Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Los Anarcogatos

Lunes 3 de marzo de 2014. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Fuente: Alacant Obrer

El gato negro tiene un uso común entre anarquistas y sindicalistas de hoy día, aunque impregnado de un significado bien distinto al de antaño. En este artículo se buscarán los precedentes gatunos en los medios libertarios que pudieron llevar a la IWW a hacer uso de esta imagen en su propaganda, y se rastreará su iconografía política para comprobar su adecuación como símbolo de las luchas del presente.

El gato negro, salvaje y amenazante, que fue diseñado por el iconoclasta Ralph Hosea Chaplin para ser usado por la organización norteamericana IWW [Industrial Workers of the World], en los últimos tiempos se ha generalizado entre libertarios de diferentes tendencias.

Aunque reducido al papel de mascota wobblie, sigue siendo defendido por sus iniciadores, casi como un homenaje a las estrategias originales de la organización basadas en el sindicalismo revolucionario, es decir, la solidaridad de clase y la acción directa en el lugar de trabajo, especialmente el sabotaje, o como decían ellos, accionar “en el lugar de trabajo”, desacelerando la velocidad del trabajo como medio de presión.

“Sabes que si ves a un gato negro cruzarse en tu camino pensarías, si fueras supersticioso, que vas a tener un poco de mala suerte. La idea del sabotaje consiste en enseñarle el gatito negro al jefe..””1.

Pero también ha pasado con los años, a ser entendido como un símbolo para el anarcosindicalismo clásico, así como para referirse a la acción directa en el plano más general, e incluso siendo adoptada por tendencias insurreccionales masivas de diferente signo.

La cosa da de sí. Las variantes del gato negro libertario, indicio de su capacidad para adaptarse al paso del tiempo haciendo uso de sus muchas vidas, nos lleva a preguntarnos cuales pudieron ser los referentes felinos en la tradición socialista y libertaria, que llevaron al artista wobblie a darle formato gráfico como Sab-Cat, gato del sabotaje, afinada herramienta de propaganda y agitación sindical en el marco de las huelgas de los años diez en Norteamérica.

“..Then suddenly the wildcat blares its hate. Like some mad Moloch screaming for the kill; Shattering the air with terror loud and shrill; The dim, grey walls become articulate..”2

Yendo al principio, vemos que los más significados anarquistas y revolucionarios decimonónicos, lo que equivale a decir ..cuatro gatos grandes con habilidad para caer de pie, comenzaron a establecer una relación de afinidad con la raza felina en general, y con los gatos muy en especial.

“Miau marrañau miau, dice Malatesta, gato libertario residente en la calle de Garrás número 12. Traducido a nuestro idioma quiere decir – Yo no me ando con paños calientes y rabuño al primer sujeto que esté en actitud expectante con un cordelito en la mano..”3

El primero de los anarcogatos de rompe y rasga del que Chaplin debió tener noticias, fue una gata, solidaria y rebelde para más señas. Una gata negra conocida entre sus iguales como la Buena Luisa, aunque también como La Virgen Roja, la Madre Luisa o la Petrolera.

Es probable que Ralph Chaplin hubiera escuchado alguna vez, que La Buena Luisa había crecido asilvestrada en el campo rodeada de diversos animales; y que este amor por la naturaleza más fiera y libre la llevó, por ejemplo, a reaccionar instintivamente cuando defendía, en plena primavera de 1871, la barricada levantada al final de la calle Peronnet, y arriesgó su vida para poner a salvo a un gato que, asustado, se encontraba a merced de los obuses con que el ejército trataba de batir a los Comunalistas parisinos.

“En aquel instante alguien salió al exterior, y sin hacer caso de las voces, imprecaciones y juramentos de los compañeros que se hallaban resguardados, avanzó hasta recoger en sus brazos alguna cosa, y con una sonrisa de triunfo volvió á lugar seguro. Era un gato grande, cuyo pelo se hallaba erizado por el terror..”4

Es también probable que Chaplin, cuando casi un niño era ya periodista de International Socialist Review, hubiera visto alguno de los grabados como el que mostramos, leído las crónicas que sobre ella aparecían cada vez con mayor frecuencia en los años del cambio de siglo, o incluso hojeado sus Memorias, donde se menciona que antes de ser juzgada por su participación en La Comuna, y fusilado ya su compañero Teofilo Ferré, solo turbaba su valor no saber cual había sido la suerte del gato.

“..como el gato de la barricada, sintieron enlazarse su entendimiento en la desgracia; porque las circunstancias algunas veces son de tal índole, que en vez de anonadar, despiertan nuestras facultades intelectuales, y nos permiten ver mejor y percibir con más exactitud las cosas..”5.

La Buena Luisa ya nunca dejaría de estar rodeada de gatos, hasta el punto que a su regreso de Nueva Caledonia en 1880, después de nueve largos años de exilio, le pedía a su amigo Henry Rochefort que no la abrazara muy fuerte, ya que llevaba un gatito negro y ciego en el bolsillo, el cual le acompañaría desde entonces como uno más de la familia6.

