Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

14 días de silencio de las autoridades ante la muerte de un detenido en Girona

Sábado 4 de agosto de 2012. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Fuente: Periódico Diagonal

Juan Pablo T. murió hace 15 días en el Hospital de Trueta después de ser trasladado en ambulancia desde la comisaría de la policía municipal. Artículo traducido de La Directa por Diagonal.

Su familia aún no sabe nada de las circunstancias concretas de la muerte de Juan Pablo T., de 41 años de edad. Se han enterado de su defunción 14 días después de los hechos. Hasta entonces, para ellos, Juan Pablo se encontraba desaparecido. El lunes 30 de julio, llegaron a Barcelona desde Argentina, tras días de búsqueda infructuosa del detenido, nacido el 24 de julio en La Plata, Argentina. Sabían que su familiar vivía desde hace siete años en Girona. El 11 de julio, Juan Pablo entró vivo en la comisaría después de ser detenido violentamente en la calle. Hoy, sus parientes quieren recuperar su cadáver.

La información es, aun ahora, muy confusa. Los hechos se podrían haber producido hace 18 días. Según la versión familiar, después de ser detenido, la víctima fue trasladada a la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Vista Alegre de Girona. Contrastadas las informaciones con el Área de comunicación de los Mossos de Barcelona y Girona, la detención y custodia habría sido responsabilidad de la policía local de Girona. Según ha podido saber La Directa, la versión oficial de la policía del municipio es que Juan Pablo T. fue detenido en la calle Emili Grahit después de una persecución. Acusado de robar un vehículo, fue trasladado a la comisaría.

Una vez en la celda, siempre según la policía local de Girona, Juan Pablo intentó colgarse con su camisa, hecho que fue registrado por las cámaras de videovigilancia. Los agentes intentaron reanimarlo mientras requerían la presencia del Servicio de Emergencias Médicas, que lo estabilizaron y lo trasladaron de urgencia al Hospital Trueta. Respecto a la falta de información a la familia, la policía local se justifica diciendo que "salió con vida de la comisaría" y que la responsabilidad de comunicar la defunción corresponde a los servicios sanitarios o al juzgado de instrucción número 4 que instruye la causa. Esta versión de los hechos fue publicada por el Diari de Girona el 12 de julio.

Familia sin información y versión contrapuesta

Horas después de la detención, unos amigos de Juan Pablo se presentaron para interesarse por su situación y les comunicaron que lo habían ingresado en el Hospital Trueta porque se había intentado colgar. El amigo se trasladó al centro hospitalario donde los médicos le comunicaron que las lesiones por asfixia eran ya irreversibles y que se temía por su vida. El amigo, la única persona que lo vio después de la detención, asegura que el cuerpo de Juan Pablo, tenía golpes y múltiples hematomas en la cabeza, costillas, brazos y cuello y síntomas aparentes de haber recibido una paliza.

Juan Pablo T. ingresó en el hospital gironí a las 4:32 horas de la madrugada del 11 de julio, en una ambulancia procedente de la comisaría. Murió el 14 de julio. A las 12:50 del 15 de julio, su cadáver era retirado por los servicios funerarios. La muerte del detenido no fue mencionada en ningún lugar y su familia en Argentina no fue informada.

Según la familia, ningún policía contactó tampoco con la diplomacia argentina en el Estado español. a quien están obligados a comunicar las detenciones de sus ciudadanos. La primera noticia recibida por el Consulado de Argentina en Barcelona fue el reclamo de la familia.

Madres de la Plaza de Mayo organismos proderechos humanos argentinos, como la CELS o el CDDHH de la UNLA ya han comunicado su apoyo a la familia. Por otro lado, la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT) también se ha puesto a disposición de la familia.

Tercera muerte bajo custodia durante 2012

El 1 de enero, Sergio E.C. de 34 años, moría en la UCI del Hospital de Manresa, donde fue ingresado después de ser detenido por los Mossos el 30 de diciembre. La familia denunció agresiones policiales sobre el familiar, pero el mismo Felip Puig, conseller de Interior de la Generalitat, las desmintió. Solo cinco días después, Idrissa Dialo, un joven guineano de 21 años, fue encarcelado en el CIE de la Zona Franca (Barcelona) —donde la custodia la realiza el Cuerpo Nacional de Policía— moría por falta de atención médica.

Unos hechos parecidos se produjeron el 31 de agosto de 2011 en Manresa, cuando un joven de la localidad, detenido por los Mossos de Escuadra cuando intentaba huir porque no tenía los papeles en regla, entró en estado de coma mientras estaba bajo custodia policial en el Hospital de Sant Joan de Deu de Manresa. Días después, Mustafa El Marrachki fallecía. La versión policial oficial adujo que se trataba de un suicidio, pero la familia siempre manifestó que era imposible "que una persona detenida, esposada y bajo custodia policial dentro de un hospital pudiera intentar suicidarse sin que nadie lo vea y intervenga". El 23 de setiembre de 2011, medio millar de personas se concentraron en Manresa para exigir "Verdad y justicia".

Mas información

- Resumen Latinoamericano: Un activista argentino, asfixiado en una comisaría española
- Kaosenlared: Archivan la causa del activista argentino muerto en una comisaría de Girona
- Televisión pública argentina: España: Mataron a un argentino en Girona

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/4743