Edición en modo texto de {Nodo50}

Nodo50 es un proveedor de servicios de Internet sin ánimo de lucro orientado a los movimientos sociales. Desde 1994, el proyecto ’Nodo50’ viene proporcionando formación, contenidos, y servicios comunicativos a cientos de grupos y organizaciones del amplio espectro de la izquierda política y social del estado español y latinoamérica.


SUMARIO:

Artículos destacados

LECTURAS:


De la Sección : {Noticias}

PRIMER DIARIO DE LA FLOTILLA DE LA LIBERTAD RUMBO A GAZA

Sábado 20 de abril de 2024 NODO50

Diario de Manolo Teniente. 18-4-24
Salimos la compañera Pepita y yo, ayer día 17, a las 3 de la tarde en avión desde Madrid hasta Estambul. Hablando en términos oficiales, desde el aeropuerto Adolfo Suárez al aeropuerto Sabiha Gökçen. Y sí, las palabras tienen sentido. Salgo de un país democrático y progresista, cuyo aeropuerto tiene el nombre del último jefe del Movimiento Nacional, el partido único fascista clerical de Franco que escamoteó en el referéndum sobre el cambio de sistema la pregunta sobre si queríamos monarquía o república. Y llegamos al aeropuerto, el 2º de Estambul, de un país, de dudosa democracia y machista en cuanto islamista, que lleva el nombre de la que fue la primera aviadora de combate en el mundo y la primera mujer aviadora de Turquía, a la edad de 23 años. Empezó a estudiar en la academia de la fuerza aérea en 1.936, realizando un curso de perfeccionamiento en la Unión Soviética.

El trayecto desde el aeropuerto, en la parte asiática de Estambul, hasta el hotel, en la parte europea, es largo, unos 50 km. Tanto como mide Gaza, la que era la mayor cárcel del mundo y están convirtiendo en el mayor cementerio del mundo. Hay que tener en cuenta que Estambul tiene más de 17 millones de habitantes y sigue creciendo.
Una vez alojados en el hotel, ya pasadas las 12 de la noche, buscamos algo donde comer, con casi todo cerrado. Encontramos un quiosco de kebabs cerca y allí nos sentamos un rato. No está de más recordar, que la financiación del viaje, vuelo y estancia en Estambul, sale del bolsillo de cada persona pasajera de la flotilla. Lo único que no nos cuesta dinero es el viaje en barco desde Estambul hasta Gaza. Los componentes de la flotilla, conforme van llegando a Estambul, se van alojando en pequeños hoteles en un radio cercano a la sede central de IHH (Fundación de Ayuda Humanitaria), la ONG turca anfitriona de la flotilla en Turquía.
Aún sentados en la terraza del quiosco, pasan dos madrileños, compañeros veteranos de la flotilla de 2010 y de 2011. Después de la alegría del encuentro, comentamos como está la situación, y la principal preocupación que nos trasmiten, es el conocimiento de que el gobierno turco, está sufriendo fuertes presiones de EEUU y de Israel para que no deje salir la flotilla rumbo a Gaza. Quizás, esas presiones, además tendrán una correspondiente política informativa en general. No se quiere que la flotilla sea conocida por la gran mayoría de la población. No es adecuado que la gente sepa que hay personas dispuestas a llegar a Gaza afrontando los riesgos de la guerra para ofrecer ayuda humanitaria a esa población que sufre genocidio, muerte y destrucción, sin que en más de 6 meses los que mandan en el mundo no obliguen a parar. Si comparamos el flujo informativo generado en España, por la flotilla de 2011 antes de zarpar, con la que hay actualmente, hay una diferencia abismal. Hay que romper el cerco informativo. Un artículo en Público de hoy 18, lo hace de alguna manera, con una entrevista a Martina Velarde, diputada de PODEMOS y secretaria general de Andalucía de ese partido, que es integrante de la flotilla. También puede romper el cerco informativo Ada Colau, que también es integrante de la flotilla y tendrán que publicarlo forzosamente por su relevancia política. Pero es evidente, que el desinterés informativo por nuestra causa es palpable y detrás del desinterés, evidentemente hay directrices políticas.
Hoy, día 18, en el desayuno del hotel, coincidimos con parte de la delegación de Estados Unidos. Es la delegación más importante en términos cuantitativos, salvando la de Turquía que juega en casa, y juegan un papel organizativo importante. También entre las estadounidenses, hay personas que son veteranas de las flotillas de 2010 y 2011.
Por la tarde, a las 7, tenemos una asamblea de distintos países en el comedor de nuestro hotel. Dirige la reunión Ann Wright, militar retirada con grado de coronel del ejército de los Estados Unidos y diplomática, ella participó en la flotilla de 2011 y también en la flotilla de mujeres en 2016. La reunión sirve para presentar a las delegaciones que han llegado a Estambul e informar del total de países que participan en la flotilla con la presencia de alguna delegación, por muy pequeña que sea esta. También, se informa sobre los riesgos de la misión, la posibilidad de que todo el pasaje de la flotilla acabe detenido por el ejército sionista y que afrontamos ese riesgo, desde el compromiso colectivo con la necesidad de intentar romper el bloqueo ilegal y criminal, impuesto por Israel, con la connivencia de la mayoría de los países de la OTAN. En representación de España solo somos tres personas, Vicent de Valencia y Pepita y yo de Málaga. La mayoría de la delegación española llega esta noche. En total hay personas de 35 países en el pasaje de la flotilla, que son los siguientes en orden al tuntún: Estados Unidos, Turquía, Australia, Jordania, Rusia, Reino Unido, Daguestán, Noruega, Kuwait, Iraq, Siria, Palestina, Bahréin, Macedonia, Marruecos, Egipto, Australia, Indonesia, Irlanda, Malasia, Canadá, Argelia, Holanda, Alemania, Nueva Zelanda, Austria, Grecia, Bélgica, Mauritania, Pakistán, Bosnia, Brunei, Sudáfrica, Argentina y España.
En cuanto al programa que nos queda por delante, son los siguientes. El viernes 19 de abril, habrá una rueda de prensa a las 10 de la mañana, delante del barco en el puerto de Estambul. De 10 a 17 horas, realiza un cursillo, un primer grupo de países, sobre resistencia pacífica. Y a las 17 horas se celebra un encuentro entre todas las personas que participan en la flotilla. El sábado 20 de abril, el segundo grupo de países (entre los que está España) celebran el mismo cursillo de resistencia pacífica. El domingo 21, en hora a precisar por la mañana, partirá la flotilla rumbo a Gaza.
Ya por la noche hemos cenado 5 españoles, 1 palestino nacido en un campo de refugiados de Líbano y 3 canadienses. Estos últimos son una doctora de epidemiología, un doctor de medicina general y un enfermero. Los tres hablan castellano, y aunque canadienses, su origen es de distintos extremos del mundo: Macedonia, cuando era Yugoeslavia, Irán y Chile. También, aunque ha llegado a última hora, hemos saludado a Zohar, una compañera judía de Israel, anti sionista y pro palestina, veterana que participó en la flotilla de 2011.
Entre los apoyos públicos que está recibiendo la flotilla, me han encargado, desde su dirección, que traslade una Resolución de la Asociación Memorialista la Desbandá. Esta dice así: La Asociación la Desbandá quiere mostrar públicamente su total y decidido apoyo a la iniciativa Flotilla de la Libertad para romper el bloqueo y llevar ayuda humanitaria al pueblo palestino de Gaza. El objetivo central de nuestra Asociación es sacar a la luz pública y denunciar los delitos de crimen de guerra y genocidio cometidos por el ejército italiano, el alemán y las tropas mercenarias franquistas marroquíes, que ametrallaron y bombardearon con barcos y aviones, a las más de doscientas mil personas que huían desde Málaga por la carretera de la costa hacia Almería, en una distancia de más de 200km, desde el día 7 de febrero de 1937, en su afán por destruir la república democrática española. El genocidio y la hambruna impuesta, desde hace más de 6 meses al pueblo palestino de Gaza, nos recuerda, todos los días, el dolor, la impotencia y el sufrimiento de ver como de manera inhumana se asesinas a niños, niñas, mujeres y mayores, por miles, en un reguero permanente y diario. La Andalucía víctima del fascismo de ayer, es la Palestina víctima del sionismo de hoy. Por ello condenamos los crímenes contra la humanidad que se están cometiendo en Gaza y en toda Palestina, deseamos el éxito de la misión humanitaria de la flotilla de la libertad y gritamos, como la mayoría de todos los pueblos del mundo ¡¡Viva Palestina Libre!!