Con ella marcharía a Londres, exiliados voluntariamente de Francia en 1890, dónde la familia gatuna de Luisa aumentó en número incorporándose, además de los hermanos Vauvelle, Achille y Carlota, una legión de gatos abandonados, enfermos o perdidos que fue recogiendo por las calles de Londres; y como le repetían sus amigos, con ello no solo ponía en riesgo su integridad física, sino que veía agravada su ya precaria situación económica.

“..Adoraba también a los animales y a este afecto Malato contó su entrada en el mísero alojamiento de la exiliada en Londres: una perra le abordó en seguida, un gato runruneaba sobre el lecho. Hubo un momento que Luisa estuvo rodeada de siete gatos protegidos, pudiendo hablar de su kirielle de gatos como la de la kyrielle de perros de León Candel..” 7

Tras su muerte en 1905, sería Carlota Vauvelle, misteriosa micifuz y albacea testamentaria de la inmensa humanidad atesorada por la Buena Luisa, la que también se encargó de que sus gatos tuvieran una vida digna; y suponemos que fue ella la que propuso que fuera esculpido uno a sus pies, en el monumento erigido junto a su tumba en París con motivo del centenario de su nacimiento, donde se podía haber añadido uno de sus lemas más queridos.. Todo hombre lleva en su corazón un monstruo que sueña…

“..Para mí, tigre, león o gato, amo la raza felina: amo sobre todo las grandes fieras; es por ello que, si alguna vez soy libre, iría allí donde están las fieras del Oeste, y les hablaría de la Revolución..”8

Otro ejemplo claro de mutación de libertario en felino fue Pedro Kropotkin, conocedor de la bondad rayante en el delirio de La Buena Luisa y de quien Pio Baroja dijo que era....calvo y barbudo, agazapado tras de sus anteojos, con cierto aire de gato fosco.

Piotr-KropotkinKropotkin, que también gastó buena parte de sus muchas vidas recluido en penales de toda Europa, mientras estuvo encarcelado en la abadía francesa de Clairvaux, desde principios de 1883 hasta enero de 1886, le acompañó un gato llamado Pussy que odiaba a los carceleros y que le suscitó interés por su inteligencia.

“Todo el mundo conoce la influencia de la ropa decente. Hasta un animal se avergüenza de aparecer ante sus semejantes si algo le hace parecer ridículo. Si pintan a un gato de blanco y amarillo no se atreverá a acercarse a otros gatos. Pero los hombres empiezan por entregar una vestimenta de lunático a quien afirman querer reformar…”9

Después de ésto, se ve que les cogió cariño y no solo tuvo gatos en casa, a los que llevaba a casa de Luisa Michel para que se los cuidara cuando estaba ausente de Londres, sino que además, se puede leer buena parte de la obra de Kropotkin en clave felina por las veces que los incluye en sus argumentaciones; o sea, que algunos de los puntales de su filosofía los deslizó entre maullidos…

“Las asociaciones y la ayuda mutua son regla en la vida de los mamíferos. La costumbre de la vida social se encuentra hasta en los carnívoros, y en toda esta vasta clase de animales solamente podemos nombrar una familia de felinos (leones, tigres, leopardos, etc.), cuyos miembros realmente prefieren la vida solitaria a la vida social, y sólo raramente se encuentran, por lo menos ahora, en pequeños grupos.”10

Así por ejemplo, como gato escaldado no quiere agua tibia, indicador del interés de los anarquistas por el estudio de las ciencias naturales y en concreto de la fisiología comparada que hiciera luz sobre los orígenes animales de los hombres, también Kropotkin aludió en sus escritos al comportamiento de animales domésticos como los gatos.

“Es muy probable que aun las raras especies de gatos (casi todos animales nocturnos), los osos, zorros, etc., no siempre han vivido aisladamente. Respecto a algunos de ellas (osos, zorros) he conseguido recoger indicaciones positivas de que habían vivido en común hasta que se inauguró su exterminio por parte del hombre…”11

No podemos asegurar que Ralph Chaplin conociera estos textos de Kropotkin, pero no debía ser ajeno a los argumentos con gato encerrado que se gastaban algunos científicos de aquellos años, como Lombroso o Gustave Le Bon, quienes ayudaron a forjar el mito de la violencia consustancial del anarquismo, basando sus análisis de criminalidad en rasgos anatómicos o psicológicos característicos de los anarquistas como los siguientes:

“..Apreciamos un raza aparte, muy acosada, como muchas de las razas salvajes. Al observar por detrás la bota osea, es la de una cabeza fuerte de gato. Tiene una bestialidad furiosa que es de la especie felina..”12

También sería verosimil que Chaplin hubiera escuchado o leído alguna vez cosas similares en la prensa de su país, por ejemplo aquellas crónicas vertidas sobre el anarquista alemán Frederic-Auguste Reinsdorf, defensor de la propaganda por el hecho, que fue representado en sus últimos días de vida, como auténtica reencarnación del monstruo de la revolución..

