Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Un grupo de estudiantes entrevista al Grupo Antimilitarista Tortuga

Sábado 9 de julio de 2011. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Fuente: Web del Grupo Tortuga

¿Cual es la principal razón por la que lucháis a favor de un pueblo sin ejército?

En realidad nuestro trabajo apunta más bien a la construcción de una sociedad desmilitarizada, es decir, en la cual no haya mecanismos violentos para que nadie domine sobre nadie. Cuando hablamos de militarismo -que son esos mecanismos violentos que decimos- nos referimos tanto a un militarismo de tipo explícito como pueden ser los ejércitos, las policías o las cárceles, como a otros que son implícitos y menos visibles pero que acaban obteniendo el mismo resultado, como pueden ser el adoctrinamiento en la educación o desde los medios de comunicación, por ejemplo.

Evidentemente el fin que pretendemos no se podrá lograr si no cambian muchísimas cosas de la sociedad, porque unas se apoyan en otras. A nosotras nos gusta decir que somos radicales porque no nos limitamos a denunciar y luchar contra las consecuencias más escandalosas del militarismo, sino que intentamos incidir en su “raíz”, que es el tipo de sociedad en el que vivimos. Evidentemente nuestras metas son muy ambiciosas y solo puede aspirarse a alcanzarlas a muy largo plazo. De momento podemos ir dando algunos pasos y, a pesar de lo dicho, también luchamos contra algunas de las consecuencias más dañinas del militarismo a día de hoy. Especialmente las víctimas civiles que causan todas las guerras, el gasto militar y la producción y comercio de armas.

Teniendo en cuenta la estructura actual de la sociedad ¿sería posible un país sin ejército? ¿Se podría tomar Costa Rica como ejemplo?

Al igual que la supresión de la institución policial y carcelaria no se podría hacer de un día para otro, puesto que la sociedad tendría que dar una serie de pasos previos que garantizasen que ese cambio va a ser viable, la eliminación de todos los ejércitos del planeta podría hacerse inmediatamente resultando de ello sólo consecuencias positivas. Nada hay que lo impida excepto la voluntad de los gobernantes o de quienes permitimos que continúen en sus poltronas usurpando nuestra capacidad de decidir.

En el mundo hay multitud de pequeños estados sin ejército a quien nadie invade. Por ejemplo uno que tiene frontera con España: Andorra.

Esto quiere decir que tampoco nada impide a un estado de mayor tamaño, como el nuestro, renunciar a su institución militar. Solo de pensar la de cosas interesantes a las que se puede dedicar el dinero ahorrado debería ser suficiente incentivo para plantearlo.

Costa Rica es un ejemplo un poco problemático, puesto que su falta de ejército está compensada con una sobredimensión de su policía y con una estrecha alianza con EEUU. No obstante su ejemplo de décadas sin ejército en un lugar del mundo no tranquilo precisamente, que le han llevado a ser el país con mayor nivel de servicios y de renta per cápita de todos sus vecinos, debería hacer pensar a éstos en la posibilidad y oportunidad de seguir su ejemplo.

Por cierto que otro ejemplo de estado sin ejército a tener en cuenta podría ser el de Islandia.

¿Qué tipo de medidas habéis tomado para luchar en contra del gasto militar?

Tres:

  1. Hacemos difusión permanente de noticias relacionadas con gastos concretos del Ministerio de Defensa: http://www.grupotortuga.com/+-Gasto...
  2. Desde hace varios años realizamos acciones de denuncia contra el Gasto Militar español durante la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales del Estado: http://www.grupotortuga.com/Antimil...
  3. Impulsamos a nivel provincial y estatal la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar: http://www.grupotortuga.com/Campana...

En vuestra opinión un ciudadano de a pie, ¿tiene conciencia de lo que se mueve realmente detrás del ejército, o el gobierno oculta información?

Hay una amplia gama de percepciones y de grado de información con respecto a la institución militar entre las personas de la sociedad. Pero en todo caso sí es cierto que desde las instituciones del Estado se miente deliberadamente o se oculta información relacionada con la Defensa. Por ejemplo en temas como el gasto militar, que es camuflado y repartido entre diversas partidas; las misiones bélicas en el exterior, sobre las cuales casi todo es ocultado o desvirtuado, la fabricación y comercio de armas, que tiene prácticamente el carácter de secreto de estado etc.

¿Os parece que el ejército aporta algo positivo?

No. Incluso aquellas de sus facetas que pueden resultar más amables a la opinión pública, tales como la ayuda militar humanitaria en caso de catástrofes, o las actividades de la Unidad Militar de Emergencias, no son más que costosas operaciones de maquillaje y publicidad del ejército. Cualquier tarea de las que se realizan desde estas instituciones tendría mucho más alcance y sería más económica si la realizara personal civil. De hecho esta actividad constituye una clara intrusión de lo militar en ámbitos laborales tradicionalmente civiles.

¿En que invertiríais todo el dinero que hoy en día se destina al ejército?

Eso deberíamos decidirlo entre todas las personas que formamos la sociedad. Desde aquí se nos ocurre una idea. Nuestros ejércitos llevan décadas desarrollando guerras en el tercer mundo para que nuestras multinacionales depredadoras hagan buenos negocios. ¿Qué tal si con ese dinero devolvemos parte de lo que les hemos robado?

