Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

La solidaridad de los ricos

Jueves 1ro de septiembre de 2011. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Fuente: Impresiones Mías

La solidaridad no es cosa de ricos, si lo fuera no serían ricos. La solidaridad implica esfuerzos hercúleos si se comparan con los que requiere la práctica de la caridad, que es lo más parecido que los ricos conocen, a pesar de que solidaridad y caridad son dos conceptos bien distintos.

Como el agua con el aceite, la solidaridad solo puede mezclarse con un rico después de agitar mucho y sus efectos tienen una duración muy limitada en el tiempo, pasado el cuál la mezcla es deshecha por la propia naturaleza, que devuelve a cada componente a su estado natural de incompatibilidad mutua.

Se anuncia en el diario digital El Economista que en Francia: “Los millonarios piden pagar más[1]”. Pero no se haga ilusiones todavía, sigan leyendo.

El texto de la noticia dice que un reducido grupo de multimillonarios franceses, 16 en total, está dispuesto a pagar una contribución excepcional para “colaborar en el esfuerzo solidario necesario para respaldar el futuro económico del país”.

En el texto de la carta firmada por los 16 se dice: “Somos conscientes de que nos hemos beneficiado plenamente de un modelo francés y de un entorno europeo con los que estamos comprometidos y que queremos ayudar a preservar”.

Análisis semántico:

“nos hemos beneficiado plenamente de un modelo…”, sí, de acuerdo, ustedes se han beneficiado plenamente de un modelo económico, para lo cuál, mucha, muchísima gente ha sido plenamente perjudicada. Pero por favor, no hablen en pasado, porque ustedes se beneficiaron, se benefician y se beneficiarán de este inmoral modelo económico.

“…un modelo francés y europeo…”. Bien, si finalmente considerasen la posibilidad de pagar una derrama, aunque sea puntual, háganlo también a favor del resto de las cuentas públicas europeas de las que se han beneficiado plenamente.

“un modelo con el que estamos comprometidos”. Esta sentencia puede ser interpretada de varias maneras, y una de las más indulgentes es la de que ese compromiso está basado en que son ustedes cómplices y beneficiarios de este modelo económico que precisa de crisis y de pobreza para la creación y mantenimiento de fortunas como las que ustedes atesoran contranatura[2].

“…un modelo… que queremos ayudar a preservar”. Es muy evidente que su deseo debe ser el de preservar este sistema del que se han beneficiado y se siguen beneficiando plenamente.

En otra parte de la carta dicen: “Esta contribución no es una solución en sí misma, por lo que tiene que formar parte de un esfuerzo más amplio de reforma, tanto de los gastos como de los ingresos”.

Analicemos de nuevo:

“no es una solución por sí misma”. No hace falta ser un Nobel de Economía para saberlo. Una derrama excepcional de 16 multimillonarios no soluciona la crisis. Al menos les honra reconocerlo, porque deben saber que parte de la solución estaría en que esa derrama excepcional sea un impuesto habitual acorde con las magnitudes de dinero que manejan.

“un esfuerzo de gastos e ingresos”. El “esfuerzo de gastos” es una alusión muy clara a la contención del gasto público, porque no creo que se refieran los 16 a la contención del gasto privado de sí mismos. El “esfuerzo de ingresos” es precisamente el que hace la inmensa mayoría de la población asalariada a través de su correspondiente impuesto de la renta, y es precisamente el que ellos evitan hacer a toda costa. En este sentido cabe recordarles a estos señores empresarios franceses que tan solo 4 de las 40 mayores empresas francesas cumplen con el pago del impuesto de sociedades (33%)[3].

Hasta aquí lo más destacable de la noticia publicada en El Economista, pero uno, que es curioso por naturaleza, ha querido comprobar la fuente citada. La carta aparece en el semanario francés “Le Nouvel Observateur”[4], cuyo Presidente del Consejo es uno de los firmantes. Según parece, en este semanario se reproduce la carta íntegra, además de lo sintetizado por el diario español se dice algo que éste último omite de forma flagrante y es una pequeña aclaración que hacen los 16 y que viene a decir así: “Esta contribución sería calculada en proporciones razonables, con el objetivo de evitar efectos económicos indeseables tales como la fuga de capitales o el aumento de la evasión de impuestos”.

