Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Rol de la izquierda en el #Brexit y las consecuencias de la cooperación con la derecha. Análisis y reconstrucción

Martes 5 de julio de 2016. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Fuente: La Tarcoteca

Por Pablo Heraklio

Que la Europa de las Naciones ha degenerado en la Europa de las Corporaciones es evidente. El malestar político, económico y social lo patentan. El abuso institucional es cada día más escandaloso, el reparto de cuotas obsceno, la actuación del BCE al servicio de Alemania absorbe capitales hacia Berlín y Frankfurt secando áreas enteras de los países tutelados. La Unión Europea tal cual está planteada no puede continuar, por lo que la salida de la UE es legítima, si no necesaria. Su descomposición ha comenzado por el Reino Unido. La UE se disolverá por si sola de aquí a 10 años si no se reestructura.

Estas tropelías las conocen muy bien los británicos. Más allá de los movimientos políticos que llevaron a plantear el referéndum sobre la permanencia y si ha sido acertado o no, pondremos de relieve algo realmente curioso: La cooperación de la derecha y la izquierda por medio de un Fin Común.

La izquierda se enfrentó con un dilema: apoyar el Brexit y romper con el yugo de Europa o apoyar la permanencia y continuar con el inmovilismo. En objetivo general era aprovechar la oportunidad de deshacerse de la troika para centrarse en sus problemas locales. Veamos las consecuencias.

La pregunta es: ¿es legítimo apoyar a la derecha si nos beneficia, como ha ocurrido con los partidos socialistas ingleses, o es la derecha/fascismo el mal absoluto? ¿hay primero que vencerla y después conseguir los objetivo? ¿El fin justifica los medios? Y sobre todo: ¿sirve para algo o resulta en escalabro?

El fin común y cooperación de la derecha-izquierda

Hemos visto que la cooperación interclase ha dado su resultado excelente: UK se ha salido de la UE. Pero a qué precio. Su repercusión es aún mayor de lo que parece.

Para saber quién ganó realmente hay que observar en qué términos se ha llevado la campaña, qué se prometió y que se esperaba.
- La opinión general a construido la idea de la salida en términos de derecha: UK vs UE, robo de puestos de trabajo, abuso de los ’benefits’. Inmigrante vago y ladrón.
- Se prometió trabajo, bénefits y aumento de salario "para los británicos primero". Y es que en vez de plantearse la contienda en términos de arriba-abajo, derecha-izquierda, fue un ’ellos contra nosotros’, UK vs UE monopolizado por la derecha gracias a sus medios masivos.

En una sola campaña se olvidaron de que fueron sus políticos, tanto Conservadores como Laboristas, los que privatizaron su servicios públicos, aplicaron las políticas neoliberales, y sus empresarios los que no suben sueldo, se llevan el dinero a paraísos fiscales y deslocalizaron las empresas. Europa en parte importó el modelo angloamericano que ahora aplica extensivamente, pero la creencia popular no es esa. En la calle la gente solo se fija en los migrantes y en que no llega a final de mes. Los millones volatilizados en maniobras especulativas del Gobierno son invisibles.

  • El partido Conservador propuso el referendum para salirse como compromiso electoral. Aunque incómodo con las políticas europeas y los rescates de Alemania a Europa si disfrutaban de los beneficios del mercado europeo, por lo que parte del partido hizo campaña por quedarse.
  • El partido Laborista también estaba dividido entre las dos opciones y por las mismas razones, pero su propaganda por el quedarse fue más que tibia. Esto es debido a que en estos momentos están pasando por una crisis de identidad interna.
  • Los únicos que hicieron campaña feroz por el Leave en los término de propaganda y difusión fue la extrema derecha del UKip, y por eso se le concede la victoria. Pero esto no lo podría haber hecho solo: a pesar de que en los medios nacionales se le ridiculizaba y alababa por partes iguales fueron la miríada de medios locales los que le hicieron la campaña.
  • La izquierda en general vio en el referéndum su oportunidad de alejarse de uno de sus enemigos tradicionales, la UE y la troika, para centrarse en el enemigo interno, Conservadores y capitalistas. Pero en el curso de la contienda no pudieron imponer su discurso sobre el ruido mediático y la derecha se llevó todo el mérito del esfuerzo de la movilización. Se les comieron.

