Nodo50, contrainformación en red. Servidor Alternativo.

Antonio Baños: “Tus padres son anticapitalistas, lo que pasa es que no lo saben”.

Sábado 24 de noviembre de 2012. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Fuente: El Agitador

Una entrevista de Alberto G. Ezquerra

Entrevista a Antonio Baños autor del libro Posteconomia. Hacia un capitalismo feudal. "Ya ha quedado claro que la crisis no es una crisis. Se trata de un auténtico asalto al poder absoluto por parte de las élites del capitalismo global. Unas élites financieras que utilizan el dogmatismo neoliberal de políticos y economistas para llevar a sus máximos históricos la transformación de la humanidad entera en millones de siervos atemorizados y empobrecidos. Es la Nueva Edad Media".

El pasado 5 de octubre Antonio Baños Boncompain presentó en La Pantera Rossa de Zaragoza su libro Posteconomía. Hacia un capitalismo feudal (Los Libros del Lince. 2012) y allí estuvimos los agitadores para hacerle un asalto en toda regla.

Antonio Baños es también autor del libro La Economía no existe. Libelo contra la Econocracia (2009), es periodista, ha colaborado en Público, El Periódico de Cataluña, La Vanguardia y actualmente en los medios digitales eldiario.es y maspublico.org. Fue miembro del consejo de redacción de Ajoblanco, la mítica revista contracultural, en su segunda época (1987 – 1999). Ha entrevistado a famosos escritores como Arturo Pérez Reverte, Maruja Torres y cubierto varias campañas electorales. Comparte editorial con el apocalíptico Santiago Niño Becerra, a quien presentó su libro y encima ejerce de rockero al frente de Los Carradine. Tuvo el morro de parodiar a Leopoldo Abadía en Muchachada Nui y meses después entrevistarle.

Conocí la existencia de Antonio Baños por sus colaboraciones en Público. Sus columnas me parecieron de las más divertidas, irreverentes a la vez que cañeras. Compartía los mismos referentes culturales que yo. Igual hablaba de Durruti que de Bob Esponja, o citaba a los situacionistas, Zizek o los Dead Kennedys. Por primera vez en un medio escrito de masas encontraba columnistas al margen de la Cultura de la Transición y los aburridos santones del progreprisismo con los que nos aburre EL PAIS (de la carcundia reaccionaria y sus opinadores mejor no hablar). Junto con Isaac Rosa, Rafael Reig, Antonio Orejudo y el fallecido Javier Ortiz; Antonio Baños formaba una delantera opinadora que ríase usted de los cinco magníficos.

Pese a estar muy al día e informado, Antonio Baños no está en la redes sociales, no tiene perfil en Facebook, ni cuenta en Twitter. Lo más lejos que llegó fue a abrir una cuenta en myspace para publicitar con música de su grupo los Carradine su primer libro “La Economía no existe”.

Muchas gracias por atender a EL AGITADOR ¿Quién es Antonio Baños?

Un cuarentón de Nou Barris (Barcelona), periodista de oficio y adherido a la precariedad. Se me puede acusar de todo excepto de haber tenido éxito. Cuando estoy en el paro aprovecho para escribir libros.

En tu primer libro “La Economía no existe” arremetías contra una religión que bautizabas como “econocracia” y la refutabas en su totalidad.

Detrás de esa ciencia tan seria a la que llamamos Economía se esconde la falsedad y la mentira. La “Econocracia” maquilla, falsea y manipula datos y cifras sin el más mínimo recato. Los economistas son una nueva casta, una autoridad teocrática cuyo pensamiento parece divino. La “ciencia económica” debería tener la obligación de parecer científica, pero no tiene nada de científica. Un señor puede decir que mañana saldremos de la madre de todas las crisis, otro señor decir que esa crisis todavía no ha empezado y un tercer señor (o señora) indicar que, de hecho, ya no estamos en crisis. Y entre ellos, además, estar de acuerdo en una serie de palabros esenciales como “responsabilidad fiscal” o “desarrollo sostenible”. La economía ha dejado ser ciencia para convertirse en una religión con sus dogmas, rituales, sacerdotes, ritos, iglesias, etc. Priman el dogma por encima de la espiritualidad o la duda. Estamos en un proceso parecido al paso de la patrística a la escolástica, cuando los pensadores cristianos dejaron de preguntarse qué era lo bueno y pasaron a ordenar a los demás que hicieran lo que ellos consideraban bueno.