“..hombre de unos 30 años de edad, delgado descolorido, bastante calvo y predispuesto a la laringitis. Sus ojos están completamente hundidos, su faz es huesosa en extremo, y su lacio bigote cae melancólicamente sobre el labio inferior. Observase en su semblante algo de felino..”13

Esta descripción deformada de Reinsdorf, pionero del anarquismo alemán, se produjo durante el juicio por intento de regicidio del Kaiser Guillermo y antes de que, el 7 de febrero de 1885, se cumpliera la sentencia de muerte sobre el cadalso instalado en el patio de la cárcel de Leipzig, al que accedió con semblante sereno y convicción suficiente para gritar con voz nítida… ¡Abajo la Barbarie!, ¡Viva la Anarquía!.

Y lo que resulta más importante para los objetivos de este artículo, su ejemplo fue amplificado por los socialistas de Chicago, que lo reivindicaron siempre, y sus ideas difundidas sobre todo por su amigo, el alemán Johann Most, por entonces ya afincado en EEUU y uno de los inspiradores de la IWW.

“El enemigo no se rinde. El miedo pudo obligarle a meterse en su cubil, como la fiera acorralada; pero no bien ha creído que los cazadores se distraían, sale otra vez con los ojos encendidos como ascuas, la boca entre abierta y humeante y el lomo erizado a satisfacer su sed de sangre humana. Desdicha es y lamentable deshonra para Barcelona que el anarquismo haya elegido aquella para teatro de sus crímenes..”14.

Como hemos leído, no solo había gatos, negros o pardos, en los medios anarco- sindicalistas, y por ello no resulta extraño cruzarse en el camino con otros miembros de la raza felina como, por ejemplo los tigres, usados con frecuencia para significar un grado mayor de fiereza y falta de escrúpulos en cuestiones de propaganda y acción. Así sucedió con Bakunin cuando llamaba El Tigre al nihilista ruso Netchayev, autor del Catecismo Revolucionario en 1868; o en nuestro contexto más cercano, con el médico anarquista andaluz Pedro Vallina, que se ganó este sobrenombre entre sus paisanos por su actividad antimilitarista y su implicación en el atentado frustrado contra el rey en París en 1905.

“-Visite al doctor Vallina, decíanme en el Circulo de Labradores. Este lo sabe todo. Es un tigre que anda suelto. [..] El verbo del tigre quema: tiene registros de maldiciones bíblicas… Villa Salvochea se inunda de su eco.”15

Vista la gatera donde se criaron los primeros anarcogatos, está claro que con el paso del tiempo el felino creció tomando otras formas emparentadas y, por ejemplo, en la península ibérica emergió como León confederal, surgido entre dos grandes zarpazos sociales, la mal llamada Semana Trágica de Barcelona del verano de 1909, y los sucesos de Cullera de septiembre de 1911.

“..seamos hombres del porvenir, serenos y con valentías de viejos leones e hinchadas nuestras almas de primavera, alegremos al mundo con el triunfo de la Anarquía..”16

Más allá del alcance mítico de la leyenda hercúlea, no nos interesa aquí discutir si el león del escudo de la CNT representa a España o al capitalismo, o relatar ahora cuales han sido las 12 pruebas del anarquismo ibérico; nos limitaremos a concretar alguno de los efectos psicológicos que, sobre el movimiento libertario español, tuvo investirse con la dura piel del león y conocer el poder de aquellas garras duras como el acero y afiladas como cuchillos, que ahora eran las suyas; es decir, para traducirlo al lenguaje de la convivencia en el seno de la Confederación Nacional del Trabajo, CNT, la existencia de cierta apología del especismo libertario que tuvo su repercusión orgánica.

“Orden en nuestra casa, de acuerdo, pero no busquemos para ello Pestañas de mono, o mono pestañista, Gato que araña con su mirada o Perros traídos del Gran Oriente o del paralelo 33, porque gatos, perros y monos formarán tal algarabía, ladrando, arañando o imitando que para entendernos tendremos que salir con las manos e la cabeza buscando la farmacia de guardia..”17

No hay lugar aquí para desgranar los términos de tamaño enfrentamiento entre especies confederales, nuestra tarea se limita a constatar que, por supuesto, hubo y hay gatos en este sindicato y que el dilema se remonta a la mala interpretación de algunos de sus axiomas fundacionales.

“es una sociológica plenamente demostrada que la verdadera estabilidad del organismo humano depende lógicamente de la estabilidad entre los pueblos, pues la historia nos demuestra que aquellos raros animales que no se han sujetado a esta ley racional de la sociabilidad con sus semejantes han desaparecido en absoluto”18

Con las disputas confederales a medio camino entre el conflicto de clases y la teoría de la incomunicación sexual de las especies, damos por concluido el relato sobre los precedentes bifudos del anarquismo organizado ya que, en este punto, se aleja de nuestra pesquisa sobre los orígenes del famoso gato negro de Chaplin.