Resultado del Brexit: Una auge de las derechas y una descomposición del partido laborista son el cóctel necesario para una nueva era de oscuridad. Potenciado por la izquierda.

Consecuencias y lecciones aprendidas: el oportunismo pasó factura

Políticamente la mayor consecuencia del Brexit es que ahora el país se encuentra con los mismos problemas si no peores, con un país volcado en la derecha y sin espectativas de superarlos. Y todo por haber herrado en el diagnóstico: achacar la culpa de los problemas de UK a Europa en vez de a la clase política y empresarial; a los Capitalistas.

Económicamente la izquierda esperaba un revulsivo social que atrajera las empresas de calidad, la industrias y poder deshacerse del yugo de Europa, lo cual relanzaría la economía. Una nueva edad de oro. Qué poco leyeron a Marx, así no funciona el capitalismo. Ahora se enfrentan a una ola de rescates y privatizaciones que se teme que acabarán de arrasar lo que queda de servicios públicos. Justo lo que querían evitar. Alimentaron a un monstruo y ahora amenaza con devorarlos.

Socialmente la izquierda ha fomentado, sin querer, el individualismo del consumo, la docilidad, la pasividad del trabajo asalariado, la xenofobia y el capitalismo militante de sus instituciones promovido por la derecha. Todo lo contrario a lo que deseaban con el Brexit.

Dudamos de la capacidad de la izquierda parlamentaria para reconstruirse, cuando de hecho se encuentra en plena descomposición, como demuestra las más de 30 dimisiones dentro del partido Laborista (socialista) y el impeachment a su líder Jeremy Corbyn. El partido está muy tocado y se enfrenta a una escisión.

¿Y Si hubiesen usado su oportunidad para debilitar a la derecha, en vez de apoyarla? Alternativa de la izquierda a la cooperación con la derecha

  • Fundamento: lucha contra el neoliberalismo

Con Brexit o sin Brexit, con troika o sin ella, continuarán las privatizaciones, expansiones cuantitativas, burbujas especulativas, deslocalizaciones, salarios de mierda, contratos de 0 horas, fuga de capitales y empobrecimiento general. Así funciona el capitalismo.

Ganó el Neoliberalismo. Nuestra beligerancia por tanto tiene que ir contra la práctica y quienes la practican. Es necesario rebatir tanto a la UE del Capital como a Lores de la City, los grandes vencedores. Nativxs y migrantes somos VICTIMAS!

Hay que Denunciar a los partidos de derechas y a muchos laboristas como defensores del Neoliberalismo.

En tales términos es posible plantear un boicot tanto a la celebración del Referendum como al resultado, que siempre va a acabar con más neoliberalismo.

  • Consecuencias de la no cooperación: Remain + inmovilismo. Pero una derecha débil

Lo único seguro es que es bastante posible que UK se hubiese quedado en Europa. Continuaría el inmovilismo político girando entorno al epicentro neoliberal de privatizaciones y deuda hasta la próxima crisis. Así de triste.

Hubiese beneficiado al Partido Laborista/socialista en términos de publicidad. Lo cual no quiere decir que no prosiguiesen las tensiones internas y la amenaza de cisma.

Algo se habría conseguido: una extrema derecha un poco más débil después de la pérdida de los comicios. Un gran descalabro para el Ukip que se lo jugó todo.

No sabemos cómo podría haber afectado al partido Conservador, ya que también se hallaba dividido entre las dos opciones. Lo que es seguro es que su defensa del neoliberalismo le mantiene fuerte con ambos resultados.

El objetivo de mantener a una derecha débil es que sea más fácil deshacer su red clientelar y de apoyos, presionar a sus políticos y empresarios e intervenir en la vida social, por lo que siempre es beneficioso. Ahora bien este desmontaje no se puede aprovechar en UK, con una izquierda parlamentaria desclasada y una izquierda social inexistente.