En “Posteconomía. Hacia un capitalismo feudal” dejas clara tu opinión sobre la crisis y afirmas que vamos hacia una Nueva Edad Media.

La crisis no es lo que nos cuentan, no es un accidente meteorológico. Es un asalto al poder por parte de las élites del capitalismo global que utilizan el dogmatismo neoliberal de políticos y economistas para llevar a cabo una transformación social y convertir a la humanidad en millones de siervos atemorizados y empobrecidos. La crisis es el arma del capitalismo para conducir al mundo hacia una Nueva Edad Media. En su inmensa mayoría, los seres humanos se van convirtiendo en siervos de la deuda y anticapitalistas a la fuerza. Mientras, los economistas abandonan su idea de ser científicos para convertirse en sacerdotes de los poderosos. Las grandes megacorporaciones, privadas, globales, vigilan, controlan y sancionan a sus propios creyentes.

“Vivimos en una revolución de ricos contra pobres”

Una de las tesis de tu libro es que ha desaparecido la sociedad de consumo.

La sociedad de consumo ya no da más de sí. Es imposible fabricar cosas para todos por el exceso de población y la limitación de materias primas. Ahora el capitalismo nos mantiene en la precariedad y el subconsumo y nos aliena con las redes sociales. El consumo ya no es el centro, es más barato tener a la gente endeudada que producir y producir. Pensamos que la deuda es dinero pero es una grave equivocación. La deuda es tiempo, no debes una semana o años de tu salario, sino todo ese tiempo de tu vida. Es una muy sutil forma de esclavitud.

¿Hay una Conspiración de las élites?

Una Conspiración propiamente dicha, centralizada en una mesa cuadrada quizás no. Pero sí hay una coincidencia de intereses por parte de élites y multinacionales que actúan como oligopolios. Sus armas son la deuda y la utilización de un dinero flotante e inexistente que no tiene que ver con la realidad ni con el sistema productivo. El PIB global del planeta son 60 billones de $ pero hay 707 $ billones de capital circulante, hay diez veces más dinero que cosas que se pueden comprar. La globalización ha facilitado la creación de un oligopolio global y la nueva casta señorial utiliza la puerta giratoria donde los señores neofeudales pasan de lo privado a lo público confundiéndose lo que es el Estado público y lo que es la empresa privada.

¿Cómo son los nuevos ricos?

Los nuevos magnates no son burgueses en el sentido clásico. No acumulan capital, han perdido la moral calvinista. Practican el orgullo de clase y el impúdico exhibicionismo y ostentación de su riqueza. Son cosmopolitas y ciudadanos del mundo en el peor sentido de la palabra, del mundo global capitalista, no tienen ninguna conexión ni vinculación con su territorio. Los nuevos millonarios cambian no solo de residencia sino de nacionalidad por pagar menos impuestos. Me jode añorar a la antigua burguesía, pero estos al menos tenían vinculación con el territorio y repartían algunas migajas entre los de abajo aunque solo fuera por mantener el pellejo a salvo.

¿Cuál es el origen de la economía y del trabajo?