{VISITAR} el artículo.



De la Sección : {Noticias Destacadas}

El neoliberalismo se desmorona: de nosotros depende el futuro

Por Gary Gerstle Traducción: Florencia Oroz

Sábado 20 de abril de 2024 NODO50

Puede que el neoliberalismo no haya muerto, pero ya no es la ideología incuestionable de otros tiempos. Esto es una oportunidad para quienes deseamos un orden político y económico basado en la democracia y la solidaridad y no en la búsqueda desenfrenada de beneficios.

El movimiento apolítico se convierte en orden político cuando sus premisas empiezan a parecer ineludibles. En la década de 1950, los republicanos estadounidenses se plegaron a la realidad política y apoyaron los programas de bienestar social del New Deal; en la década de 1990, los demócratas abrazaron el afán desregulador de Ronald Reagan.

Pero como sostiene el historiador Gary Gerstle en su nuevo libro, The Rise and Fall of the Neoliberal Order:America and the World in the Free Market Era, ningún orden político es inmune al poder desestabilizador de las crisis económicas.

Para Gerstle, la estanflación de los años setenta socavó el orden del New Deal del mismo modo que la Gran Depresión había contribuido a su nacimiento. Y hoy, a la sombra de la Gran Recesión de 2008-2009, con la inflación galopando y la pandemia extendiéndose aún por todo el planeta, el orden neoliberal parece tambalearse. ¿Qué puede venir ahora?

Jen Pan le hizo esta y otras preguntas a Gerstle en un reciente episodio de The Jacobin Show, una serie de YouTube y podcast de Jacobin Magazine. En su conversación, que ha sido editada para mayor claridad, Pan y Gerstle discuten cómo Donald Trump y Bernie Sanders son síntomas por derecha e izquierda del crack neoliberal, cómo la Nueva Izquierda ayudó involuntariamente al ascenso del neoliberalismo, y por qué piensa que «el capitalismo [no está] en el asiento del conductor» en este tumultuoso momento.

Usted se refiere a algo muy concreto cuando habla de «orden político». ¿Qué distingue un orden político de, por ejemplo, un movimiento o una ideología? ¿Cuáles han sido los principales órdenes políticos en Estados Unidos?

Un orden político es una constelación de instituciones respaldadas por un partido, en la que participan redes de responsables políticos y personas que tratan de definir la buena vida en Estados Unidos. Es una estructura política que permite a un movimiento ganar autoridad y poder durante un largo periodo de tiempo.

Cuando Steve Fraser y yo escribimos sobre el orden del New Deal, que surgió en los años 30 y 40 y cayó en los 60 y 70, argumentamos que una prueba clave para un orden político es si puede obligar al partido antagonista, en este caso el Partido Republicano, a jugar según las reglas del Partido Demócrata. En otras palabras, ciertas creencias básicas se vuelven tan arraigadas, tan hegemónicas, que definen el terreno de juego. Y así, cuando un presidente republicano fue elegido por primera vez en veinte años en 1952, la gran pregunta era si acabaría con el New Deal. No lo hizo; preservó los pilares básicos del New Deal, incluidos los derechos laborales, la Seguridad Social y un impuesto sobre la renta progresivo que superaba el 90%.

¿Qué es lo que obliga a un partido de la oposición a seguir las reglas del partido dominante? La respuesta es el orden político. No todo el mundo en Estados Unidos tiene que hablar ese idioma, pero si quieres ser elegido, si quieres tener influencia política dentro de la estructura dominante de la política en Estados Unidos, tienes que hablar ese idioma.

El orden neoliberal surgió con el Partido Republicano en los años setenta y ochenta. En mi opinión, se convirtió en un orden cuando Bill Clinton, en la década de 1990, incorporó al Partido Demócrata. Podría decirse que Clinton hizo más que el propio [Ronald] Reagan para facilitar los principios del orden neoliberal: el compromiso con la desregulación, la celebración de la globalización y la idea de que debería haber mercados libres en todas partes. Eso indica que el movimiento político del neoliberalismo se había establecido como un orden, con capacidad para definir el terreno de la política estadounidense.

Hoy estamos viviendo lo que yo defiendo como el fin del orden neoliberal. Eso no significa que las ideas del neoliberalismo vayan a desaparecer. Al fin y al cabo, la Seguridad Social sigue existiendo, pero el orden del New Deal no. Habrá elementos del pensamiento neoliberal que seguirán caracterizando la vida estadounidense durante mucho tiempo.

Pero el orden neoliberal ya no tiene la capacidad de empujar a la aquiescencia, de obligar al apoyo, de definir los parámetros de la política estadounidense. Jacobin no tendría la influencia que tiene si hubiera surgido en 1995 o 1996. Bernie Sanders era un actor completamente irrelevante en la política estadounidense de los años noventa y la primera década del siglo XXI, y de repente sus ideas importan mucho. Trump es también un testimonio del declive del orden neoliberal. Él también era inimaginable como presidente en la década de 1990.

El hecho de que las voces antes relegadas estrictamente a la periferia se consideren ahora la corriente dominante es una señal de que la autoridad que una vez tuvo un orden político se está resquebrajando.

Quiero seguir con esta cuestión del paso de la periferia al centro, porque eso también forma parte de la historia del neoliberalismo. ¿Cuáles fueron las condiciones políticas y económicas que permitieron que las ideas de gente como Milton Friedman pasaran de la periferia al centro?

Me fascinan esos momentos en los que ideas que se creían relegadas a la periferia se liberan para siempre y de repente adquieren gran importancia en el discurso político dominante. En la política estadounidense de los siglos XX y XXI, esas ideas suelen escapar de la periferia y entrar en la corriente dominante a causa de una gran crisis económica.

Si nos remontamos a los años treinta, fue la Gran Depresión la que permitió a los pensadores y políticos del New Deal convertirse en la corriente dominante. La recesión de los años setenta no fue tan extrema como la Gran Depresión, pero el sufrimiento económico fue real e intenso; un mundo que había funcionado bastante bien mostraba signos, en términos económicos, de venirse abajo.

El conjunto de herramientas keynesianas que tanto había servido para gestionar el capitalismo —para mantenerlo en marcha y tener en cuenta el bien público— ya no funcionaba. Ocurrió algo que se suponía que no debía ocurrir: «estanflación» (no se suponía que la inflación subiera al mismo tiempo que el desempleo; se suponía que funcionaban en proporción inversa la una de la otra). Una crisis que no tenía fácil solución envolvió al mundo industrializado. Es este momento de crisis económica el que permitió que ideas que habían sido bien articuladas pero marginales ganaran voz.

La crisis para el orden neoliberal se produjo a raíz de la Gran Recesión de 2008-2009, y esto también permitió que ideas que habían estado en la periferia entraran en la corriente principal de una manera muy profunda. Sitúo los orígenes de los nuevos órdenes económicos en estos momentos de crisis económica.