  • Algo hemos aprendido del Fucking #Brexit: Apoyar a la derecha es contraproducente. Desastroso. Esta vez el oportunismo británico le saldrá caro a los compañeros porque han reforzado a la extrema derecha. Esperemos que no acabe en fatality.
  • La derecha Monopoliza la propaganda: Propaganda por el hecho

La alianza derecha-izquierda por un fin puede parecer a priori un hecho neutro, unidos por un objetivo. La maniobra de la izquierda inglesa demuestra que, a parte de torpe, ha perdido la perspectiva práctica que le otorga su teórica y minusvalorado a su partner, que finalmente acaparó la campaña.

Uno de los motivos más claro es no contar con medios de difusión masivos ni medios alternativos. Imposible vencer así. En UK la alianza fue monopolizada por la derecha porque no se disponía de medios propagandísticos adecuados. Las derechas poseen entre un 80 y un 90% de los medios masivos. La izquierda en general prefiere las cámaras y micrófonos Capitalistas que las Acciones propagandísticas, así nos va.

Somos trabajadores, nos caracteriza estar desposeídos de todo medio de trabajo, incluidos los medios de comunicación. Son los fachas los que crean la opinión pública que consumimos en sus periódicos y nos convencen por desbordamiento de información, por lo tanto la izquierda no puede esperar dominar el discurso mediático mercantilizado.

Somos trabajadores, sus militantes deberían serlo, y aunque nos ganen en medios estamos acostumbrados a organizarnos en el trabajo y no nos ganan en acciones. De nuevo la Propaganda por el Hecho se muestra como la forma más efectiva si no única que permite dar ejemplo, construir y acaparar los focos de la prensa.

Como sucede en UK la izquierda, sin unos medios propagandísticos que coordinen las acciones sociales y superen bloqueo informativos las campañas son inútiles.

  • Recuperar el discurso de la izquierda: la némesis

Debemos recuperar los términos y reincorporarlos a los discursos, porque realmente son ejes centrales que pueden articular acciones y servir de guía a la sociedad. La alternativa es usar la terminología institucional de derechas. Sin pensamiento no hay voluntad, sin voluntad no hay acción, sin acción no hay transformación.

Hemos aprendido, y no solo con el ejemplo del Partido Laborista inglés, sino con el de muchos otros países, PSOE, PSD, PSI, PASOK, PT..., que los partidos y a agrupaciones de izquierdas que pierden su discurso acaban asimilándose a los de la derecha, tanto en forma como en fondo. El resultado es que la diferencia entre las expectativas y los resultados crea tensiones que después de los años acaban pasando factura interna y desafecto general. Perdieron la voluntad.

Aunque a muchos les sorprenda la recuperación del discurso no se realiza por generación espontanea. Hay que promoverlo y difundirlo.
- La prensa burguesa evita por todos los medios hacer referencia al Neoliberalismo o al Capitalismo, tapándolos con eufemismos y términos vacíos.
- Los partidos al servicio del capital lo van a atacar.
- La cultura académica, mediática y laboral es claramente reaccionaria.
- Las instituciones copadas por el nepotismo y al servicio de los poderosos se privatizan y se venden a magnates y arribistas. Su discurso solo puede ser el del AMO.

Esta recuperación del discurso solo puede provenir de la propia izquierda cuando trabaja desde la base de la sociedad en grupos, asociaciones y colectivos, socavando así el discurso y prácticas dominantes y sustituyéndolo directamente por la práctica. Realmente no se ve otra forma.

  • Reorganización ideológica entorno al Anticapitalismo: el foco

Cuando se disponen de pocos medios hay que concentrar los esfuerzos en un concepto sobre el que gire el discurso.

Durante siglos fue el Capitalismo. Ahora nos enfrentamos a su enésima mutación: el Neoliberalismo.

Esperar que la radio, televisión y otros medios públicos presten atención a un discurso de izquierdas es fútil. Y si llegase a las pantallas el discurso no se iba a entender hasta que la gente no se consiguiese:

  • 1º Identificar al Neoliberalismo por sus prácticas: privatización + deuda pública = ruina
  • 2º A los Agentes del Neoliberalismo: expropiadores evasores
  • 3º Alternativa Anticapitalistas: economías sociales y distributivas como opuesto al Neoliberalismo y única vía de obtención del bienestar. Anarquismo, comunismo y socialismo.
Más noticias relacionadas en Nodo50
Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/5749