“Lo que le da la verdadera dimensión anárquica es que tampoco quiere mandar. Ni soporta gobierno ni asume el gobierno. Se trata del simple ejercicio de la libertad individual. Una cosa tan difícil para el hombre, él la cumple por el solo hecho de ser gato. No tiene ídolos. Sería comprometer parte de su libertad..”19

Debemos enfilar el final del artículo diciendo que el wild cat de Chaplin, tal y como lo conocemos hoy día, dibujado en negro con la espalda arqueada y sacando las uñas y los dientes, se asocia a la propaganda de la IWW sólo a partir de los años 30 y, por las imagenes de las que disponemos de su primera época, nunca antes había sido presentado en los medios con esa actitud característica.

“Esta condenada lucha de clases se ha metido entre nuestros pies como un gato negro, y ya ves el resultado, nos ha dividido a todos..”20.

Como se ha mencionado al principio y confirmamos ahora, el gato negro wobblie fue utilizado en sus inicios para representar la táctica del sabotaje, e incluso en algún caso menos habitual para referirse de forma alegórica al hambre, como sucede en el grabado firmado con el seudónimo Bingo; pero con el lomo erizado no se documenta antes de los años 30.21.

Si le enseñáramos a un wobblie de principios de siglo XX, un dibujo con la imagen de un gato con el lomo arqueado y el rabo como un limpia-tubos, quizás nos diría que estaba asustado porque alguien lo había pisado, o tal vez que era un gato con síntomas de rabia..

“el gato toma un aspecto sombrío antes de aparecer los síntomas del terrible mal. Entonces la boca esta llena de baba espumosa que sale fuera de ella, los ojos brillantes, amenazadores, el lomo arqueado, agita violentamente la cola y araña el suelo cuando anda..”22,

Recordaría que los gatos vagaban en grandes grupos por las ciudades industriales de la época porque las plagas de ratones abundaban en ellas, y comentaría en tono jocoso que los norteamericanos llamaban y trataban como ratas a los inmigrantes, o que los episodios periódicos de hambruna llevaba a algunos de sus enemigos a que quisieran cazarlos como alimento y, en especial los humanos, que también los buscaban para arrancarles la piel y comercializar con ella.

“..Muy mal debió parecerlas a las ratas de mi cuento, del gato la tal denuncia, pues tomaron el acuerdo de declarale la guerra y entre todas ¡zas! comerlo. La ocasión la pintan calva, tengo entendido que dijeron, y acto continuo marcharon a reunión, que por cierto presidía un gran ratón poco español (no exagero), protestante y anarquista…”23.

Nuestro interlocutor imaginario quizás nos recordaría una anécdota que tuvo lugar en Chicago a comienzos de la primavera de 1908, cuando se promueve una campaña popular contra el gobierno municipal, que había dictaminado pocos semanas atrás el exterminio de todos los gatos de la ciudad por motivos de higiene, tras una epidemia de difteria, lo que suscitó una fuerte polémica social alentada por las sociedades protectoras de los animales y apoyada en bloque por todas las mujeres de los barrios populares que, con muy malas pulgas, iniciaron un motín femenino que acabó con el apedreamiento de la casa del alcalde.

“..Miles de viejas desfilaron en buen orden, llevando al frente un bandera, en la que se leía, en letras rojas: ¡Muera el Ayuntamiento! ¡Vivan los gatos! ¡Abajo los asesinos!”24.

Este componente higienista y solidario, bien pudo haber inspirado a Chaplin que vivía en Chicago desde 1893 y no se sabe establecido en otra ciudad hasta 1912-13, y es el mismo que encontramos en la leyenda fundacional del gato negro de la IWW, que se relaciona con una huelga que estaba pasando por un mal momento, cuando un gato negro y enfermizo caminó entre los huelguistas, siendo alimentado por los obreros y cuando el gato recobró su salud la huelga dio un vuelco positivo, siendo adoptado como mascota; como había sucedido décadas atrás con los Comunalistas de París con el gato salvado por Luisa Michel25.

Como conclusión de este breve estudio sobre el gato negro de Ralph Chaplin, se ha de afirmar que éste no fue el dibujo más original de su gatomaquia gráfica.

Cualquiera que rastree por ahí, se dará cuenta que el símbolo del gato negro y erizado, envuelto en un círculo que representa la luna, es una imagen que tiene su origen en la iconografía modernista del primer tercio del siglo XX, y funcionaba como reclamo comercial de primer orden, especialmente en los ámbitos de la alimentación, el ocio y de la cultura de inercias republicanas y librepensadoras; como sucede con la cabecera de un pequeño periódico de Cáceres, de 1923, con indudable parecido con el gato que dibujaría luego Chaplin.