Usted señala que el neoliberalismo no es solo un nuevo tipo de conservadurismo. De hecho, sostiene que las ideas de la Nueva Izquierda e incluso de figuras anti establishment como Ralph Nader contribuyeron a legitimar el orden neoliberal. ¿Cómo es que algunos valores que ahora asociamos con las llamadas actitudes progresistas —cosmopolitismo, multiculturalismo y liberación personal— se convirtieron en algo tan central para el orden neoliberal?

Este es un argumento controvertido; he recibido algunas críticas y espero recibir más. Lo digo como alguien que fue miembro de la Nueva Izquierda a principios de la década de 1970.

No veo el neoliberalismo enteramente como un esfuerzo de las élites por encadenar a las masas y socavar sus derechos democráticos. Ese es ciertamente un elemento del neoliberalismo: privilegiar la propiedad, especialmente el capital, por encima de cualquier otra consideración. Pero en mi opinión, si queremos entender la popularidad de estas ideas en Estados Unidos, tenemos que ver también cómo las ideas neoliberales pudieron unirse a las ideas liberales clásicas del siglo XVIII y principios del XIX, ideas de libertad y emancipación.

Aquellos liberales clásicos creían seriamente en un tipo de libertad que no consideraban disponible. Veían un mundo aplastado por monarquías, aristocracias y élites, en el que la gente corriente no tenía nada que hacer. Transmitieron un mensaje de emancipación: derrocar aristocracias y monarquías, liberar el talento del individuo de limitaciones y permitir que la gente trabaje duro y sea recompensada por ello.

No se trata de una concepción errónea de la libertad; es una noción profundamente atractiva de la libertad. Y está muy arraigada en el pensamiento y la mitología de la vida estadounidense, asociada a la Revolución Americana del siglo XVIII, que formaba parte de este movimiento para derrocar a la aristocracia y la monarquía.

Este sueño del liberalismo clásico resultó muy eficaz para liberar las fuerzas del capitalismo en Estados Unidos y en Europa. A finales del siglo XIX y principios del XX, empezaron a aparecer nuevas voces, que se hacían llamar socialistas y comunistas, diciendo: «Un momento, la libertad que ofrece el liberalismo clásico es una libertad falsificada; simplemente está permitiendo que el capitalismo se desate y privilegiando a las élites capitalistas». Los socialistas y los comunistas se encargaron de redefinir la libertad de forma que beneficiara a los trabajadores y no a las élites y se convirtieron así en algunos de los movimientos más poderosos y populares del siglo XX.

Stewart Brand en una conferencia en 2010. (Wikimedia Commons)

Pero en la década de 1960, la opresión de la gente corriente se consideraba no solo obra de las élites capitalistas, sino también del gobierno. Los Estados se habían vuelto demasiado fuertes y poderosos, como en la Unión Soviética. En el centro de la ideología de la Nueva Izquierda estaba la noción de que «el sistema» —una alianza decorporaciones privadas y reguladores estatales— estaba despojando a la gente de su libertad.

A los ojos de muchos neoizquierdistas, incluso las agencias del New Deal creadas para regular el capital habían sido capturadas por intereses privados. Ya no estaban regulando el petróleo o el acero u otras empresas en interés público; los reguladores estaban sirviendo a los intereses de las corporaciones y a los intereses del capital. Así que lo que surgió como parte de la Nueva Izquierda fue un antiestatismo y un privilegio del individuo y su conciencia sobre todas las grandes estructuras, públicas y privadas, que pudieran limitar indebidamente su libertad.

Una vez que se entra en esa línea de pensamiento, se empieza a ver cómo podría haber una intersección entre algunas ideas de la Nueva Izquierda y los neoliberales. Eso no quiere decir que se hayan fusionado, y no estoy argumentando que la Nueva Izquierda se haya vendido. No es un argumento sobre gente que pretende ser una cosa y en el fondo es otra. Es más bien una historia de cómo las críticas a las estructuras establecidas desde la izquierda surgieron de formas que las llevaron a conversar con gente del otro lado del espectro político.

Una de las formas concretas en que esto se manifestó fue en la revolución informática. El sueño de Apple, Steve Jobs y Stewart Brand —que era hippie y escribió una de las biblias del hippismo, el Whole Earth Catalog—era liberar al individuo de todas las estructuras de opresión. Así es como la Nueva Izquierda empieza a contribuir al desarrollo y triunfo final del pensamiento neoliberal.

Los años de Clinton ponen de manifiesto esta tensión en cómo la gente de centroizquierda puede defender nociones de libertad personal y, al mismo tiempo, ser culturalmente muy distinta de los conservadores. ¿Qué fue lo que ocurrió durante aquellos tiempos que consolidó el orden neoliberal?

En parte fue la revolución informática y el tecnoutopismo que la rodeaba. Se generarían tantos datos —tantos conocimientos sobre los mercados estarían disponibles instantáneamente en cualquier parte del mundo con solo pulsar una tecla— que lo que antes había requerido la intervención del gobierno en aras del interés público ya no la necesitaba.

En esto se basa la que considero una de las leyes más extraordinarias aprobadas por los demócratas en el siglo XX: la Ley de Telecomunicaciones de 1996, que básicamente permite que la revolución de Internet esté libre de cualquier regulación pública seria.

Estados Unidos tiene una rica tradición de regulación pública de los medios de comunicación, incluidos el teléfono, la radio y la televisión. Dado que la información se consideraba tan vital para una democracia, las instituciones que proporcionaban este sistema infraestructural tenían que estar reguladas de alguna manera. Es parte de la herencia del New Deal de Franklin Roosevelt.

Bill Clinton toca el saxofón que le regaló el presidente ruso Boris Yeltsin en una cena privada en Rusia, el 13 de enero de 1994. (Wikimedia Commons)

A finales de la década de 1940 se implantó la llamada Doctrina de la Imparcialidad, según la cual si la televisión o la radio emitían una opinión política controvertida, debían dedicar el mismo tiempo a la otra parte. Reagan se deshizo de ella en los años 80, y Clinton y su administración no hicieron ningún esfuerzo por restaurarla. Y cuando llegó el momento de redactar un proyecto de ley que respondiera al reto de esta revolución tecnológica, abandonaron la herencia de la regulación de los medios de comunicación que había sido tan fundamental para el Partido Demócrata durante la mayor parte del siglo anterior. En parte se debe a su tecnoutopía.

El otro factor es la caída del comunismo y de la Unión Soviética, un colapso espectacular que nadie vio venir. Tuvo dos efectos importantes. En primer lugar, abrió el mundo entero a la penetración capitalista en una medida que no había existido desde antes de la Primera Guerra Mundial. De repente, todos estos mercados en países que habían estado fuera de los límites del desarrollo capitalista eran terreno fértil para la expansión de capitales. Esto alimentó un sentimiento de arrogancia de que Occidente había ganado, de que el capitalismo liberal no tenía ningún rival serio en el mundo, de que su mayor antagonista había sido derrotado.

Para la izquierda, supuso una crisis del análisis marxista, porque el esfuerzo más ambicioso por establecer el socialismo había fracasado de forma espectacular. Al no saber cómo reorganizar la economía sobre una base socialista, la gente empezó a definir su izquierdismo en términos alternativos. Los años 90 se convirtieron en una época de rico desarrollo del pensamiento cosmopolita.

Uno de los puntos que planteo en el libro es que este pensamiento cosmopolita es algo con lo que un mundo globalizado y neoliberal se siente muy cómodo. Esto no quiere decir que las personas que perseguían la liberación en la izquierda fueran a su vez neoliberales, pero esta consonancia, sin embargo, fomentó la legitimidad de las ideas neoliberales, que a su vez tenían un componente cosmopolita.