La economía se basa en el hambre y es lo que explica muchos de los procesos sociales que siguen vivos hoy en día. Durante buena parte de la Edad Media se entendía que hubiese ricos y poderosos, como había pobres y lisiados. Era el orden divino. La teología parecía respetar a los primeros y alabar a los segundos acercándolos a los cielos. Con el tiempo la imagen del pobre sumiso, bendecido y sentado a la puerta de la parroquia fue reemplazada por la del superviviente que va de un lado a otro, incontrolable, y que ha descubierto el valor de sus brazos. Así nace la pobreza como «problema». Como un problema de orden público. Si los pobres se mueven libremente, pueden reunirse, crear revueltas, presionar a los señores. Al igual que ocurre hoy con las pateras que nos llegan de África, la preocupación de los señores no era la pobreza, sino la «movilidad del pobre». La pobreza cambia su estatus. El cada vez más fuerte Estado debe hacerse cargo de que la gente estuviese en su sitio. Y la mejor manera de conseguirlo fue mediante otra magnífica invención: el empleo asalariado. Nacen dos conceptos básicos: la responsabilidad social del pobre y la obligatoriedad del trabajo.

La pobreza se convierte en un asunto tratado en libros y debates entre intelectuales…

Luis Vives, el célebre humanista valenciano, publicó con increíble éxito su Tratado del socorro de los pobres. En él se plantea la creación de unas «casa de Caridad» donde acoger (fijar, inmovilizar, controlar) a esa población cuyos pies traen tantos problemas. Joseph Townsend, un grandísimo hijo de puta y clérigo del siglo XVIII (aconsejó en su Dissertation on the Poor Laws: «El hambre domesticará a los animales más feroces, enseñará a los más perversos la decencia y la civilidad, la obediencia y la sujeción. En general, únicamente el hambre puede espolear y aguijonear a los pobres y obligarlos a trabajar».

En tus libros hablas de lucha de clases a la inversa, afirmas la existencia de una Revolución ricos contra pobres.

Hoy el patrimonio simbólico y semántico de la Revolución pertenece en exclusiva a las agencias publicitarias. El proceso revolucionario neofeudal actúa en todos los frentes: creación de un lenguaje y un imaginario, toma del poder y modificaciones legislativas. Está claramente demostrado por la historia, los ricos tienen conciencia de clase y están haciendo su revolución. Desde finales de los 70 con el neoliberalismo como dogma existe una guerra de clases de ricos contra pobres. Al contrario de lo que predijo Marx no son los oprimidos los que se levantan, sino los ricos los que quieren acumular más ganancias.El Capitalismo desde sus inicios supone la revolución de los ricos contra los pobres. Se utiliza el hambre como un medio más sofisticado, más eficaz que los latigazos o las amputaciones, para tener bajo control a la levantisca población.

¿Cuáles son las similitudes entre la “Nueva Edad Media” y la Edad Media?

Antes había guerreros, oratores y pueblo, ahora los guerreros son los ejecutivos, brokers, directivos de grandes empresas, los oratores son los economistas, los think tanks, el pensamiento académico y los intelectuales orgánicos. Antes las ciudades facilitaban los tránsitos al peregrino y expulsaban a los mendigos, ahora se facilitan los tránsitos a los turistas y se trata de impedírselo al inmigrante pobre. El capitalismo pasa a ser feudal, se pierde el concepto de Estado-Nación de la sociedad contemporánea. El Estado pierde todo el poder frente a grandes corporaciones y grandes empresas. La clase media va desapareciendo. No vamos a ir en burros y harapos, tendremos smartphones última generación pero no podremos pagarnos las radiografías en una sanidad privatizada.

“El capitalismo es como el calimocho, con la edad resulta insoportable”

¿Hubo teóricos insurgentes en la Primera Edad Media?

Mucho antes que Kropotkin hablará del apoyo mutuo. Guiber de Nogent en el s.XII hablo de autogestión en comunas y del juramento de apoyo mutuo, gracias a lo cual se liberaban de toda servidumbre.

¿Está agotado el Capitalismo?