“Pero es evidente que tal hizo el gato, el cual a estas horas es republicano… ¡Al gato con botas va a seguir, acaso, el gato con gorro, frigio y colorado!.. ¡Yo me alegro mucho, aunque aquí declaro que también en frente habrá gatos varios!..”26.

Evidentemente no se quiere decir con ello que Chaplin hubiera visto este periódico, pero sí que a través de sus símbolos, puede apreciarse la evolución ideológica de una organización sindical.

En este sentido, no debió ser baladí el hecho de que esta variante del sab-cat fuera creada en un momento histórico adverso para la IWW, los años 30, cuando perdían fuelle tras largos años de represión estatal; lo cual explicaría esta especie de intento de fundir la tradición libertaria y la iconoclastia del wild-cat, en un formato más digerible de producto de masas27.

Esta misma iconografía modernista fue la que inspiró el cartel conmemorativo del centenario de la organización wobblie en 2005, y aunque no se quiera, se incrusta en otros ámbitos, desde el icono anarquista vendido en mercadillos, hasta el gato negro y con cascabel que representa el pasado obrero domesticado del Chino de Barcelona.

“Los gatos verdaderos se ríen de estas cosas [..] Yo siempre pienso que nos desprecian. El gato es vanidoso, pero es seguramente enemigo de la vanidad humana. Sus aficiones están con los humildes..”28.

Cabe recordaraquello de que sólo mirando muy atrás, y siendo capaces de otear cuanto más lejos posible, seremos capaces de proponer algo util y bello.

P.-S.

NOTAS:

1 CHAPLIN. [Traducción propia]. La etimología de la palabra sabotaje corresponde al cruce inicial de dos palabras francesas, bote que significa calzado y savate, zapatilla, y su resultado Sabot se utiliza para nombrar aquellos conocidos zuecos que se utilizaban en buena parte de Europa. Su aplicación como estrategia de defensa obrera se origina en la misma Francia a finales del XVIII, cuando un grupo de obreros textiles obstaculizaron la producción colocando los sabots en el interior de las máquinas.

2 CHAPLIN: Escaped!, Bars And Shadows. The Prison Poems. También se utilizaba la expresión Cats paw, pata de gato, que alude a aquellos que son manipulados por otros con intereses ocultos, y al menos referido a los responsables directos del linchamiento y muerte del wobblie Wesley Everest en noviembre de 1919 en Centralia, “..Y la American Legion comenzó a funcionar como pata de gato para los hombres entre bastidores..” [Traducción propia].

3 El NOROESTE 19-02-1902. No solo los socialistas libertarios se identificaron con el gato negro, en menor medida también afectó a marxistas como Julio Guesde, domiciliado en el barrio parisino de artistas en la orilla izquierda del Sena, y donde convivía con un “…gato negro, con ojos de oro, que está siempre sentado sobre la mesa donde trabaja”, El Liberal 11-04-1891.

4 MICHEL: El Gato de la barricada, La Revista Blanca 01-08-1900. Por las siguientes palabras, su acción le valió alguna crítica entre los compañeros, “..parece que en la barricada Peronnet, en Neuilly, me di demasiada prisa en socorrer a un gato en peligro. Pués bien! Sí, pero no por ello abandoné mi deber. La pobre bestia, acurrucada en el hueco de un impacto de obús, gritaba como un ser humano. Loca yo, sí!..”, MICHEL: Mémoires de Louise Michel écrits par elle-même. 1886, p. 233. [Traducción propia].

5 MICHEL: El Gato de la barricada, La Revista Blanca 01-08-1900. Fue frecuente su presencia caricaturizada en la prensa del momento, ridiculizando su afinidad con los gatos, e incluso con coplillas como esta: “C’est la mère Michel qui a perdu son chat, Qui crie par la fenêtre à qui le lui rendra. C’est le père Lustucru qui lui a répondu: ¡Allez, la mère Michel, votre chat n’est pas perdu!..”. http://hautemarnebicyclette.esj-lil....

6 Luisa debía saber de la efusividad de Rochefort, su amigo desde los tiempos de la Comuna, ya que era conocido como el Gato Rabioso,..“Se dijo de él que su naturaleza era la del gato, que siempre cae sobre sus patas. Y eso era, en definitiva, aquel noble que se acogió al pueblo sin llegar a penetrar en lo más profundo de él: un gato rabioso y erizado, con la pluma entre los dientes y las garras abiertas, dispuestas en todo instante al zarpazo..” La Libertad 07-02-1931. Solidaridad Obrera 14-04-1955

7 SOLIDARIDAD OBRERA 14-04-1955. Los nombres de los gatos debieron ser Galta para ellas, y Raton o León para ellos, siguiendo con la tradición familiar de su infancia. MICHEL: Mémoires. Ob. Cit, p. 11. En la imagen, Pedro Kropotkin de cerca.

