Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Cultura de la Transición y el Rock Radikal Vasco

Martes 6 de agosto de 2013. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Recopilación para Nodo50 de DGA

En esta recopilación analizamos la censura y sobre todo la autocensura que se dió en el llamado Rock Radikal Vasco. Como extra añadimos el interesante documental "Rock Radikal Vasco: La Gran Martxa de Los 80".

"Como decimos, nada escapó a ese circuito, ni siquiera el combativo punk en su vertiente de Rock Radikal Vasco - RRV: todos y cada uno de los discos de RIP, MCD, Kortatu, La Polla, Eskorbuto, Barricada... están registrados y son del llamado “repertorio SGAE”. El cierre y colofón del RRV es un tanto paradójico: unos años después de su eclosión, la Fundación Autor subvencionaba a fondo perdido a Negu Gorriak su gira por América Latina y se producía el pleito de los herederos de derechos de autor de Eskorbuto a Hilargi Records, por derechos de explotación de sus discos.

En el seno de la SGAE y el entramado de la industria musical sólo hubo una disonancia, y no fue precisamente la (ahora) sonrojante polémica de Las Vulpess en Caja de Ritmos: Loquillo y los Trogloditas tuvieron el dudoso honor de interpretar la primera canción censurada en la democracia. Hablamos de la canción Los Ojos Vendados, tema donde se denunciaba la práctica de torturas por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" ("Un Ministerio de Cultura en la sombra: SGAE, propiedad intelectual y CT" - CT o la Cultura de la Transición).


El autor Guillem Martínez plantea que en nuestra democracia los límites a la libertad de expresión no son las leyes, son límites culturales. Y que dentro de esos límites "solo es posible escribir determinadas novelas, discursos, artículos, canciones, programas, películas, declaraciones, sin salirse de la página, o ser interpretado como un borrón".

Esos barrotes los tuvieron muy claro la mayoría de grupos relacionados con el Rock Radikal Vasco - RRV y/o sus compañías de discos, tanto las compañías independientes como las multinacionales, ya que apenas sufrieron censura por parte de las autoridades competentes. Lo que sucedió en realidad durante la época de esplendor del RRV fue que las letras se cambiaban o las canciones se eliminaban del disco antes de salir al mercado. Hemos realizado una recopilación por grupos para analizar esto.

Barricada.

Según Wikipedia: "(...) Fue entonces cuando se unieron a la discográfica Polygram Iberia, en el lanzamiento de No sé qué hacer contigo en 1987, producido también por Rosendo. En contra de la voluntad del grupo, la discográfica no aceptó la canción Bahía de Pasaia, que denuncia las controvertidas muertes a manos de la policía de cuatro integrantes de los Comandos Autónomos Anticapitalistas en 1984, siendo uno de ellos amigo del barrio de El Drogas.

(...) También en 1989 fue impuesta la retirada por la discográfica del tema En nombre de Dios del disco Pasión por el ruido, al cual iba a darle nombre. La canción es una crítica al Opus Dei".

Eskorbuto

Su entrada en Wikipedia refleja: "En la canción "Rogad a Dios por los muertos" se escucha la frase: "Los testículos me cortaría por la calavera del Rey", una voz dice "de bastos" cada vez que se pronuncia la palabra rey. Esta frase se añadió para evitar volver a ser detenidos por injurias al Rey. Aunque en varios directos, en vez de decir "de bastos" dicen "Juan Carlos". Similar explicación para "Escupe la bandera, Toma mi pañuelo".

(...) El brazalete con la esvástica que porta Heinrich Himmler y que aparece en la portada de Los demenciales chicos acelerados fue tapado en varias ocasiones en las que la portada del disco fue reproducida en fanzines y revistas, por ser demasiado controvertido".

Paradójicamente Eskorbuto sufrió censura, pero sobre todo en emisoras de Euskal Herria y vinculadas a la izquierda abertzale, debido a su tema "A la mierda el País Vasco".

Kortatu

En Lafonoteca podemos leer: "’Azken Guda Dantza’ (Oihuka, 1988), fue el concierto número 280 de la banda, el último que dieron, la danza de guerra que bailaron en el pabellón Anaitasuna de Pamplona. Y para su despedida, Kortatu se descuelga con una grabación en directo espectacular. Inusual para la época y el género. Mereció una historieta completa del dibujante Azagra, soporte gráfico del espíritu punk de los 80. El público entregado se lanzó además a festejar la ocasión con todo tipo de proclamas en favor de la independencia para el País Vasco, la agrupación de presos políticos y demás. En concreto, los gritos en favor de ETA durante la canción "Aizkolari" quedaron ocultos en la edición en vinilo doble de Oihuka, pero no así en la que sacó en CD Esan Ozenki. El cuadernillo interior, en venganza con la censura aplicada entonces, desvela la identidad del androide que incluía en "El Estado de las Cosas": el rey Juan Carlos I".

RIP

En la maqueta que grabaron antes de su único disco en solitario, No te muevas!, la canción "Odio a mi patria" hablaba de "dar por culo a España y al rey". En el disco la letra de la canción aparece cambiada, quedando "que le den por culo a ya sabéis quién".


El silencio paterno fue el grito de los hijos. Una esclarecedora visión del movimiento más radical –valga la redundancia-, enfadado, puro y duro (aunque autodestructivo) de España. De Santurtzi a Bilbao, de Zarama y Eskorbuto a Hertzainak y Kortatu.

Texto completo

Más noticias relacionadas en Nodo50
Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/5131