Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Esterilizadas en Perú por el fujimorismo: 20 años de lucha incansable

Miércoles 10 de agosto de 2016. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Fuente: Resumen Latinoamericano

Esterilizadas en Perú por el fujimorismo: 20 años de lucha incansable

Desde hace 20 años empezó su lucha por Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas de esterilización forzada en las alturas de la sierra piurana, a 2500 mts. de altura, junto a más de 300 mujeres que como ella fueron violentadas. Esperanza Huayama Aguirre es natural de la provincia de Huancabamba, tierra de Huaringas y Capullanas, reconocida como la capital internacional del curanderismo. Ella está por Lima para hacer escuchar la voz de sus hermanas ante las autoridades, los medios de comunicación y la ciudadanía.

Sara Cuentas Ramírez

Esperanza, has estado dialogando con varias autoridades estos días…

—Sí, nos ha recibido la Dra. Marisol Pérez Tello, Ministra de Justicia y Derechos Humanos y también el Dr. Gino Costa, Congresista de la República. Para mí ha sido importante que nos reciban, que nos hayan escuchado y que se comprometan a asumir el compromiso que firmé en representación de las mujeres esterilizadas de manera forzada en mayo último, con la Dra. Mercedes Araoz de Peruanos por el Kambio. La Ministra y el Congresista han reafirmado que cumplirán este compromiso y que es el presidente Pedro Pablo kuczynski quien también asume este compromiso. Nos han dicho que harán todo lo que esté en sus manos para apoyarnos, para lograr justicia, verdad y reparación. —Entonces, no fue en vano haber firmado el compromiso con PPK…

—Para nosotras fue muy importante haber firmado en plenas elecciones este documento, porque fue Peruanos por el Kambio el único partido político que nos escuchó y no nos utilizó. Nosotras confiamos porque estaban defendiendo la democracia y los derechos humanos. Cuando firmé el compromiso, en representación de las mujeres que fuimos víctimas de esterilización forzada, lo hice cuando todavía no se sabía quién iba a ganar las elecciones y no tuve miedo de hacerlo, pese a las amenazas que recibí y pese a que había mucha gente que dudaba. Hicimos una propuesta de compromiso y PPK la aceptó y no dudaron. Y ahora estoy contenta porque no me equivoqué.Cada uno de los puntos del compromiso se espera cumplir por el gobierno de PPK.

—¿Qué harán frente al archivamiento de la investigación por parte de la Fiscal Marcelita Gutiérrez?

—Nuestros abogados del Instituto de Defensa Legal han apelado para que no se archive, ahora vamos a esperar y si dicen que no, entonces iremos con nuestros abogados a denunciar a nivel internacional. La Fiscala Marcelita Gutiérrez no se volverá a burlar más de nosotras. En Huancabamba, somos más de 300 mujeres que esperamos justicia, verdad y reparación, y en el resto del Perú miles más. Nosotras en Huancabamba con nuestras aliadas del IAMAMC, que es una organización feminista y nuestra defensora, y con ellas estamos fortaleciendo la AMHBA, con ellas ya venimos trabajando hace más de veinte años y gracias a este trabajo es que podemos estar aquí con nuestra propia voz, representando a las mujeres esterilizadas y siendo lideresas. También tenemos a nuestra defensora de la AMHBA la Sra Obdulia Guevara que siempre nos acompaña, ella es dirigenta de una organización de trabajadoras del hogar aquí en Lima, pero es huancabambina como nosotras, y es también parte de nuestra organización, fue dirigenta de la AMHBA hace años.

—Esperanza, ha sido largo el camino, con muchos obstáculos y sin embargo, estás aquí…

—Sí, hace veinte años que venimos pidiendo justicia, y no nos cansamos, aquí estamos sin temor porque la verdad está con nosotras, y aunque ya son varias veces que nos archivan nuestros casos, vamos a caminar juntas, no nos rendimos, porque estamos organizadas.