Un peatón camina junto a los restos de la Packard Motor Car Company, en Detroit, Michigan (Estados Unidos), 2008. (Spencer Platt / Getty Images)

¿Cuándo comenzó el fin del neoliberalismo y cuáles son los factores que han provocado este declive?

Siempre hay grietas en un orden político. Los órdenes políticos son formaciones complejas. Reúnen a instituciones y electorados que en algunas cuestiones clave coinciden y en otras no. Así que siempre hay puntos de tensión, y siempre hay puntos en los que las cosas pueden divergir.

Creo que George Bush preparó el terreno para la crisis del neoliberalismo de dos maneras. Llevó a cabo una política de vivienda barata que, en su opinión, debía aumentar el número de propietarios minoritarios en Estados Unidos. Como no estaba dispuesto a destinar dinero real para ello —que solo se puede hacer ampliando la deuda y las hipotecas a personas a las que los bancos habían denegado hipotecas anteriormente—, los abocó al fracaso. Una vez más, esto pudo ocurrir debido al utopismo que rodeaba a la revolución tecnológica.

Bush también intentó reconstruir Iraq sobre una base neoliberal. Desechó los planes que Estados Unidos había utilizado para reconstruir Alemania y Japón tras la Segunda Guerra Mundial y básicamente entregó el trabajo de reconstrucción a empresas privadas, la mayoría de ellas con sede en Estados Unidos. A través de sus agentes en Iraq, también desmanteló toda la infraestructura de la economía iraquí, promulgando una terapia de shock que los neoliberales creían que era la única manera de tratar con Estados hinchados que no habían tenido éxito en el desarrollo económico. Este experimento neoliberal fue brutal para los iraquíes; provocó una guerra civil y disparó la popularidad de Bush.

La combinación de la política de Bush en Iraq y la crisis inmobiliaria que condujo a la Gran Recesión persuadió a muchos estadounidenses a pensar más seriamente en el tipo de economía política con la que se habían comprometido a través de su liderazgo.

Las protestas se desarrollaron lentamente. Pero en la década de 2010 se volvieron extraordinarias, empezando por el Tea Party en la derecha y Occupy Wall Street y luego Black Lives Matter en la izquierda. Hubo un resurgimiento del socialismo en la izquierda y un poderoso proteccionismo etnonacionalista en la forma de Donald Trump en la derecha. Las elecciones de 2016 así lo demostraron. Las dos personas más poderosas e importantes de esas elecciones, Donald Trump y Bernie Sanders, eran inimaginables como figuras políticas significativas en el apogeo del neoliberalismo. Fue en esas elecciones cuando decidí escribir el libro.

El orden neoliberal obligaba a todos los actores de la política a atenerse a un determinado conjunto de creencias y reglas, y está claro que ese no es el caso hoy en día. Eso no significa que vaya a llegar el socialismo, pero sí que la ortodoxia y el poder del pensamiento neoliberal se han resentido.

El orden del New Deal se definió por una especie de compromiso entre el capital y el trabajo, mientras que el orden neoliberal representó un triunfo del capital sobre el trabajo que se tradujo en una transferencia masiva de riqueza hacia arriba. Es lógico que los capitalistas estuvieran muy interesados en preservar el orden neoliberal, mucho más de lo que lo estaban en el orden del New Deal. ¿Ve señales de que se están formando otros órdenes políticos? ¿O cree que el capital puede revivir el orden neoliberal?

¿Los capitalistas van a hacer todo lo posible por conservar su riqueza y sus privilegios? Por supuesto que sí. Pero no está claro que vayan a poder hacerlo. Parte de la lección del orden del New Deal es que hay circunstancias que inclinarán al capital a comprometerse de formas que pueden no desear, pero a las que sin embargo se sienten obligados, como la mejor de las alternativas a las que se enfrentan. Una pregunta importante ahora es: ¿qué infundirá miedo en los corazones del capital? ¿Qué les inclinará a transigir?

Un factor importante es el resurgimiento del movimiento obrero. Estamos viendo signos de ello, pero no en el punto en que pueda dominar las alturas. Sin embargo, la revuelta obrera de los años 30 tuvo unos comienzos muy modestos.

Acabo de revisar el nuevo libro de Thomas Piketty, que es un argumento optimista a favor de la igualdad y la posibilidad de alcanzarla en el siglo XXI. Creo que es demasiado optimista porque pasa por alto lo que esbozó tan brillantemente en su primer libro, La crisis del capital en el siglo XXI: que la Primera y la Segunda Guerra Mundial provocaron una catástrofe que el capital no pudo controlar. De esa catástrofe surgió, según él, un notable avance para la política socialdemócrata y la política liberal de izquierdas, que dominaron las alturas desde los años cuarenta hasta los setenta.

Obviamente, no queremos que una catástrofe de la magnitud de la Primera o la Segunda Guerra Mundial vuelva a envolver nuestras vidas —aunque la crisis climática y la pandemia nos han obligado a pensar que tales catástrofes no son imposibles—, pero las crisis económicas pueden desarrollarse hasta el punto de que los capitalistas no puedan controlar el resultado.

No veo este momento como uno en el que el capitalismo esté en el asiento del conductor, manejando las cosas en su interés. ¿Podría el resultado de nuestra crisis actual ser el resurgimiento de un orden neoliberal, que privilegie profundamente al capital, a finales de la década de 2020? Sí, es una posibilidad. Pero es solo una de varias. Creo que estamos en un momento de inflexión, en un momento de transición, y no sabemos realmente cuál va a ser la forma del mundo dentro de cinco o diez años.
No solo no debemos suponer que el capital va a triunfar, sino que también debemos darnos cuenta de que es un momento en el que quienes tienen otras ideas para reorganizar la economía, para reorganizar la política, deben dar un paso al frente y luchar por lo que creen.

{VISITAR} el artículo.



De la Sección : {Noticias del mail}

Despedida en Madrid a personas que embarcan en la Flotilla de la Libertad en Misión Humanitaria, "Rumbo a Gaza"

Lunes 15 de abril de 2024 NODO50

RUMBO A GAZA
‼️Mañana en La Morada de Vallekas, tenemos una cita muy emotiva‼️
Nuestras compañeras activistas de Rumbo a Gaza, se embarcan en la Flotilla de la Libertad en Misión Humanitaria.
Nos contarán cómo ha surgido esta inciativa, qué les ha llevado a embarcarse en esta misión y cómo la van a desempeñar.

Os esperamos para dárles un cálido abrazo y todo nuestro cariño y respaldo.
Démosle juntas la despedida que merecen

{VISITAR} el artículo.



De la Sección : {Noticias Destacadas}

En Madrid, 11 de abril de 2024.

De la Impunidad a las leyes de “Concordia”

Sábado 13 de abril de 2024 NODO50

Asistimos estos días a una avalancha de iniciativas legislativas sobre memoria histórica promovida por la extrema derecha conformada por los gobiernos regionales de coalición del Partido Popular con Vox en Cantabria, Aragón, Baleares, Valencia, Castilla y León, a la espera de nuevas propuestas desde Extremadura o Andalucía.

Para la derecha española el franquismo sigue siendo un referente que no está dispuesta a cuestionar. No es una cuestión de mera nostalgia, sino que son conscientes de cómo el pasado actúa en el presente y en el futuro. Se comprende por tanto la insistencia en que se desconozca la verdad del pasado, y los intentos por conseguir que su falso relato sea socialmente hegemónico, con la intención de legitimar sus proyectos políticos presentes y futuros.

Que en nuestro país, en más de cuarenta años de democracia, no se hayan aplicado políticas específicas para desmontar la falsificación de la historia de los cuarenta años anteriores, ha protegido la impunidad de los criminales, pero también a los negacionistas de las responsabilidades del franquismo, que hoy se posicionan impúdicamente al nivel de los negacionistas del Holocausto.