El capitalismo no es que sea injusto es que es cansino y agotador. Es como el calimocho, a partir de cierta edad se hace insoportable. Siempre exigiendo más a sus súbditos. Más producción, más beneficios, más novedades, más fidelidad…

¿Qué opinas de la teoría del decrecimiento?

Para mí todo lo que diga Carlos Taibo va a Misa (risas…) laica pero misa, creo que fuera de la monserga publicitaria y del ruido tóxico de las redes sociales es posible una praxis antisistémica donde conceptos como proximidad, regalo, intercambio o reciclaje vuelvan a cargarse de sentido político. Ante un poder esencialmente vertical no hay nada mejor que una organización horizontal. Habrá que andar con ojo porque el capitalismo ha sabido cooptar cualquier empuje contrario, desde la contracultura al ecologismo.

¿Qué me dices de los hoy tan de moda “emprendedores”?

Bonita palabra mágica para describir a personas tocadas con un don divino capaces de generar empleo y riqueza. Viene de la cruzada en convertirnos a todos en seres motivados, dinámicos, participativos y colaboracionistas. Con su rollito neoliberal de pensamiento positivo tratan de estigmatizar la negación y la resistencia.

Ves la larga mano del neoliberalismo hasta en Bob Esponja.

Bob Esponja es un trabajador indefenso de una empresa de comida rápida que vive feliz en una precarización brutal (gana menos de 20 centavos) Esponja no tiene estudios, no asciende en el trabajo, no disfruta de ningún derecho sindical y trabaja para un empresario (Señor Cangrejo) brutal y rácano. Su mejor amigo es un ni-ni perfecto tonto como un zapato mientras que su compañero de trabajo es Calamardo, el único personaje con inquietudes culturales. Por ello es un infeliz y un amargado. Como dice el Eclesiastés: “En la mucha sabiduría hay mucha frustración”. Nuestros hijos nos agradecerán toda la vida que les eduquemos en los valores de Bob Esponja, los valores del futuro. Y por si fuese poco, nuestro héroe vive bajo el mar, circunstancia que avanza el paisaje post cambio climático. A los cuarentones ya nos advirtieron con juguetes de lo que nos esperaba. Los Madelman fueron un ejemplo de precariedad laboral pues igual curraban de astronauta que de tornero y Mortadelo y Filemón, una pareja de inútiles emocionales que comparten piso, trabajan de funcionarios de bajo nivel y su competitividad nefasta justifica un mobbing perpetuo. El fin del bienestar.

¿Que opinas de la ahora llamada Cultura de la Transición y de su paladines?

En el periodismo hay un tapón generacional, unas firmas que llevan allí décadas y décadas que solo autorecrean su propio ego y hablan de un país imaginario que ya no existe desde hace tiempo, viven en otro mundo completamente al margen de la realidad.

¿Qué opinas de movimientos como el 15-M?

Yo creo que cargan más sobre la “casta política” cuya existencia es discutible que sobre la “casta económica” que es la base del actual sistema. Consignas como los “privilegios” de los políticos o no nos representan me suenan criptofascistas. Nunca pueden faltar representantes. Si abogamos por la democracia directa necesitamos cuantos más representantes y portavoces. El reducir políticos solo servirá para mantener la estructura bipartidista eliminando a opciones más minoritarias. Yo me identifico más con la clásica tradición libertaria, para eso soy de Nou Barris.

¿Qué les has hecho a Maruja Torres que ha recomendado recientemente tu libro hasta dos veces en su página de EL PAIS SEMANAL?

Es una tía muy maja, le entrevisté y ella misma se interesó por mis libros, por lo que se ve le debieron de gustar.

En tu biografía destacas que entrevistaste a Arturo Perez Reverte ¿Cómo fue la aventura?

Fue ya hace muchos años, un encargo para Ajoblanco, me enseñó su casa, me invitó a comer. Es un castellano viejo y un hombre aguerrido y de honor, tal y como se autoparodia una y otra vez. Es así.

