Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Cronología mínima de las mentiras sobre Libia

Miércoles 21 de marzo de 2012. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Por Marinella Correggia para Il Manifesto

Para no olvidar el aniversario de la “guerra humanitaria” ONU-OTAN contra Libia el 19 de marzo de 2011. Un mortífero corto circuito entre media, ONU, ONG, gobiernos implicados, todos volcados a ampliar la propaganda de los “rebeldes”. Sobre la ola de las noticias sobre la represión de las protestas del 17 de febrero en Bengasi (sangrientas y brutales pero aumentado pronto al nivel de “genocidio”), en los meses de febrero-marzo 2011 fueron aprobadas dos resoluciones de Naciones Unidas: sanciones, zona de exclusión aérea, Libia expulsada del Consejo de Derechos Humanos, Gadafi deferido al Tribunal Penal Internacional. Y luego una guerra durada ocho meses.

He aquí una cronología mínima de las mentiras más útiles.

El 21 de febrero la televisión qatarí Al Jazeera denuncia: “Aviones de combate y helicópteros bombardean a los manifestantes en algunos barrios de Trípoli”. El mundo se rebela. Ban Ki Moon se declara “ultrajado”. Los satélites militares rusos – y de seguro también los occidentales- no han relevado nada (http://rt.com/news/airstrikes-libya...), grabaciones video y visitas de testigos en los barrios interesados no muestran destrucciones (www.globalresearch.ca/index....). Pero, ¿Qué más da? El 23 de febrero le toca el turno a Al Arabiya, otra televisión petro-monarquica (http://www.ansamed.info/en/libia/ne...) : “La represión en Libia ha ya causado 10 mil muertos y 55 mil heridos”. ¿Las pruebas? Ninguna. ¿La fuente? Un “miembro líbico de la Corte Penal Internacional, Sayed al Shanuka”, desde Paris. Sin embargo el 24 de febrero llega el desmentido: “La Corte desea aclarar que esta persona no es miembro del staff ni puede hablar en nombre de la Corte” (www.icc-cpi.int/NR/exeres/89...). En los mismos días, un «video reportaje del 22 de febrero» de One World enseña las «fosas comunes»: muertos causados por las fuerzas gubernamentales e inhumadas en una playa tras la masacre ordenada por Gadafi. El Telegraph relanza la noticia. Todos la retoman. En Italia sobretodo (http://video.repubblica.it/dossier/...). Sin embargo, ya el día 24 se demuestra (www.mentecritica.net/fosse-c...) que el video había sido grabado en agosto de 2010 en el cementerio Ashat y era una normal operación de renovación del suelo y de desplazamiento de restos, habitual cada10-20 años. No importa. Sublevación general de pacifistas y humanitarios.

El 24 de febrero, 70 «ONG» dirigen a Ban ki Moon, a Obama e a la ministra de Exteriores de la Unión Europea, Ashton, una petición (http://www.unwatch.org/site/apps/nl...). Promovida por Suleiman Bouchuiguir de la Liga Libia por los Derechos Humanos, por la organización USA UN Watch y por el National Endowment for Democracy (NED) que no es una ONG, sino el poderoso organismo estadunidense que con la escusa de la democracia y de los derechos humanos desestabiliza los regímenes incómodos (rol que tuvo también en el golpe anti-Chávez del 2002 en Venezuela). La petición sostiene che el gobierno libio está cometiendo «crímenes contra la vida» e «crímenes contra la humanidad»; pide una acción internacional contra Libia, «usando todas las medidas posibles». La carta es conmovedora. En el mes de julio, Bouchuiguir, entrevistado en Ginebra (http://www.youtube.com/watch?v=g_IU...), admite de no tener pruebas, su fuente era el CNT, al que pertenece.

En marzo se multiplican las denuncias de estupros de masas por orden del régimen practicados por «mercenarios de Gadafi dotados de Viagra». Denuncias desmentidas por el mismo enviado de la ONU Cherif Bassiouni en el mes de junio. Desmentido confirmado ex-post tanto por Amnesty International como por el reciente informe de la Comisión de Investigación de Naciones Unidas (febrero 2012).

El 26 de febrero el Consejo de Seguridad aprueba la resolución 1970. El 3 de marzo, un tal Ali Zeidan, portavoz de la Liga libia ara los Derechos Humanos, lanza desde Paris una nueva alarma: en dos semanas son 6.000 las víctimas de Gadafi y un «genocidio anunciado» si sus «mercenarios» llegasen a Bengasi. El 17 marzo la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU: no-fly zone y “cualquier acción” per «la protección de los civiles».

El 19 de marzo los cazas franceses inician los bombardeos. «Humanitarios», claro.

Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/4541