Es la consecuencia lógica de cómo se hizo la Transición Política española. Como ha dicho el Tribunal Supremo en numerosas resoluciones judiciales, la transición a la actual la democracia se hizo de ley a ley, es decir, reconociendo la legalidad franquista nacida del golpe de estado de 1936; sin ruptura democrática con la Dictadura Franquista; sin depurar los aparatos de estado franquistas; sin cuestionar los privilegios de las elites franquista; constituyendo uno de pilares fundamentales sobre los que se construye el Régimen del 78: la impunidad de los crímenes del franquismo y la amnesia colectiva como política de estado sobre lo que fue la experiencia democrática de la II República Española, el golpe de estado del 18 de julio, la Dictadura franquista, la represión o la luchas antifascistas. Qué podemos esperar de un estado como el español, donde ni un sólo criminal franquista ha sido juzgado y condenado por los crímenes contra la humanidad cometidos durante la Guerra de España o la Dictadura, donde se puede pasar por demócrata sin ser antifascista. Los franquistas no sólo ganaron la Guerra de España, sino que también ganaron la transición a la democracia.

¿Existe voluntad política y capacidad real para hacer que la Ley de Memoria Democrática (LMD) sea cumplida por todas las instituciones? Hablamos del Ministerio de Defensa y otros; de los ayuntamientos y las comunidades autónomas; de las delegaciones del Gobierno… El absentismo, por no decir complacencia de algunas instituciones, por ejemplo, cuando se han consentido actos de exaltación de la dictadura y menosprecio a las víctimas, no nos permite ser optimistas.

Somos conscientes de que esta nueva Ley tiene los días contados si las derechas llegan al gobierno central. Su intención explícita es derogarla y sustituirla por una llamada “ley de concordia” (¿Por qué lo llaman concordia cuando quieren decir Impunidad?). Es indispensable que el Gobierno empiece a tomar medidas para que, en caso de que sea la LMD derogada en un futuro, ya se hayan llevado a cabo cambios irreversibles, como por ejemplo: la retirada del callejero y la simbología franquista, o la declaración y monumentalización de Lugares de Memoria. Es fácil derogar un texto legal, pero es más complicado derribar un monumento o reponer unas calles franquistas. Y es exigible que el próximo Reglamento o Reglamentos de la LMD sea restrictivo en la interpretación, por ejemplo, de la simbología y nomenclatura a retirar por las administraciones, y contundente al definir la aplicación del régimen sancionador que incluye la ley, por ejemplo para casos de exaltación del franquismo y menosprecio a las víctimas.

Las Administraciones de derechas están aplicando políticas de protección, en el marco de sus competencias, para proteger monumentos y simbología franquista. Es el caso de la cruz de Cuelgamuros por la Comunidad de Madrid, o la intención de catalogar como BIC unos 40 escudos franquistas en fachadas de edificios por la Junta de Castilla y León. Ya vimos lo que pasó con la Ley de Memoria de 2007 y el tema de la simbología franquista, por poner un solo ejemplo: puesto que no se aprobó un Reglamento que desarrollase la Ley, las instituciones retiraron la simbología y el callejero franquista sólo donde hubo voluntad política de hacerlo. La tipología de lo que había que quitar no estuvo nunca clara, no había plazos, ni régimen sancionador para los incumplimientos. Esto no puede pasar con la LMD de 2022.

Los resultados electorales de las elecciones autonómicas de mayo de 2023 han permitido la conformación de varios gobiernos autonómicos producto de alianzas del Partido Popular y de Vox. La participación de esta última fuerza sirve como excusa y justificación para la aplicación de políticas regresivas por parte del PP, que en los temas de Memoria por lo general había venido actuando, donde había gobernado, como una fuerza de la derecha más extrema.

Es previsible que se intente derogar la mayor parte de la legislación memorialista autonómica, comunidad por comunidad, en un plazo más o menos rápido. Es envidiable la celeridad y la rotundidad con que actúan las derechas en este asunto, frente a la actitud de la izquierda en la aplicación de políticas memorialistas democráticas desde las instituciones, que por lo general ha sido pusilánime.

Ya se ha comenzado con los trámites parlamentarios en algunas comunidades autónomas, y en otras los gobernantes han anunciado su intención de hacerlo. Existe también una tercera posibilidad: el vaciamiento presupuestario y de contenido, como se viene haciendo por ejemplo en Andalucía desde la llegada al gobierno del PP.

El problema es cómo oponernos, y en su caso impedir, la derogación de la legislación autonómica.Por ello, la Federación Estatal de Foros por la Memoria propone las siguientes acciones legales e iniciativas sociales, compatibles y complementarias entre sí, complicadas pero viables:

  1. La presión social allá donde podamos ejercerla, dentro de nuestras posibilidades, que pasa por vehicular nuestras propuestas por medio de las fuerzas políticas democráticas, así como vincular nuestra lucha con el resto de colectivos y organizaciones que están en el punto de mira del fascismo.
  2. Exigir el cumplimiento de la legislación internacional en materia de Derechos Humanos, así como de las recomendaciones de los relatores de la ONU y expertos internacionales.
  3. Modificación de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, incorporando a nuestro derecho interno el principio de legalidad internacional (contenido entre otros en el artículo 7.2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y en el artículo 15.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos).
  4. Modificación de la Ley de Partidos Políticos, de Asociaciones y de Fundaciones para sean ilegalizadas las organizaciones políticas, fundaciones, asociaciones o cualquier otro colectivo que no condene el Golpe de Estado del 36, la Dictadura Franquista, los crímenes del franquismo.
  5. Modificación del artículo 578 del Código Penal para que incluya el reconocimiento jurídico de víctimas del franquismo.
  6. Emprender acciones judiciales ante los tribunales.
  7. Exigir al actual Gobierno Español que recurra por ser inconstitucionales, ante el Tribunal Constitucional las futuras leyes de “Concordia” ya que suponen una violación flagrante de los derechos fundamentales de las Víctimas del Franquismo y ser contrarias a la actual Ley de Memoria democrática.
  8. El desarrollo y aplicación de la ley de Memoria estatal, de rango superior a las autonómicas, puede y debe ser nuestra principal arma contra las políticas negacionistas y regresivas.
  9. La solidaridad internacional, recabando el apoyo de instituciones democráticas supranacionales, y de organismos internacionales de Derechos Humanos. Un respaldo, eso sí, que vaya más lejos de meras declaraciones formales.

Porque el fascimo no es una ideología, es un crimen. Ni un paso atrás frente al negacionismo y blanqueamiento del franquismo promovido por el Partido Popular y por Vox.

{VISITAR} el artículo.



De la Sección : {Noticias Destacadas}

¿Quiénes heredarán la tierra?

Por Antón DKé

Domingo 7 de abril de 2024 NODO50

La gota de rocío del cielo se cayó y en ella el amor mío la carita se lavó. Así comienza una canción de Silvio Rodríguez...y es cierto que con la sombra que proyecta la margarita protege del sol a la gota persistente de rocío.

Las casitas molineras de los Pajarillos Altos

Esta primera foto es una vista aérea y parcial del actual Barrio de Pajarillos Altos donde a mediados del siglo XX sucedían la mayor parte de las cosas más importantes del mundo todas concentradas prácticamente a escasa distancia del Triángulo de las Bermudas que como todo el mundo sabe es un nombre que refiere a un área geográfica situada en el Océano Atlántico entre las islas Bermudas-Puerto Rico y Miami. Estos tres puntos forman un objeto geométrico que con el tiempo generó mucha incertidumbre y una gran leyenda debido a la frecuente desaparición entre sus tres paredes no solo de barcos sino también de vidas y memorias. Igual que en los Pajarillos Altos.