Cuéntanos algo del cierre de Público donde tú eras columnista.

Fue un proyecto interesante, aún con esta crisis podía haber seguido hacia delante. Su responsable Jaume Roures decidió el cierre cuando Carme Chacón perdió las primarias del PSOE frente a Rubalcaba, entonces dejó de interesarle el proyecto. De sus cenizas han surgido dos proyectos interesantes maspublico.com (una cooperativa de extrabajadores que intentó hacerse con la cabecera de Público impidiéndolo Roures con oscuras maniobras) y eldiario.es de la mano del primer directo Ignacio Escolar y algunos de sus colaboradores. Yo colaboro esporádicamente en ambos proyectos.

Cuéntanos tu aventura con Leopoldo Abadía.

Fui a su casa a entrevistarle. La decoración parecía de “Cuéntame”, llena de fotos con el Rey y con Aznar, en mitad de la entrevista uno de sus hijos cayó en la cuenta que yo era quien había parodiado a su padre en Celebrities de Muchachada Nui y no le hizo mucha gracia.

Dinos algo sobre Santiago Niño Becerra.

A Niño ni tocarlo!! Publica en la misma editorial que yo y gracias a sus ventas pudimos editar mi libro. Forma parte del Econopop. Es decir el economista como figura del pop mediático que combina una narrativa popular de los acontecimientos con una pizca de Colombo, otra de tarotista y un poco de Stephen King. Después de tanto leerlo aún no sé cual es su pensamiento… eso debe ser bueno.

¿No crees que La 2 está sobrevalorada, va de referente intelectual pero siempre pone los mismos documentales sobre mapaches y repone películas soporíferas una y otra vez?

Es posible pero mi padre sigue viendo sin desmayo los documentales de siempre. Yo ya solo le acompaño si son de insectos. La verdad es que hace más de un año que no tengo tele y veo documentales sobre illuminatis y conspiraciones en you tube con auténtica pasión. También me he enganchado a las películas históricas de los países del Este de los 70. No entiendo nada pero te provocan unas siestas cojonudas.

¿Qué papel juegan personajes de los Reality Shows en la Post-Economia?

Importante. Buena parte del ninismo nacional se refleja en los personajes de los Realitys. Lo que siempre me ha fascinado más es como, para el realitero, lo peor que puedes ser es un estratega, y lo mejor, un tío que va de frente, como los toros. Es una exaltación de la hidalguía idiota frente a la inteligencia planificadora que nos retrata a base de bien.

“A Salvador Sostres le hice una promesa. Que si había otra guerra civil yo le ayudaría a huir de los nuestros antes de que le dieran un paseo. Y la pienso cumplir”

Opiniones sobre:

- Belen Esteban. Ufffff. Yo estoy muy intrigado con Fran, su marido. El machote español, camarero y currito, mantenido y sumergido en el ácido mádrileño de las celebri-caspities. Es fascinante.

- Rafa Mora. Poca gente puede representar un conjunto tan detestable de características antropoides. Le niego la posibilidad de cualquier ironía indulgente. Estos tíos son los que acaban dirigiendo Amanecer Dorado. Y punto. Leña a los Rafamoras pero a saco.

- Jorge Javier Vázquez. Me pasa un poco lo mismo que con Boris Izaguirre ( aunque él tenga mucho más nivel) Es un tipo de talento, con muy buena prosa ( cuando escribía en El Mundo lo hacía bien) pero que, lógicamente, solo puede destacar haciendo basura porque es el género nacional. Me da una infinita tristeza, tan mofletudo y con la ropa tan estrecha. Con su sueldazo y su nueva novela editada por Planeta…

- Mario Vaquerizo. Cuando yo estaba en Ajoblanco, el tipo me llamaba constantemente para ofrecer artículos bastantes disparatados… y ahora mira. Me parece un personaje paletísimo que va vestido de las New York Dolls (40 años después!!!!!) y aun pretende ser provocador. Madre de dios! Es una mezcla contemporánea de Paco Martínez Soria con Miguel Rios: bobalicón, inofensivo y demodé.