8 MICHEL: Mémoires. Ob. Cit, p. 244 [Traducción propia]. Escasos datos hay de Carlota Vauvelle, compañera inseparable de Luisa desde los años en Londres, de la que solo sabemos que publicó algunos artículos de contenido social a comienzos de la decada, “Actualmente la señorita Vauvelle hospeda a catorce gatos, cada uno de los cuales tiene su historia más o menos sensible. Dos hay recogidos por ella, con maternal afecto, en el arroyo. Uno, tuerto para más señas, parece que es un gato de mucha historia. Cuando un habitante de Londres, con gato, tiene que salir de esta ciudad, deja al animalito al cuidado de la señorita Vauvelle. El último gato que recibió en estas condiciones es el gato de Kropotkin..”, Heraldo de Madrid 22-08-1900. Según otros, fue la responsable de añadir algunos datos curiosos sobre Michel tras su muerte, como que ella había sido la verdadera autora del libro atribuido a Julio verne, 20 mil leguas de viaje submarino. L’Actualité de l’Historie. Bulletin trimestriel de l’ Institut français d’Histoire sociale, Enero-Marzo, 1960, p. 49.

9 KROPOTKIN: Las cárceles y su influencia moral sobre los presos. Por una afección grave de escorbuto contraida en Rusia, se llegó a dar la noticia de su muerte en la prensa, como recordemos pasaría luego también con Luisa Michel, que recordemos también estuvo presa entre 1883 y 1886, “Un verdadero complot se ha fraguado en torno de Julio Ferry, por los individuos de la Sociedad protectora de los animales zoófilos, y los amigos de los gatos, para conseguir la libertad del príncipe Kropotkine, que ha domesticado en el presidio de Clairvaux un gato modelo.”, La MODA ELEGANTE 30-03-1885. El 1 de marzo de 1886, una vez Kropotkin fue excarcelado, se organizó en París una importante conferencia anarquista a su cargo, en la que por primera vez, de una manera pública y abierta, expuso las teorias anarquistas, entre los aplausos de un auditorio compuesto no sólo de libertarios.

10 KROPOTKIN: El apoyo mutuo. un factor de la evolución. “Sembrando a derecha e izquierda promesas politicas en las reuniones, a la medida de cada individuo; ¿como penetran en las familias, adulando a la madre, el niño, acariciando si es preciso al perro asmático o al gato del elector?..”, KROPOTKIN: Palabras de un rebelde.

11 KROPOTKIN: Origen y Evolucion de la Moral. “Luchar, afrontar el peligro, arrojarse al agua para salvar, no ya a un hombre, sino a un simple gato; alimentarse con pan seco para poner fin a las inquietudes que os sublevan, acordarse de los que merecen ser amados, ser amado por ellos, para un filósofo enfermo eso es quizá un sacrificio: pero para el hombre y la mujer pletóricos de energía, de fuerza. de vigor, de juventud, es el placer de vivir. ¿Es egoísmo? ¿Es altruismo?” , KROPOTKIN: La moral anarquista. En la imagen August Reinsdorf. Ver también, La Revista Blanca 01-10-1902; El Serpis 17-10-1884.

12 LOMBROSO y LASCHI: Le crime politique et les révolutions: par rapport au droit, à l’anthropologie criminelle et à la science du gouvernement, 1892, p. 84 [Traducción propia]. Estos planteamientos contrarevolucionarios fueron usados por enemigos del proletariado organizado como la iglesia católica, por ejemplo cuando León XIII promulgaba en una encíclica fechada en 1893 sobre la necesidad de arrancar al obrero descontento de las garras del anarquismo y del socialismo. Esta tradición la imitaría el franquismo, hablando de la ..garra roja. Ver también, Solidaridad Obrera 26-07-1956.

13 El CONSTITUCIONAL 23-12-1884. “..El antiguo amigo de Hoedel y de Most desciende de su banco de acusado, se planta derecho delante de la corte, a la que mira altivo, feroz, con la palabra breve y afilada, el gesto casi amenazador y golpeando el pie con furia..”, Le Voleur 01-01-1885. [Traducción propia]. En esta linea, Pio Baroja también tildó de poco fiable a Francisco Ascaso, por felino. “Esto sin contar lo que tiene de felino y de cobarde la propaganda de doctrinas que pueden producir, y producen de hecho, crímenes monstruosos, y escudarse después en que la propaganda es libre, y que ellos son anarquistas teóricos..”, La España Moderna 01-07-1908. Ver también, Solidaridad Obrera 08-11-1956.

14 El ARALAR 10-06-1896. Most, que falleció en 1905, popularizó en los EEUU la estrategia de la “propaganda por el hecho”, hasta el punto que fue conocido como Dynamost, por su preferencia por el método del atentado con explosivos; aunque con el tiempo empieza a favorecer otras estrategias de concienciación de los trabajadores y defiende su organización libre a través de tácticas ajenas a la violencia pseudo-revolucionaria. MOST: August Reinsdorf und Die Propaganda der Tat (1885).