¿Qué cantidad de armas exporta España? ¿Cuáles son los principales destinos?

Os remitimos a este exhaustivo estudio del Centre JM Delàs, que son buenos amigos: http://www.centredelas.org/index.ph...

¿Qué consecuencias acarrea el ejército en el medio ambiente, en la salud y en la sociedad?

Al medio ambiente: Contaminación de diversos tipos, por ejemplo química, biológica y radioactiva, en los procesos de fabricación, transporte, almacenamiento y utilización de todo tipo de armamentos. Contaminación por los residuos producidos en las diversas instalaciones militares, a menudo situadas en lugares de interés ecológico. Contaminación del fondo del mar por residuos de la armada. Contaminación sónica muy perjudicial para especies marinas por el empleo de sónares especiales en las maniobras. Afectación ecológica de todo tipo en las maniobras militares, pruebas de explosivos y prácticas de tiro, especialmente desde aviones. Incendios forestales en campos de tiro militares (San Gregorio, Chinchilla, Teleno...). Contaminación atmosférica por el gasto de carburante en maniobras y desplazamientos de barcos, aeronaves, vehículos terrestres… etc.

A la salud: En España hay una fábrica de armas químicas, biológicas y nucleares (La Marañosa) cuyos productos son más que nocivos. El empleo de munición con uranio empobrecido causa secuelas importantísimas en la población de los países donde tropas españolas actúan (Iraq, Afganistán, Libia…). No olvidemos que España fue el primer país que utilizó armas biológicas de destrucción masiva sobre población civil (en el Riff en los años 20 del siglo XX). Hay elevadas tasas de cáncer en poblaciones cercanas a radares militares. Sin contar con el daño que se causa a la salud mental de muchas personas que forman parte del ejército, el cual es una importante fuente de suicidios. O aún más claro, sin contar con el daño físico sobre víctimas combatientes y civiles que crean las acciones bélicas en el extranjero en las que participa el ejército español de forma directa o en tareas de apoyo a EEUU. En todo caso toda esta cuestión está rodeada del mayor de los secretismos y es complicado obtener datos estadísticos. Sería interesante establecer diversos estudios epidemiológicos entre las poblaciones cercanas a instalaciones militares, entre los propios soldados y entre las propias personas trabajadoras de la industria armamentística estatal. Los resultados a buen seguro serían sorprendentes.

A la sociedad: El daño a nivel moral es inmenso. La existencia de una institución militar financiada con los impuestos de todas las personas de la sociedad y legitimada por ésta supone la aceptación de que la violencia y la fuerza bruta es la forma de obtener las cosas y de resolver los conflictos. Significa que el sistema político de tal sociedad siempre estará vigilado y en manos de la minoría armada que en cualquier momento puede hacerse con sus centros de mando, como tantas veces ha sucedido a lo largo de nuestra historia. Ello sin enumerar una serie de valores censurables que el ejército difunde y contribuye a sembrar en la sociedad: obediencia acrítica, patrioterismo, demonización del otro etc.

¿En qué ideales se basa vuestra organización?

Básicamente en tres: el socialismo autogestionario, el antimilitarismo y la noviolencia.

Podéis encontrar un desarrollo de ellos aquí: http://www.grupotortuga.com/SAN-Soc...

También podéis leer un desarrollo práctico de nuestro ideario en estas propuestas de nuestro grupo hacia el movimiento 15M: http://www.grupotortuga.com/Propues...

Por último, en la información que damos sobre el grupo (http://www.grupotortuga.com/Mas-sob...) resumimos la respuesta a esa pregunta de esta forma:

Nuestras señas de identidad son el Antimilitarismo y la Noviolencia. Como antimilitaristas nos oponemos a cualquier expresión tanto militar como militarista, y a cualquier instrumento de dominación y de control social que pretenda anular o restringir la capacidad de las personas de gobernar sus propias vidas y/o persiga perpetuar la injusticia en que se basa el sistema socioeconómico en que vivimos.

Como noviolent@s entendemos la vida y dignidad humana como valor máximo y toda nuestra acción política se halla limitada por la observancia de la distinción absoluta entre la persona humana (que es inviolable) y el rol que ésta desempeña (que puede ser combatido), así como del principio de que ningún fin justifica el empleo de medios injustos o violentos.

Nuestra apuesta por la Noviolencia no nos conduce a la pasividad y a la resignación. Al contrario, nos empuja a la agresividad y a una lucha activa contra todas las injusticias del Sistema. No por renunciar a la violencia nuestra lucha se queda a medias o se descafeína. Es por ello por lo que estamos dispuest@s a asumir todas las consecuencias represivas que nuestra actividad pueda desencadenar, como medio de denuncia que pretende llegar a la conciencia de todas personas de la sociedad y obtener su apoyo para poder transformarla.

Nuestro principio organizativo es el asamblearismo del consenso de diferentes grados, haciendo una renuncia expresa a cualquier tipo de autoridad directa o delegada. Asimismo nos organizamos también de forma autogestionaria como forma de garantizar nuestra independencia, y también por coherencia con el modelo social alternativo que proponemos.

Fruto de estas reflexiones el Grupo Antimilitarista Tortuga desarrolló su propuesta en el documento Socialismo Asambleario Noviolento.

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/4104