo que para nada interesa.

Mientras tanto el Trostkismo, el Comunismo y algún partido ecologista se zafan con el pueblo para que no se caiga en la abstención. Con el argumento, en gran parte cierto, que la abstención ahoga la izquierda. Esto los convierte en los pagafantas de la democracia representativa. Pagafantas que ni tan siquiera pudieron rentabilizar el descontento del 15M en algo que no haya sido seguir siendo los pagafantas, pero esta vez del rojipardismo (alias PSOE). Nadie a día de hoy es tan tonto y tan útil como estos partidos que, ansiados por el poder que nunca tendrán, han decidido acabar con la abstención como si ese fuese su único problema. Un discurso que, sin duda, hace daño y ejerce de perfecto eje vertebrador para que el “tocomocho democrático” siga funcionando a las mil maravillas sin necesidad ni tan siquiera de debatir modelos políticos más justos.

Que tome nota la fiebre trotskista y la fuga partidista del 15M. Ciudadanos está en quiebra, tras la nula representación en Andalucía lo que vienen son despidos, dimisiones y cierres de sedes. Esto es lo que le pasa a un partido político cuando ya no le interesa al poder. Sin el favor de los medios, sin un altavoz mediático, sin pasta para gastar en redes sociales y con los tertulianos repartiendo estopa no se ganan elecciones. El suplente hace tiempo que salió a jugar, se llama VOX y pese a que en esta ocasión no fue posible, va a gobernar. Durruti hace cerca de 100 años ya lo dijo claro:

“Ningún gobierno lucha en contra del fascismo para destruirlo. Cuando la burguesía ve que el poder se les escapa de sus manos, alzan el fascismo para mantener sus privilegios.”
Buenaventura Durruti

Es cierto, yo al menos no lo voy a negar, que en alguna rara ocasión los partidos que quieren cambiar algo acarician el poder para hacerlo. Pero entonces la maquinaria de guerra mediático-legal se desata contra los líderes de estas formaciones para acabar con su reputación, la de su partido y la de todo bicho viviente que se relacione con ellos. A día de hoy el único cambio social posible no es mediante el voto, si no mediante el pulso social. Un pulso que es inmune a lawflares y a las fake news que comemos en medios y en redes sociales. Un pulso que aún no se ha ideado, ¿nos volvemos a ver en las plazas?.

La Comuna de París

{VISITAR} el artículo.



Rechercher sur ce site :

{Site réalisé avec le logiciel SPIP} {Nodo50} {Mapa del sitio}