Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

¿Qué tal se come en Marte? Teoría General de la Conspiración

Martes 3 de enero de 2012. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Fuente: El Agitador

Sábado, 2 de Octubre de 2010, son las cinco de la tarde en la plaza Coprinceps de Andorra. Ninguna de las personas que pasean frente al hotel Roc Blanc se imaginan lo que está ocurriendo bajo sus pies. En una de las salas, ubicada en la planta baja del hotel, un tal José Luis, más conocido como JL, está dando una charla frente a unas 100 personas en el autodenominado “Congreso del saber Sabiens”.[1]

A lo largo de dos días, previo pago de 50 euros, diferentes ponentes exponen sus teorías, cada cual más delirante que la anterior. JL era una de las estrellas del congreso con su teoría de la tierra hueca.[2] Según este informático de unos 45 años, sin ningún tipo de formación en geología, la tierra no sólo es hueca como el resto de planetas, sino que dentro de ella existen mares, continentes y hasta un sol en su centro. ¿Y las pruebas? Un powerpoint y mucha imaginación, tanta como para poder afirmar que las auroras boreales son el brillo de ese sol interior que se escapa por los dos agujeros (uno en cada polo) de acceso a la tierra interior. El resto de conferencias iba desde soporíferas historias sobre extraterrestres y la Atlántida[3] hasta plantas que lo curan todo, pasando por temas tan manidos como la creación de las pirámides de Egipto por parte de alienígenas o varios clásicos de la teoría de la conspiración, como el asesinato de Kennedy o el nuevo buque insignia de la conspiranoia del nuevo milenio, el autoatentado de las Torres Gemelas mediante una demolición controlada por parte del propio Gobierno de los Estados Unidos.

Tras el 11 de Septiembre y el boom de internet, miles de teóricos de la conspiración han encontrado el medio perfecto para dar a conocer sus teorías. Lo que antes se reducía a publicaciones underground, charlas y programas de radio se ha visto multiplicado gracias a las herramientas del háztelo tú mismo que brinda la red. Hoy puedes afirmar que el sida no existe o que una raza de reptilianos extraterrestres domina el mundo y automáticamente darlo a conocer. No importa lo peregrinas que sean las afirmaciones, alguien leerá la historia y la repetirá en su blog, canal de Youtube o podcast (programa de radio) casero. Desde un blog ecuatoriano sobre abducciones a un foro de survivalistas de la América profunda. Por norma, toda esta red da por verdaderas cualquiera de estas teorías, siempre y cuando el autor pertenezca al grupo. ¿Que un invitado a dar una charla sobre contactismo afirma que Obama es un clon creado por extraterrestes con malas intenciones? No pasa nada, nadie se ríe ni protesta. Si la tierra es hueca, ¿por qué el presidente de EEUU no puede ser un clon?

Descubrí todo este mundo por casualidad. Leyendo un foro sobre música alguien nombraba de refilón a un tal Rafapal.[4] Tras googlearlo, lo primero que apareció fue una entrevista en un programa de radio. Lo descargué, parecía una emisora seria. Lo primero que dijo el tal Rafapal fue que, llegando al estudio, había visto un OVNI con forma de nube desde su coche. Después siguió soltando barbaridades sin pausa, desde que los gobiernos ocultan motores de energía ilimitada hasta que las élites dominantes nos fumigan diariamente usando las estelas de los aviones para esparcir productos químicos (chemtrails) con el propósito de acabar con dos tercios de la población. Al principio no podía dar crédito a lo que escuchaba, era totalmente hipnótico oír toda aquella verborrea. Lo que más me sorprendió fue que ningún locutor intentara rebatirle y que se diera por bueno todo lo que soltaba. A partir de aquel día empecé a indagar un poco más sobre todas estas teorías y me sorprendió la cantidad de personas que las creía. Así que cuando me enteré del congreso Sabiens, me apunté para experimentar en vivo y en directo este fenómeno y poder ver qué tipo de gente acudía a estos eventos.

La verdad es que esperaba otro tipo de público; menos un japonés tomando apuntes con un portátil y un par de psychokillers en potencia, el resto eran personas que podríamos considerar normales. Abundaban, sobre todo, las parejas de mediana edad, incluso familias enteras con hijos adolescentes. Me dio la impresión de que muchas de aquellas personas eran gente rebotada del catolicismo y desencantada en general. En estos tiempos en los que se ha perdido la confianza en lo que hasta hace no muchos años eran pilares básicos de la sociedad como la familia tradicional, la política, los medios de comunicación, y sobre todo la religión, mucha gente encuentra sustitutos en este tipo de creencias, donde importa más la fe de cada uno que las evidencias.

El pensamiento mágico está mucho más arraigado en nuestra sociedad de lo que pensamos. Desde el movimiento contracultural de los 60, negar los dogmas establecidos está bien visto. La rebeldía light es la nueva ideología de mucha gente que simplemente rechaza cualquier tipo de afirmación si ésta viene desde el Gobierno u otra forma de autoridad. Hoy en día rebatir a alguien en una cena o reunión familar al afirmar que es mentira que sólo usemos el 10% del cerebro puede llevarte a ser un aguafiestas. Lo mismo pasa con temas de salud o terapias alternativas como la acupuntura o la homeopatía, la mayoría de la gente cree que son eficaces cuando no hay ni un sólo estudio serio que les dé mayor eficacia que el efecto placebo. La gente quiere creer en algo, lo mismo da si es una pócima preparada por su acupuntor (o su psicólogo), las terapias new age o que en los atentados del 11S no murieron judíos.