—Una de las fortalezas que evidenciamos, Esperanza, es que ustedes se han organizado, tanto en sus propias zonas como a nivel nacional ¿Qué significado tiene para ti la organización de las mujeres que fueron víctimas de la esterilización forzada?

—Es importante estar organizadas, si cada una está sola por el camino viene el miedo, una se pone triste, se desanima. Pero si una está con otras amigas y hermanas, el camino se hace fácil, y nos acompañamos, nos animamos, y tenemos fuerza para seguir. Unidas y organizadas somos más fuertes. En el Perú somos muchas las mujeres que hemos sufrido las esterilizaciones, que fuimos engañadas, forzadas y violaron nuestros derechos y poco a poco nos estamos uniendo. Las hermanas del Cuzco, de Cajamarca, de Piura, de Ayacucho, de Lima que fuimos esterilizadas somos de la asociación nacional de víctimas.

—¿Qué les dirías a las mujeres que aún no están organizadas y que fueron víctimas de la esterilización forzada?

—Les animo para que se unan con nosotras, que unidas podemos hacer fuerza, que aunque estemos lejos que nos unamos a la organización. A veces, creemos que nada se puede hacer, o pensamos que ya es mucho tiempo esperando, o nos meten miedo para que no nos organicemos. A mí me han amenazado y a mis hermanas de Huancabamba también, pero les he dicho que sigamos juntas, que no tengamos miedo, que no estamos solas, que juntas con otras mujeres del Perú vamos a lograr la justicia. Por eso, les digo a todas las mujeres esterilizadas que no se han organizado que vengan, que se comuniquen con nosotras, que separadas no vamos a lograr nada, y unidas podemos lograrlo.

—¿Qué dificultades han encontrado como lideresa?

—A mí me costó mucho llegar a ser dirigenta. Hace más de 20 años no sabía de los derechos de las mujeres, y como en mi familia fuimos muy pobres, no pude estudiar en la escuela, por eso casi no sé leer ni escribir. Por eso tenía miedo, porque pensaba que no podía llegar a ser dirigenta, porque en el pueblo decían, esta china analfabeta no llegará a nada. Pero participé en talleres de derechos, en talleres productivos y junto con nuestras aliadas del Instituto de Apoyo al Movimiento Autónomo de Mujeres Campesinas empezamos a formar la organización de la AMHBA, y así fuimos muchas las que pudimos darnos cuenta que era importante estar organizadas y conocer nuestros derechos. Y allí empecé a asumir varios cargos en la junta directiva de la organización, hasta que, después de veinte años, he llegado a ser presidenta y también vicepresidenta de la organización nacional de víctimas.

—Sabemos que hay organizaciones de derechos humanos y de mujeres feministas en otros países que les han mostrado su sororidad…

—Sí, las mujeres migrantes que son feministas de la Red de Migración, Género y Desarrollo y que están en Europa nos han enviado cartas de apoyo, también otras organizaciones de derechos humanos como CEAR, Red ALDABA; y también periodistas feministas de la Red de Mujeres Periodistas, y también en de la Red Iberoamericana de Mujeres y la Casa Iberoamericana de la Mujer en Barcelona. En setiembre una de nuestras hermanas irá a Brasil a un encuentro mundial de mujeres feministas para compartir nuestra realidad y lograr la solidaridad de las mujeres del mundo. Nosotras no estamos solas, aquí en Perú y en otros países tenemos hermanas que nos apoyan y que nos respetan.

—El 13 de agosto habrá una gran manifestación de mujeres para decir #NiUnaMenos y denunciar las violencias contra las mujeres, ¿estarás presente?

—Sí, participaré en la marcha con otras hermanas, para pronunciarnos por las esterilizaciones forzadas que también son una violencia contra las mujeres y porque no podemos aguantar más tanta violencia, que maten, que hagan daño que nos peguen, nos griten y no se haga justicia. El 13 de agosto saldremos a decir basta de violencias, #NiUnaMenos.

Más noticias relacionadas en Nodo50
Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/5771