Era un pequeño descampado triangular de no más de diez o doce metros cuadrados cerrado con una tapia que se podía saltar ya que era bastante baja y la puerta estaba candada y nunca se abría ni nadie sabía quién tenía la llave porque aquel rincón del mundo Pajarillos era por entonces el basurero universal de un barrio donde se tiraba de todo pero sobre todas las cosas ese lugar del orbe era nuestra propiedad comunal particular de Tororín de Luisito y mío porque allí era donde sin apenas hablar solo escuchando los pasos y conversaciones de la gente que pasaba por allí sin saber de nosotros hicimos juntos una carrera de antropología callejera que de momento nos servía para saber secretos de la gente de Pajarillos que nadie sabía y hacer del barrio todo un mundo.

  1. Esa casa calculo que es la de Tororín el Tartaja con la droguería de su madre en la planta baja que tenía incluso escaparate y vendía de todo igual escobas que alpargatas.
  2. Casa de la familia de Luisito con garaje para la furgoneta de su padre que hacía portes también de todo a cualquier provincia y a donde hiciera falta.
  3. Y esa es la casa y peluquería de la Luisa mi madre que tenía el retrete en el corral que era de cemento con solo una jardinera a un lado además de un caseto al fondo para criar gallinas y conejos.
  4. Casa de mi tía Rufina también peluquera y de mi tío Paco que era muy navarro y mecánico de camiones muy bueno.
  5. La casa de los Peruanitos era de una familia de emigrantes muy morenos y bajitos que vinieron a vivir al barrio al poco de inugurarse la fuente de abajo y la fábrica de coches de la Fasa-Renault y que nunca supimos por qué vinieron de tan lejos...o sí.
  6. Esa era la casa y tienda de comestibles de la Nati y del Germán que eran los más ricos del barrio venidos de Saldaña de los primeros del barrio según me dijeron cuando la gente empezaba a construir sus casas a los lados de aquella gran cuesta del Camino del Polvorín en medio de un inmenso descampado con muchos almendros por arriba y que en los bordes era una inmensa gravera llena de hoyos toda propiedad de don Antonio al que se le ocurrió levantar una fábrica de terrazos y materiales de construcción muy cerca del puente de la Esgueva ya en la frontera con el barrio de la Pilarica...¡anda que no era listo el tal don Antonio! al que yo llegué a conocer porque algunos meses bajaba con mi padre a pagarle el plazo de quinientas pesetas mensuales si no me falla la memoria por el terreno de la casa que estábamos construyendo a ratos toda la familia entre sábados y domingos.

Nada tenían que ver aquellas casitas molineras de los Pajarillos con “las casitas del barrio alto” de clase media presumida pequeñoburguesa de quiero y no puedo que cantara Victor Jara allá en su Chile natal unos años más tarde:

Las casitas del Barrio Alto

"Las casitas del Barrio Alto con rejas y antejardin, una preciosa entrada de autos esperando un Peugeot.Hay rosadas, verdecitas, blanquitas y celestitas, las casitas del Barrio Alto todas hechas con resipol.

Y las gentes de las casitas se sonríen y se visitan. Van juntitos al supermarket y todos tienen un televisor. Hay dentistas, comerciantes, latifundistas y traficantes, abogados y rentistas.

Y todos visten policrón, juegan bridge, toman martini-dry. Y los niños son rubiecitos y con otros rubiecitos van juntitos al colegio high.Y el hijito de su papi luego va a la universidad comenzando su problemática y la intringulis social. Fuman pitillos en Austin-mini, juegan con bombas y con políticos, asesina generales y es un gangster de la sedición.

Y las gentes de las casitas se sonríen y se visitan. Van juntitos al supermarket y todos tienen un televisor. Hay rosadas, verdecitas, blanquitas y celestitas, las casitas del Barrio Alto, todas hechas con resipol".

Se dice en Chile la palabra “resipol” que es un líquido que pega cualquier cosa que hasta pega las ideas y también hay una tela que se llama “policrón” que se compone de poliéster al 50% y otro tanto de algodón. En la última parte de la canción el tono deja de ser sarcástico para denunciar la abominable acción de unos pistoleros de extrema derecha que tras el asesinato del general René Schneider estaban creando una atmósfera de caos en el país. Le añadió un verso el cantautor que borraba las sonrisas referido a los pistoleros que se paseaban con sus autos minis y ese verso producía un siniestro contraste con la alegre polca de la melodía. Victor Jara fue un fiel militante del pensamiento político que intentaba despertar la conciencia política del país chileno y por eso murió asesinado el 16 de septiembre de 1973 cuando yo ya había hecho la mili y cuatro días después del golpe de Estado del general Pinochet. Fue en el Estadio de fútbol que hoy lleva su nombre.

El sueño proletario de un pisito en propiedad de sesenta metros cuadrados como mucho

magino un bloque medio de diez pisos cada uno de ellos con 60 metros cuadrados que es una media típica en cualquier barrio popular medio de cualquier ciudad media. Tal bloque ocuparía una superficie de 600 metros cuadrados de suelo urbano y por tanto a cada uno de los 100 pisos que en total tiene el bloque le corresponde una superficie de terreno de unos 6 metros cuadrados lo que viene a ser como un cuartito de 2x3 metros. Aunque en cada piso viviera solo una pareja sin hijos a cada uno le tocaría en propiedad la mitad de ese cuartito o sea un hueco de 3 metros cuadrados que es algo así como lo que ocupa una sepultura pequeña en un cementerio medio de cualquier ciudad o pueblo.

Pero tiene que saber cada copropietario de cada piso de ese bloque que esa propiedad suya es ficticia al igual que sucede con la propiedad de cualquier sepultura de la misma superficie. Que en realidad esos tres metros de piso que le tocan aunque los haya pagado con muchos sacrificios a lo largo de toda una vida nunca serán realmente suyos porque todo el suelo todo todo debería saberse que en realidad es propiedad del Estado y es así por la sencilla razón de que Éste puede expropiarlo cuando quiera por la razón oficial y superior de eso lo que sea el "interés público". Y en el caso de la sepultura mejor despedirse de toda idea de propiedad... pero es que a decir verdad ¿de qué le sirve a un muerto ser propietario de tres metros cuadrados cualquiera que sea su precio en el mercado inmobiliario sean los metros de un piso o de una sepultura?

Téngase en cuenta que la población mundial de humanos creció solo en 75 millones en el último año

Consulto distintas fuentes de información todas fiables y resulta que al comienzo de 2024 la Tierra tenía una población algo por encima de 8.000 millones de habitantes. Aún así todas las fuentes coinciden en el mismo pronóstico a corto plazo: que la humanidad va a encoger muy rápidamente. Todos los cálculos indican que el 97% de los países entrará en crecimiento negativo antes de llegar al año 2.100. Por otra parte España es el segundo país a nivel mundial con mayor porcentaje de población LGTBI+ según recoge un estudio realizado por Ipsos (que no sé quién es) y que señala que un 14% de los españoles se reconoce dentro de este colectivo. El trabajo también apunta que de ese 14% un 6% se define como homosexual y un 5% bisexual. La encuesta destaca que en España existe un apoyo mayoritario hacia las medidas planteadas para mejorar la integración de las personas trans colectivo que para 7 de cada 10 españoles sufre discriminación.

España se encuentra entre los tres países del mundo que más apoyan el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo (78 %) sólo por detrás de Portugal y Países Bajos (80 %) y 22 puntos porcentuales por encima de la media global. La población española es la que más apoya el derecho de adopción por parte de parejas homosexuales en todo el mundo donde el porcentaje alcanza el 80 % mientras que la media mundial es del 64 %. En las diferentes generaciones se repite el patrón y los “Z” son los que más apoyan este derecho con un 71 % frente a un 66 % de los “millennials” un 60 % de los “X” y un 59 % de los “boomers”.

