Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

¿Más o menos incertidumbre ante la acción del 25S?

Martes 28 de agosto de 2012. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Siguen los debates y los cambios en torno a la convocatoria en el Congreso de los Diputados el 25S

Os presentamos un texto de opinión crítico con el 25S y un resumen realizado por Diagonal con las novedades en la convocatoria. También link a un nuevo texto de Juanlu Sánchez y a una nueva web, la de la plataforma creada este fin de semana Coordinadora 25S. En esa coordinadora es donde se ha integrado la Plataforma en Pie, los impulsores originales de la convocatoria.



Juanlu Sánchez: El 25-S se reinventa para corregir sus “pecados originales”

Coordinadora #25s - El 25 de septiembre vamos a rodear el Congreso de los Diputados…



"Creo que la movilización ha desplazado a la organización, de modo que en la actualidad, cuando pensamos en movimientos organizativos, pensamos en sacar masas de gente a las calles", dice [Angela] Davis en su libro del 2005 Abolition Democracy: Beyond Empire, Prisons, and Torture. [...] Como comenta Davis, "es difícil animar a la gente a pensar en luchas prolongadas, en movimientos prolongados que exigen intervenciones organizadas con mucho esmero y que no siempre dependen de nuestra capacidad de convocar manifestaciones". En otras palabras, el hecho de que podamos movilizar a cien millones de personas en Twitter no significa que deba hacerse, tal vez sólo consiga dificultar que logremos los objetivos más estratégicos en algún momento futuro. O como lo expresa Davis: "Internet es una herramienta increíble, pero también puede animarnos a pensar que somos capaces de provocar movimientos instantáneos, movimientos modelados a imagen de la entrega de la comida basura".

La desilusión de internet - Evgeny Morozov. Disponible reseña en Teknokultura.



25S: estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros.

Quien suscribe estas líneas pensaba que con los debates en torno a Megaupload la izquierda virtual española había tocado fondo. Por izquierda virtual aludo a un cajón de sastre de activistas, todólogos y usuarios avanzados de Twitter, con el tiempo libre suficiente para sostener enconados debates sobre temas de lo más variopintos (la citada Megaupload o la permacultura), preferentemente en paquetes de 140 caracteres.

Y pensaba que se había tocado fondo porque los niveles de despiste llegaron a ser insuperables. Hubo sentidos textos que planteaban el cierre de Megaupload como un ataque y un atentado a la libertad de expresión. Independientemente de lo caricaturesco que nos pueda parecer Kim Dotcom, hay que evitar que los árboles (o sus kilos de más) nos impidan ver el bosque. Que se hable de atentado a la libertad de expresión por el cierre de una compañía que se lucraba vulnerando sistemáticamente licencias de contenidos que no eran suyos, y que además operaba en paraísos fiscales, es verdaderamente preocupante.

Pero al igual que si se critica la homeopatía o el reiki una gran parte de la izquierda pasa a considerarte un esbirro del capital y del lobby farmacéutico, el ser escéptico respecto a lo beneficioso de poder descargarse gratis Perdidos (bueno, previo pago del ADSL) o lo aplicable de la filosofía del copyleft fuera del software lo coloca automáticamente a uno en las filas de la denostada SGAE, y merecedor de una lapidación igual a la de Ramoncín en el Viña Rock.

¿Y esto qué demonios tendrá que ver con el 25S, se preguntarán? Pues que, de nuevo, la izquierda virtual ha decidido sacar un nuevo conejo de la chistera, para generar un debate polarizado en torno a un tema que en principio parecía inocuo, pero que está adquiriendo visos preocupantes. Hablamos de la convocatoria Ocupa el Congreso, que está generando unos debates que hacen parecer los de Megaupload una cena de la Escuela de Frankfurt. Como las y los convocantes juegan con una estudiada ambigüedad, no queda claro quién está verdaderamente detrás de la convocatoria, pero (codazo, codazo, guiño, guiño), parece que sí, los conocemos, y sí, son del 15M y dignos de toda confianza.

El asamblearismo tiene serias limitaciones y problemas evidentes de escalabilidad, como certeramente apunta David Harvey en su reciente trabajo Rebel Cities. O como puede comprobar cualquier persona que decida aguantar entera una asamblea del 15M. Y la desobediencia civil no es una herramienta que pueda utilizarse en cualquier contexto y situación, y por supuesto, su uso no garantiza el éxito y/o la legitimidad de una determinada campaña. Y lo dice una persona que ha funcionado toda la vida en colectivos asamblearios y que han utilizado de manera regular (casi compulsiva, diría yo) la acción directa en el marco de la desobediencia civil.

Aclarado todo esto, quiero denunciar que todo lo referente a la convocatoria del 25S me parece absolutamente escandaloso, y un enorme retroceso en las dinámicas que se han generado desde el 15M y la Acampada de Sol. Una auto-erigida élite del movimiento, con complejo de clandestinitis (otra lacra que parecía que el 15M había erradicado, pero oiga, no) se siente legitimada para lanzar una convocatoria con más que posibles y serias implicaciones legales. Hasta ahí ningún problema. Pero se hace jugando desde el principio al confusionismo -la referencia al “Occupy”, el reflejo anglosajón del 15M- desde un discutible anonimato
- recordatorio: la desobediencia civil es pública- y desde unos presupuestos ideológicos absolutamente demenciales. Para intentar contentar a todo el mundo, con el wikicomunicado de la Plataforma en Pie al final se ha conseguido confundir a todo el mundo, con un pastiche ideológico indigesto, contradictorio y en definitiva totalmente vacuo. Un todo a un euro de clichés supuestamente reivindicativos.