- Albert Boadella. Un tipo sin el más mínimo sentido del humor. Sobre todo cuando alguien se ríe de él. Sé, por propia experiencia, lo vengativo que puede ser con quienes osan bromear sobre él. Quiere ser el Bertolt Brecht de Intereconomía pero dudo que nadie conozca ninguna de sus obras. Fue muchísimos años militante del PSC a la espera de que el gobierno de Maragall lo instalase en una poltrona. Como no fue así, se vio obligado a “exiliarse” para instalarse en la poltrona de Espe. Qué tío más underground y contracultural!!!!

- Salvador Sostres. Ojo con Sostres!! Le hice una promesa. Que si había otra guerra civil yo le ayudaría a huir de los nuestros antes de que le dieran un paseo. Y la pienso cumplir. Hace mucho tiempo, trabajamos juntos y yo le hacía mucha gracia porque venía de un barrio pobre. Incluso propuso que hiciésemos dos secciones en paralelo. Él una de alta gastronomía y yo de comida basura y luego él se iría con putas caras y yo explicaría mi experiencia con putas de la calle. Me convidaba a comer a restaurantes con estrella michelín…Escribe lo que escribe porque quiere que le quieran. Se crió solo con una abuela dominante y con el exabrupto busca que sus jefes le rían y le quieran… Es inofensivo aunque no lo parezca. Lo que no recuerdo es si quedamos que él me salvaría de los fachas si vienen a por mí…tengo mis dudas.

- Pilar Rahola. Basura. Basura sionista. Basura rellena de ignorancia y pomposidad. Basura. Ser catalán es un infierno por tener que soportar a un ser como este hasta en la sopa. Basura.

¿Eres un antisistema?

Por su puesto. Ser antisistema en un mundo de fanáticos se convierte en una postura ponderada, razonable, adulta y decente con este planeta y la felicidad de quien lo puebla. Soy antisistema y a la vez reaccionario contra la revolución de los ricos. Como reaccionarios eran los ludditas y los pueblos indígenas que defienden modos de vida ajenos a la falacia del progreso.

¿Hay Alternativas?, ¿qué hacer?

Contra la revolución de los ricos solo queda la resistencia y la organización. La solución es el anticapitalismo. Anticapitalistas son tus padres aunque no lo sepan, son los que vienen de la tradición socialdemócrata, incluso la liberal. Anticapitalista es cualquier persona de orden y de bien que se ha dado cuenta de que esto ya no es el viejo sistema capitalista de “rostro humano” que hemos conocido sino Nuevo Feudalismo. Cualquier familia que quiera ser feliz a la vieja manera pequeñoburguesa, con el viejo anhelo de criar hijos y hacerse personas de provecho, cualquier persona que sueñe con una vida honrada y moderadamente prospera, que quiera conservar sus propiedades sin arrasar a las vecinas, es de hecho anticapitalista aunque no lo sepa. Las cuatro D: Desertar, Desobedecer, Disolver y Descansar.

Para finalizar recomiéndanos un libro, un disco y una película.

Un libro “Derecho a la Pereza” de Paul Lafargue, un disco, cualquiera de Billy Bragg y una película “La Vida de Brian” el mejor cine político hecho en la historia.

Antonio Baños interpreta a Leopoldo Abadía en Muchachada Nui

Los Carradine. "La clase obrera".

Portafolio

Descargar
Doc: JPEG
Peso: 96.4 KB
Res: 800x533 px
Descargar
Doc: JPEG
Peso: 84.9 KB
Res: 400x611 px

Más noticias relacionadas en Nodo50
Versión PDF: Descargar artículo en PDF | Enlace permanente: info.nodo50.org/4862