Las parejas que no tienen hijos tienen nombre se les llama DINK un acrónimo que significa “dual income no kids” doble ingreso sin hijos término que se usó por primera vez en la década de 1950 en Europa y Estados Unidos y que hoy en día define a muchas de las parejas jóvenes. En términos generales son parejas que al no tener el deseo de formar una familia buscan priorizar la estabilidad económica y la proyección de sus carreras laborales y que al no tener hijos sus ingresos van destinados al ocio y disfrute personal. Según datos del INE la cifra de hogares bajo este modelo ha crecido en 50.000 en los últimos 5 años y ya suma 2,8 millones en toda España (un 15%).

Por otro lado está el término DINKY que significa Dual Income No Kids Yet es decir doble ingreso sin hijos todavía. Estas serían las parejas que retrasan el momento de convertirse en padres pero que lo tienen en mente para más adelante. El motivo principal por el que estas parejas retrasan el formar una familia suele ser financiero ya que muchas de estas “familias" sin hijos aseguran que tenerlos sale muy caro para los sueldos tan bajos con los que cuentan la mayoría de parejas por lo que les resulta inviable ser padres. La mayoría se lo piensan mucho lo que está retrasando las edades a las que se empieza a tener hijos. Y el ámbito laboral suele ser otro de los temas que hacen que muchas mujeres retrasen su deseo de ser madres.

Hay otra corriente muy importante que se une a la de los DINK en la que a la ecuación de 1+1 se une un tercero que es un perro. A este grupo de les llama DINKWAD que son parejas sin hijos con un perro siendo muy significativo que estamos en un momento en el que según los datos estadísticos hay más perros que niños por lo que no es extraño que las tasas de natalidad continúen cayendo cuando en términos absolutos hay 6.654.130 menores de catorce años (que viene a ser lo que vive un perro medio) y 9.280.821 perros por lo que se puede decir que hay casi 1,5 perros por cada niño.

La OMS alerta de que una de cada seis personas padece infertilidad por lo que dice que es una enfermedad de importancia mundial más o menos como una pandemia.

La infertilidad es un trastorno del aparato reproductor masculino o femenino consistente en la incapacidad para lograr el embarazo tras 12 meses o más de relaciones sexuales regulares sin usar anticonceptivos.Tiene algunas causas comunes entre hombres y mujeres como son: los Defectos congénitos del aparato reproductor el Cáncer Tumores Fármacos quimioterapéuticos Radioterapia Exceso de consumo de alcohol Desequilibrio hormonal Obesidad Cicatrices por infecciones de transmisión sexual, Cirugía abdominal o endometriosis Tabaquismo Edad avanzada o Infección pélvica.

Siendo causas propias en las mujeres: los Trastornos autoinmunitarios Trastrornos en la coagulación Diabetes Ejercicio físico excesivo Trastornos alimenticios Neoplastias en el cuello uterino y/o en el útero Quistes ováricos Síndrome de ovario poliquístico Ligadura de trompas y Tiroides. Mientras que entre los hombres las causas más comunes son: la Impotencia una Infección Consumo de algunas medicinas contraproducentes (como la Cimetidina) la Eyaculación retrógada Mala cicatrización a raíz de enfermedades de transmisión sexual lesión o cirugía Toxinas en el medio ambiente Vasectomía o falla de la vasovasostomía.

Puede causar mucha angustia dice la OMS además de estigmatización llegando a afectar gravemente al bienestar mental y psicosocial de las personas según indica un informe publicado en abril de 2023 por esa Organización Mundial de la Salud que dice que son muchas las personas que padecen infertilidad ya que se calcula que cerca del 17,5% de los adultos o sea alrededor de uno de cada seis presentan este problema por lo que insiste la OMS que resulta urgente aumentar el acceso a una atención de la infertilidad que sea asequible y de calidad para quienes la necesiten.

De acuerdo con las nuevas estimaciones la prevalencia de la infertilidad varía muy poco de una región a otra del mundo porque las tasas son similares en los países de ingresos altos medianos y bajos lo que demuestra que se trata de un importante problema de salud pública mundial. Que la infertilidad no hace distinciones es una verdad incontestable y a pesar de su magnitud las soluciones disponibles para prevenirla diagnosticarla y tratarla como son las técnicas de reproducción asistida entre ellas la fecundación in vitro continúan sin recibir suficiente financiación de los Estados y resultan poco accesibles para muchas personas debido a su escasa disponibilidad bien por su elevado costo además del estigma social que genera pienso yo que será mayormente entre los pobres si como dice el referido informe de la OMS son los habitantes de los países más pobres los que gastan una proporción relativamente más elevada de sus ingresos en terapias contra la infertilidad que es superior a la de los países más ricos por lo que a menudo sucede que estos gastos exorbitantes impiden que las personas accedan a dichos tratamientos si no es que las empujan a la pobreza.

Cojo aire para concluir con ésto del informe oficial sobre la infertilidad en el mundo: la doctora Pascale Allotey directora del Departamento de Salud Sexual y Reproductiva e Investigaciones Conexas de la OMS del que depende el Programa Especial de Investigaciones Desarrollo y Formación de Investigadores sobre Reproducción Humana de las Naciones Unidas ha dicho que “millones de personas afrontan gastos catastróficos para tratar su infertilidad lo que hace de esta cuestión un importante problema de equidad y con demasiada frecuencia una trampa que empuja a la pobreza por lo que la mejora de las políticas y la financiación pública facilitaría considerablemente el acceso a los tratamientos y puede proteger a los hogares más desfavorecidos para que no caigan en la pobreza”.

La tendencia parece imparable: la humanidad va a encoger muy rápidamente a partir del presente siglo y por lo que parece ya estamos yendo hacia un Mundo Vacío

No son pocos los estudios que analizan cómo el descalabro de la natalidad erosionará la población mundial. Los expertos en demografía advierten a los gobiernos de que hay que prepararse para el reto que supone vivir en un mundo más vacío. La tendencia parece imparable: para 2050 que es dentro de nada más de las tres cuartas partes de los países (155 de 204) tendrán tasas de fertilidad tan bajas que no podrán mantener el tamaño de su población y esta tendencia será casi total para 2.100 cuando el 97% de los países (198 de 204) estará en la misma situación en que las muertes superarán a los nacimientos y habrá cada vez menos personas en el mundo que serán cada vez más viejas.
La prestigiosa revista científica The Lancet ha publicado los datos del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud de la Universidad de Washington donde los autores advierten a los gobiernos para que empiecen a planificar las amenazas que estos cambios pueden suponer para la economía la salud el medio ambiente y la geopolítica.Y según eso el Estado español tenía una tasa de 2,47 hijos por mujer cuando yo nacía en 1952 pasando al 2,13 en 1980 y desplomándose a 1,26 en 2021 a pesar de estar confinados en plena pandemia y de seguir así las cosas se espera que en 2.050 será esa media de 1,23 hijos por mujer y en 2.100 de 1,11. De ahí que sea este país uno de los países con un declive demográfico más pronunciado en su entorno pues para ese año la media europea será de 1,37 (uno coma treinta y siete hijos por mujer exactamente) concordando esta tendencia con la que viene señalando el Instituto Nacional de Estadística como que el año pasado 2023 marcó un mínimo histórico de nacimientos siendo éste el séptimo año consecutivo en el que en España se registraron más defunciones que nacimientos con una diferencia de 113.256 personas a favor de los muertos.
Y ya no vale decir que serán los emigrantes y las poblaciones pobres del Sur los que compensarán el déficit demográfico del Norte porque los estratos sociales de bajos ingresos siguen la misma tendencia pero eso sí partiendo de realidades muy diferentes con tasas de natalidad muy superiores. Solo de esta forma se explica su peso en el porcentaje total de nacidos en el mundo que casi se duplicará en los próximos años pasando de representar el 18% del total en 2.021 al 35% cuando acabe el siglo tan es así que uno de cada dos niños nacidos en el Planeta en 2.100 lo hará en el África subsahariana.