15 El SOL 09-06-1931. Teophile Gautier dijo que el gato habia sido dado al hombre para que pudiese acariciar al tigre.., “Así como a un león y a un tigre se les encierra en una jaula para que no hagan daño, así también era preciso encerrar a los anarquistas de acción, con el mismo objeto..”, La Correspondencia de España 30-03-1911. También, Solidaridad Obrera 03-06-1950.

16 TIERRA y LIBERTAD 02-04-1908. El emblema de la CNT alude a la leyenda griega de Heracles y el León de Nemea, superando 1 de las 12 pruebas que le habían encomendado los dioses. La imagen de Heracles-Hércules, símbolo de la valentía, representaría en el escudo de la CNT al movimiento obrero revolucionario que acabará con la situación de explotación y dominio a la que es sometida la clase trabajadora, “..Humanos, levantaos como los leones después de un sueño profundo en un número invencible, dejad caer al suelo vuestras cadenas, que durante el sueño se hayan posado sobre vosotros, como el rocio. Vosotros sois muchos, ellos son pocos..” SHELLEY, La Máscara de la Anarquía. También, http://madrid.cnt.es/cultura.php.

17 GALLEGO, El terrible defecto: CNT 18-10-1959. “Las disimulaciones de ciertos ex-hombres son múltiples. Unas veces fingen con la indiferencia del gato. Otras, se arrastran como los reptiles. Pero al león confederal le sobran fuerzas para estrangular a todos los cobardes que hincan su rodilla ante el tirano..”, España Libre 21-02-1954.

18 Extracto del dictamen sobre el esquema orgánico de creación de la CNT en base a federaciones locales, regionales, nacionales e internacionales, y se fundamentaba en la necesidad humana de comunicación y sociabilidad que le impulsan a la asociación, ..“¿les parece mal eso de la libertad de imprenta y de asociación? Cortenle ahora las uñas al tigre del anarquismo. Y vayan a ponerle el cascabel al gato rodeado de Orsinis” El Oxomense 25-11-1893. BAR: La CNT en los años rojos. Del sindicalismo revolucionario al anarcosindicalismo, 1910-1926. Akal, 1981, pp. 239-243.

19 FLEITAS: El gato y sus tibiezas. Editorial Proyección, Buenos Aires, 1974, p. 45. Esta lúcida interpretación anarquista-individualista del gato recuerda a aquello que decía Borges de que ..el escritor es un anarquista en el sentido llano del término: no tiene horario para escribir y su tarea muy raras veces se realiza a pedido, o sea, dicho en pocas palabras: hace lo que quiere. Pues bien, lo mismo hace el gato: es una alianza entre seres libres”. Ver también, Solidaridad Obrera 17-03-1955.

20 PASTERNACK: Doctor Zivago. Estas palabras del famoso literato, se han interpretado en clave libertaria como “..la pérdida de esfuerzos y de hombres, en la lucha mezquina del aumento del salario y en la aclimatación y sometimiento al sistema injusto de la propiedad privada..”, Solidaridad Obrera 28-05-1959. Algo debía saber uno que fue anarquista y luego comunista, y después anarquista otra vez, Ramón J. Sender, que en Siete Domingos Rojos recrea las disputas entre el gato Makno, a quien todos tildaban de comunista autoritario a pesar de su nombre, y el innominado gallo Rojo, anarquista. Nos quedamos con aquello de José Peirats.. “no habrá, pués, una inundación diluviana comunista sino doble inundación totalitaria. Y la víctima a ser ahogada como un gato no será ni el capitalismo ni el comunismo, cada día más parecidos, como las aguas de dos vasos comunicantes: es la Libertad.” PEIRATS: El Doble Diluvio Universal, CNT 02-01-1954.

21 Históricamente el gato negro ha sido asociado con la brujería, los malos augurios e incluso la muerte, pero ninguna lo representa con su espalda arqueada en posición de pelea. En diferentes culturas, tener un gato negro en casa propiciaba buena sombra a las familias, en el caso de España porque, como decía Valle-Inclán en Luces de Bohemia.. “su religión es una chochez de viejas que disecan al gato cuando se les muere”.

22 La AUTONOMÍA 28-08-1884. Fruto de la asociación del anarquismo con una plaga social, se les comparó con grupos de gatos rabiosos, frecuentes en las ciudades proletarias, “..El espectáculo de nuestras querellas deprime y entistrece. Más que una organización donde reina armonía y confianza parecemos una espuerta de gatos rabiosos, cuando no gavila servil de un absurdo priorato que planea sobre conciencias recelosasas..”, Solidaridad Obrera 26-11-1953.