Pero esto no es lo peor. Si ha habido un gran consenso en toda la izquierda sobre lo beneficioso que ha sido el 15M para la vida política en general, posibilitando la participación directa y sin intermediarios de un número enorme de gente en asambleas y grupos de trabajo de todo tipo, ahora nos saltamos las asambleas, no se sabe muy bien debido a qué urgencia. Todo para las asambleas, pero sin las asambleas. ¿Este es el futuro que se quiere para el 15M, caer en el aventurerismo desde ámbitos opacos y condicionando a las asambleas a debatir sobre convocatorias que no surgen de éstas? ¿Por qué mantener la convocatoria a toda costa, cuando cuantitativamente y cualitativamente las asambleas del 15M se están posicionando en contra? ¿Quién quiere echar este pulso al movimiento y por qué?

Porque el pulso no se está planteando ni al PP ni al Congreso. La convocatoria es para ocupar el congreso, o para rodearlo, o para... bueno, para lo que sea, que queda un mes y tenemos tiempo de enderezar la cosa, ¡hay que ver cómo nos ponemos por nimiedades! Lo que sí parece claro es la relación privilegiada de las y los convocantes con la izquierda virtual: trabajo en Twitter y Facebook casi full-time para impulsar la convocatoria (de N-1 se habla pero no se utiliza), medios como Diagonal o Madrilonia haciendo de privilegiados altavoces y además periodistas “del rollo”, como Juanlu Sánchez ,echando el resto para que el 25S salga adelante. No, no estamos hablando de una conspiración. Estamos hablando de un empecinamiento absolutamente inédito por parte de un grupo de (supuestos) desconocidos y/o militantes anónimos, con gran eco en medios de izquierdas y contrainformativos, con manejo absolutamente ejemplar de las redes sociales (lo digo sin ironía). Este grupo ha decidido, sin que nadie se lo pida, embarcar al máximo número de gente posible en una fecha concreta, desde unos presupuesto políticos contradictorios en el mejor de los casos, demenciales en cuanto se leen con un poco de rigor los textos lanzados.

Las asambleas son agotadoras y suponen un coste personal tremendo. La desobediencia civil supone realizar actos ilegales públicamente y asumir las consecuencias. No se pide a nadie que tenga que asumir el enorme coste personal del funcionamiento horizontal y de la acción directa. Pero tampoco es admisible que un grupo de personas pase por encima de todo y empuje a una acción en la que ni siquiera están claros los objetivos, más allá de simplemente “estar” y salir (de nuevo) en los medios.

Probablemente la convocatoria del 25S seguirá mutando (a lo Groucho “estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros”), pero el daño ya está hecho. Las y los activistas más conscientes sobre la situación del 15M nos está organizando la lucha y programando la agenda. Pues muchas gracias, pero el 25S yo me quedo en casa, tengo que limpiar. ¿Sabéis si habrá streaming? (no contestéis, era un pregunta retórica).

David G.A. http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/452173/index.php



Menos incertidumbre ante la acción del 25S

Una asamblea coordinadora abierta pasará a organizar los detalles de la convocatoria frente al Congreso del 25 de septiembre (Diagonal).

La convocatoria del 25 de septiembre para rodear el Congreso ya ha dejado de ser impulsada en solitario por la Plataforma en Pie. Una reunión celebrada en Madrid el sábado 25 y domingo 26 ha abierto la convocatoria a más individuos y grupos, tras las críticas que la plataforma había recibido desde distintos grupos.

A la reunión acudían personas de distintas asambleas 15M, en su mayoría de Madrid. Después de un turno para exponer las dudas sobre Ocupa El Congreso, se pudo llegar al consenso de que una asamblea coordinadora pasará a organizar todos los aspectos de la convocatoria, con su propia presencia en internet y con reuniones públicas. No todos los grupos asistentes acudirán a Madrid el 25. A la espera de la primera reunión en Barcelona el 9 de septiembre, de momento Valladolid y Tenerife tendrán sus propias concentraciones frente a instituciones públicas.

En el camino, los propios promotores habían dejado claro que "ocupa el Congreso" era tan sólo un lema. Las críticas de distintos nodos del 15M habían hecho que el grupo impulsor fuera matizando más la propuesta, que había sido acusada de poco transparente, y en algunas ocasiones, de imprudente.

A partir de este fin de semana, serán tres los grupos de trabajo que se encarguen de impulsar en apenas un mes la convocatoria. Todos deberán trabajar de forma transparente: tal y como hacen asambleas y grupos de trabajo del 15M, las actas se subirán a internet y se difundirán. De los tres grupos, uno, más logístico, ultimará los detalles de la acción del 25, otro se encargará de la comunicación y extensión a asambleas y colectivos, y un tercero, llamado de contenidos, tendrá que presentar propuestas -tanto ya existentes en más de un año de asambleas como nuevas propuestas que deberán ser consensuadas- para articular "un proceso que nos lleve a un nuevo modelo social basado en la soberanía popular participativa", según se lee en el primer comunicado surgido de esta refundación del 25S.

Las siguientes reuniones presenciales en Madrid, al margen de los grupos de trabajo, serán una reunión informativa para nuevas dudas y preguntas el miércoles 29 a las 20 horas en la plaza del Carmen, mientras la asamblea coordinadora se reunirá junto al Palacio de Cristal del Retiro el próximo fin de semana.

http://www.diagonalperiodico.net/Menos-incertidumbre-ante-la-accion.html

Más noticias relacionadas en Nodo50
Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/4761