España futuro país urbano de viejos sin hijos

La tasa de natalidad está por debajo de 1,3 descendientes por mujer una de las más bajas de la UE. En la actualidad alrededor del 56 % de la población mundial (4.400 millones de habitantes) viven en ciudades y se espera que esta tendencia continúe ya que la población urbana aumentará a más del doble a mediados del siglo XXI momento en que casi 7 de cada 10 personas vivirán en ciudades. Según la ONU Asia concentra el mayor número de habitantes en megalópolis de todo el mundo. A día de hoy en el año 2.024 la lista de países más densamente poblados se mantendrá todavía sin grandes cambios solo mínimos en las posiciones y cifras de población.
Más allá de las diez ciudades detalladas a continuación el ranking se extiende para incluir a otras 20 ciudades entre las que se destacan Chongqing (China) Karashi (Pakistán) Estambul (Turquía) Kinshasa (República Democrática del Congo) Lagos (Nigeria) Buenos Aires (Argentina) Kolkata (India) Manila (Filipinas) y Tianjin y Guangzhou estas dos últimas también ubicadas en China.
Esta es la lista de las 10 ciudades más pobladas de mayor a menor: 1.Tokio (Japón): 37.435.191 habitantes; 2.Nueva Delhi (India):32.941.308 habitantes; 3.Shangai (China):29.210.808 habitantes; 4.Dhaka (Bangladesh): 23.209.616 habitantes; 5.Sao Paulo (Brasil): 22.619.736 habitantes; 6.Ciudad de México: 22.281.442 habitantes; 7.El Cairo (Egipto): 22.183.200 habitantes; 8.Pekín (China): 21.766.214 habitantes ; 9.Mumbai (India): 21.296.516 habitantes; 10.Osaka (Japón): 19.013.434 habitantes.

Entonces en medio de este barullo de datos y evidencias está por ver que los buenos o los pobres vayan a heredar la tierra

De momento para heredar sea lo que sea por mínima que sea la parcela de tierra a heredar se necesita la previa condición del título de propiedad que expide el Estado así que quien no tenga ese título nada de tierra puede dejar en herencia a nadie ni siquiera con destino a una modesta sepultura.
Yi Fu-Tuan el geógrafo humanista que tan bien definió el concepto de topofilia como amor a la tierra explica en un ensayo sobre la igualdad y sobre los modos de percibirla que nuestros sentidos pueden ser divididos en proximales y distales. Proximales son aquellos que como el gusto el tacto y el olfato se caracterizan por requerir de cercanía física entre el emisor y el receptor para ser percibidos. Los sentidos distales son la vista y el oído ya que permiten percibir el mundo desde una posición distante a la fuente emisora. Los proximales producen una realidad difusa y no estructurada cercana al cuerpo que está cargada de emoción mientras que los sentidos distales producen un mundo compuesto que es menos emocional más fríamente estético e intelectual. Todos los humanos comienzan su vida en una realidad proximal: la mayoría de los infantes de todo el mundo conocen lo que es dormir en el hueco tibio localizado entre el pecho y los brazos de su madre. Y como sus ojos pueden ver sólo a una corta distancia de alrededor de 30 centímetros aproximadamente poco importa si su entorno más amplio más allá del cuerpo de su madre es una choza o una mansión es la costa del Ártico o un bosque tropical.
Así el hecho de que el rango de experiencias sea el mismo para todos los infantes sanos implica que sus placeres y satisfacciones son similares. La equidad en cuanto al estándar de vida en el mundo si es que existe sucede en el primer mes de vida.
El ensayo se titula “Los buenos heredarán la tierra” y continúa diciendo que “las diferencias propias de la condición humana provocan la desesperanza de los más conscientes, porque esa desigualdad permanece sin importar cuánto nos esforcemos por generar cambios. La religión nos consuela (o al menos lo intenta digo yo) afirmando que ante los ojos de Dios los buenos heredarán la tierra aún cuando veamos con demasiada frecuencia que las malas personas prosperan y la gente buena sufre. ¿Es sólo un sueño imposible?...tal vez. Las desigualdades aparecen enormes dice Yi Fu-Tuan por dos razones: “en primer lugar porque atribuimos mayor relevancia a elementos externos que a la manera en que las personas los viven. En segundo lugar porque nos resistimos a otorgarle valor a aquellos factores compensatorios que disminuyen las desigualdades”.

A primera vista resulta de una ingenuidad pasmosa ésto que dice Yi Fu-Tuan si bien cierto es que no nos engaña el geógrafo humanista cuando advierte desde el principio que sus reflexiones son sobre los modos que tienen las personas de percibir y vivir las desigualdades e injusticias del mundo y no sobre el hecho objetivo de tales desigualdades e injusticias. Su línea argumental propone evaluar el costo de la ambición los desafíos de la admiración y las restricciones temporales que actúan sobre la vida humana acabando por ensalzar a la experiencia a la imaginación al tiempo y al pecado como los ecualizadores de la vida humana profundizando en el papel compensatorio que tienen frente a las deficiencias de las circunstancias externas que enfrenta cada persona. Plantea pues un desafío ético centrado a la vez en el poder de lo social y en el disfrute de la condición del ser humano llegando a afirmar que la bondad es el catalizador de la herencia de la Tierra ¡nada menos!
Se dice en ese ensayo como ejemplos que en la selva del Congo los refugios de los cazadores-recolectores son de construcción simple pero que a ellos no les gustaría trasladarse a las casas y aldeas de sus vecinos los agricultores bantúes. Tampoco los agricultores bantúes querrían trasladarse a una ciudad moderna. Y también se dice que un castillo inglés podía estar equipado con veinte pianos que nadie tocaba que un duque podía poseer 365 pares de zapatos y que el castillo de un conde podía llegar a tener 365 dormitorios. Hechos como éste hacen que la pregunta “¿quiénes heredarán la tierra?” sea necia según se dice en el citado ensayo porque la respuesta obvia no puede ser otra que serán ellos los ricos y poderosos quienes hereden la Tierra. Aún así insiste el humanista geógrafo en que una respuesta diferente es plausible si no nos focalizamos en los elementos externos sino en las satisfacciones diarias que produce la vida eso que llamamos la “experiencia”.
Pues bien no tengo moraleja que contar para el final de este escrito. Solo cuento con esa experiencia “compensatoria” que como decía el bueno de Yi Fu-Tuan me sirve para ir tirando soportando las desigualdades e injusticias en este absurdo orden de la vida humana abandonada a su suerte y en todo caso sometida a la jerarquía estatal de los Más Brutos y a su salvaje ley capitalista de la Propiedad.
Nada más que añadir solo que a estas alturas de los tiempos creo disponer también de una poderosa intuición respecto al futuro que me interesa tuvieran en cuenta quienes sigan vivos a finales de este siglo: nadie heredará la Tierra ni ricos ni pobres porque para entonces ya no existirá ese nefasto derecho de herencia que pesa lo suyo en sangre sobre la Tierra. No. Porque antes será abolido por delictivo el previo derecho de apropiación presura o dominio sobre la Tierra (o sea la Naturaleza toda incluida la humana naturaleza) y el propio bien inmaterial del Conocimiento humano que ambos serán para entonces comunales universales Tierra y Conocimiento.
Y si no acierto dará igual porque para entonces ya no quedará nadie que pueda contarlo.

{VISITAR} el artículo.



Rechercher sur ce site :

{Site réalisé avec le logiciel SPIP} {Nodo50} {Mapa del sitio}