Si escribes en Google “11S”, el primer resultado en aparecer es una entrada de la Wikipedia sobre los ataques al World Trade Center. El segundo también es de la Wikipedia pero esta vez sobre las teorías de la conspiración que rodean los atentados de aquel día. La mayor parte del resto de resultados de la primera consulta no habla sobre las víctimas, ni sobre cómo influyó aquel ataque en nuestra historia reciente, hablan sobre las teorías de la conspiración, o como ellos lo llaman “”la verdad del 11S”. En el congreso de Andorra este tema, cómo no, tuvo su propia ponencia.[5] El experto en la materia era nada más y nada menos que la persona que hasta ese momento se estaba encargando de grabar el evento en vídeo. Después de aburrir al personal con todo lo que cualquiera con acceso a Youtube y muchas tragaderas ya sabíamos de antemano, llegó el turno de preguntas. Una mujer le preguntó sobre los atentados de Madrid el 11 de Marzo de 2004, a lo que el operador de cámara contestó que él no era experto en ese tema, dando por sentado que sí lo era en los atentados de Nueva York. ¿Habrá realizado una investigación de campo?¿Cuántos testigos de los ataques ha entrevistado? La blogosfera conspiranoide se autodenomina como investigadora, cuando lo único que hace es ver vídeos de otros blogs del mismo pelo. Es lo que tiene internet. Si tienes una cámara eres fotógrafo, si alguien te instala el Photoshop pirata ya eres artista. Lo mismo pasa con los conspiranoicos, sólo necesitan mucho tiempo libre y la mente bien abierta para poder llenársela de morralla.

Una de las cosas que más me gustan de la escena conspiranoica es que siempre hay alguien que va más allá. Al moverse ahora a la velocidad de internet tienen que reinventarse cada poco tiempo. Atrás quedaron los fantasmas, los visitantes de dormitorio o los avistamientos ovni. Lo que se lleva ahora es el Nuevo Orden Mundial, la esclavización de la raza humana a manos de extraterrestres con forma de reptil compinchados con los judíos, masones, illuminatis… Ya nadie ve platillos volantes, ahora son flotas de naves nodriza que se aproximan a la tierra escondidas tras el cometa de turno.[6] Es el fin del mundo cada semana, y si uno dice que en el Pentágono no se estrelló un avión sino un misil, otro dice que los tripulantes de aquel vuelo están ahora en Marte.[7]

Todos los ejemplos que he puesto en este artículo son reales, quiero decir que algún iluminado lo ha dicho o escrito. No hablo de carlosjesuses; los nuevos chalados tienen familias, trabajos normales y pagan hipotecas. Pero al llegar a casa encienden sus ordenadores y se hacen pasar por comandantes del ejército secreto de la OTAN con acceso a documentos “Cosmic Top Secret”,[8] vandalizan la Wikipedia, inventan el motor del movimiento perpetuo en su garaje u organizan congresos por la verdad.

Siempre han existido las conspiraciones, pero son eso, conspiraciones probadas. Es como desvelar un misterio, pierde la gracia. Lo divertido son las teorías de la conspiración y la imaginación que le hecha la gente inventándoselas. Normalmente se crean en base a prejuicios de cualquier clase, ya sean políticos (11M, 11S), raciales o religiosos (la conspiración judía para dominar el mundo) o de cualquier otro tipo. Si ya es difícil mantener un secreto entre dos personas, ¿qué puede hacer creer a alguien que el hombre no llegó a la Luna? ¡Más de un millón de personas estaban involucradas! ¿Es que a nadie se le escapó y le contó algo, no digo ya a un periodista, sino a algún amigo una noche de juerga o a la amante que era espía de la URSS? Aún así hoy en día miles de personas siguen creyendo que el alunizaje de la misión Apolo 11 fue grabado por Stanley Kubrick en un plató de cine…

D. Bunker Hill

Los extraterrestres nos llaman. Pertenecemos al infinito[9]

Enlaces:
[1] Página del congreso: http://goo.gl/IFX5f
[2] Vídeo de la conferencia sobre la tierra hueca: http://goo.gl/KImFT
[3] Conferencia “Arqueología oculta y la Atlántida” (muy soporífera): http://goo.gl/ZZUpT
[4] Página de Rafael Palacios, Rafapal: http://goo.gl/YFipP
[5] Conferencia “La verdad sobre el 11S” (sic): http://goo.gl/Dgp0L
[6] http://goo.gl/0rlOf
[7] http://goo.gl/l07d5
[8] http://goo.gl/KMgA5
[9] Esta frase aparece en la recomendable película Platillos volantes de Óscar Aibar, basada en el caso de los suicidas de Terrassa: http://goo.gl/ErQ1i

Más noticias relacionadas en Nodo50
Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/4390