23 El gato y Las Ratas, Fabula: Noticiero Salmantino 26-03-1903. En febrero de 1908 el periódico norteamericano San Francisco Chronicle calificaba a los anarquistas de ser ..tan despreciables como las ratas y mucho más peligrosos. Además sostenía que tener convicciones anarquistas era ..una prueba concluyeme de demencia. Resulta curioso que el juego del gato y el ratón, como el que se llebavan la policía y la militancia, fue también usado como metáfora de la estructura social capitalista, donde era frecuente que los libertarios se identificaran más bien con el ratón. Incluso fue utilizado el gato para aludir al dictador Franco, “Franco. [...] ¿Donde el ratón que le corte el bigote a semejante gato? ¿Aun no estamos convencidos de que para cortar las zarpas de ese felino se necesitan muchos ratones juntos?..”, España Libre 10-11-1957. También, España Libre 01-06-1952, 01-06-1958, 08-01-1961; Solidaridad Obrera 07-06-1956. Vease, GOLDSTEIN: The anarchist scene of 1908, p. 61. BROWNLOW: Behind the Mask of Innocence. Berkeley y Los Angeles, University of California Press, 1990, p. 432.

24 La CORRESPONDENCIA de ESPAÑA 01-04-1908. oSe formaron comités de defensa en todos los barrios y la presión popular obligó a las autoridades a retirar la medida. Además la IWW, iniciaba entonces un cambio de estrategia sindical cada vez más influido por el sindicalismo revolucionario, y alejado de la participación política. El Radical 10-04-1908.

25 Cabe recordar que a partir de 1915, la pertenencia a la IWW se convirtió en sinónimo de “vagabundo” ya que organizaron desde entonces a cientos de miles de trabajadores migratorios de la agricultura, que circulaban por el centro y oeste de los EE.UU en grupos que no podían permitirse otro medio de transporte que viajar como animales en los vagones vacíos de los trenes de carga.

26 El Gato de Ossorio, La Libertad 06-05-1930. Al menos en la España de los años 20 y 30, el gato negro era más reivindicado por los republicanos que por los libertarios; donde aparece referido ya como un animal sumiso, domesticado, como cuando se refieren a Maeterlinck ..por sus tiernos maullidos, cuando Arían del Valle lo utiliza como personaje de un cuento para niños, o como se desprende de las siguientes palabras, “Después de haber callado durante un año, no estoy aquí para maullar como un gato mi protesta..”La Revista Blanca 15-12-1929. Un caso claro de influencia del gato en los entornos republicanos lo vemos en la cabecera adjunta, dirigida por el librepensador y republicano Francisco González de Castro, que incluyó el logo del gato negro solo en su primera época, 1923-1924. Aunque continuó vivo durante la dictadura de Primo de Rivera, sufrió la censura y su director fue procesado, siendo luego cambiada su linea editorial. Reapareció en marzo de 1932, con linea republicana y antisocialista. Claramente en la orbita lerrouxista y anticatalanista se situó en los años 30 la Agrupación madrileña La Casa de los Gatos. Ver también, La Revista Blanca 01-11-1923, 01-01-1930.

27 Por la influencia del cabaret del Chat Noir de Montmatre, 1880, se tituló a una larga lista de periódicos y revistas modernistas, satíricos, librepensadores y andando en el tiempo republicanos, pero nunca libertarios. Uno ejemplo ilustrativo es la editorial Bruguera cuyo logotipo actual se inspira en el que fue su nombre original, El Gato Negro, fundada en Barcelona en 1910 y de inercias republicanas hasta que, con la revolución fue colectivizada. 19 de julio de 1936. Hoy hace un año. Canciones libertarias. Himnos de la revolución. Barcelona, Ed. El Gato Negro, [¿1937?], 15 p; La Mano Negra. Barcelona, El Gato Negro, s.a., 32 p. Por este vínculo que “El Gato negro” tuvo con la República, cambiaría su nombre en 1939 por el de editorial Bruguera, manteniendo al gato negro como logotipo. Quizás uno de los mejores influencias decorativas de los gatos negros en el modernismo lo encontramos en Riga y su célebre la Casa de los gatos, edificio art nouveau construido en 1903, muy popular por sus dos estatuas de gatos negros erizados en el tejado. El Radical 24-01-1933.

28 TAPIA: CNT 19-01-1958. Uno de los casos más recientes, la participación del grupo Les Amis du Chat Noir Turbulent, con el gato negro como logotipo, presente en los debates internos de la CNT francesa desde 1996. Por contra, resulta curioso el esfuerzo que realizan hoy día en la página oficial de la IWW para seguir manteniendo el símbolico gato como mascota, aunque desvestida ya de las connotaciones sindicalistas y revolucionarias de sus inicios. Le CaNarT: Journal mural, de poche et anarcho-syndicaliste des Amis du chat noir turbulent (1996); La CNT?: quelques réponses à des questions que se posent de nouveaux adhérents, et aussi quelques mises au point à l’usage de ceux qui croient nous connaître. Amis du Chat Noir Turbulent (St-Quentin-en-Yvelines), 2000, 49 páginas. http://www.iww.org/history/icons/bl...

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/5296