Analicemos una vez más:

“proporciones razonables”. ¿Razonables para quién?, si utilizan el mismo rasero para medir lo que habrían de pagar que para medir lo que creen razonable ganar y poseer, pues adelante, que decidan ellos mismos qué es razonable, aunque a muchos siempre nos seguirá pareciendo poco.

“con el objeto de evitar efectos económicos indeseables como la fuga de capitales o el aumento de la evasión de impuestos”. Veamos: si se les pide más de lo que ellos consideren ‘razonable’ podrían rebelarse y llevarse ‘su’ dinero a otra parte o peor aún, podrían llevarse hasta el dinero ajeno mediante la evasión de impuestos impuestos, algo en lo que muchos de ellos están muy bien entrenados. Obsérvese el detalle: “Aumento de la evasión de impuestos”, parece ser que admiten que ya existe una evasión de impuestos y además amenazan con que esta aumente si se les pide que paguen más de lo que ellos consideren ‘razonable’.

Cabe señalar dos pequeños pero muy importantes apuntes más en todo este asunto:

1) Según Le Figaro, el 9% de los millonarios de todo el mundo residen en Francia[5], aproximadamente 2,2 millones de personas, lo que coloca al país galo en el tercero del ranking mundial de países por número de millonarios. Estas cifras dejan claro que los firmantes de la carta son el 0,0007% de los millonarios franceses, es decir, uno de cada 137.500 millonarios.

2) El grupo de los 16 está abanderado por Liliane Bettencourt, la accionista mayoritaria de L’Oréal, quien tiene un pasado de delitos fiscales fraguado con dinero del contribuyente francés[6] de cuyo futuro quiere ahora aparentar preocuparse. La cifra que la buena señora ha defraudado a la Hacienda pública francesa ronda los 30 millones de euros, y esto solo en un primer control, tras el que las estimaciones más optimistas apuntan al doble de dinero defraudado.

No se engañen, son solo 16 sobre más de 2 millones de ricos y están encabezados por una estafadora profesional curtida en mil evasiones de impuestos. Para remate, aún no se ha producido noticia tangible alguna, si finalmente pagan, entonces sí, entonces habrá noticia. Pues una cosa es la palabra y otra los hechos. Si no lo creen así hagan memoria y recuerden las palabras de Rosalía Mera, una de las máximas accionistas de Inditex respecto del 15M: “Me siento muy identificada con el 15M, todos deberíamos estar indignados”[7], y ahora recuerden los actos que llevan su firma y que ha destapado el Ministerio de Trabajo de Brasil, país en el que la firma Zara, de Inditex, cuenta con más de una treintena de talleres clandestinos en los que esclaviza a trabajadores[8] de distintas nacionalidades, con salarios de miseria y jornadas maratonianas, motivos más que suficientes para estar indignados. 

Puede que solo sean impresiones mías, pero creo que lo más triste es que esta carta, nos la han intentado colar por todos ‘los medios’ como el fruto de un proceso de concienciación social experimentado por ‘todos’ los millonarios franceses y tras el cuál ‘todos ellos’ han llegado a la conclusión de que deben ser más solidarios con aquellos ciudadanos a costa de los cuáles han obtenido sus riquezas. La realidad es bien distinta, se trata únicamente de 1 de cada 137.500 ricos, están dispuestos a pagar algo ‘razonable’ una única vez y aún no lo han hecho todavía; si finalmente lo hacen o no poco importará ya, el falso mensaje lanzado de que ‘los ricos son solidarios’ ya ha calado en una sociedad enferma que siente debilidad por el famoseo, una sociedad sobrada de necedad y carente de voces críticas con las injusticias sociales.

Notas:
[1] http://www.eleconomista.es/economia...
[2] http://alterglobalizacion.wordpress...
[3] http://periodismohumano.com/economi...
[4] http://tempsreel.nouvelobs.com/actu...
[5] http://www.lefigaro.fr/impots/2010/...
[6] http://www.elmundo.es/elmundo/2011/...
[7] http://www.lavozdegalicia.es/galici...
[8] http://www.tercerainformacion.es/sp...

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/4184